fbpx
Saltar al contenido

Cae coalición Bennett-Lapid e Israel va a nuevas elecciones

Bennett-Lapid, El American

Available: English

[Read in English]

El premier Naftalí Bennett y el canciller Yair Lapid dieron una conferencia de prensa conjunta este lunes y explicaron los motivos para disolver la coalición oficial y convocar a quintos comicios en cuatro años.

“Ciudadanos israelíes: es un momento difícil, pero tomamos la decisión correcta para el Estado de Israel”, dijo Bennett en su exposición, en referencia a la disolución del parlamento. La crisis política se desató en abril cuando Idit Silman, legisladora del partido Yemina —presidido por Bennett— renunció a la coalición y dejó al gobierno sin mayoría parlamentaria. En las últimas semanas, otros dos diputados dejaron de votar junto al gobierno y lo debilitaron todavía más al gobierno.

El primer ministro explicó que el detonante para decidir la disolución del gobierno fue el vencimiento de la legislación provisoria que rige en las poblaciones judías de Judea y Samaria (Cisjordania). La misma vence el 30 de junio y su prórroga fue negada por la oposición con el objetivo de atacar al gobierno. “El viernes pasado mantuve conversaciones con funcionarios de seguridad y me di cuenta de que dentro de diez días el Estado de Israel iba a quedar paralizado”, afirmó Bennett, en referencia al marco legal que iba a dejar de regir para 500,000 ciudadanos israelíes que viven en la zona disputada con los árabes palestinos. A diferencia de la oposición —explicó— que convirtió al Estado en una herramienta de juego político, no acepto dañar la seguridad nacional.

Bennett señaló que en un año se recuperaron valores de justicia y se comprobó que es posible trabajar dejando diferencias de lado, refiriéndose a la coalición formada por partidos de derecha, centro, izquierda y por primera vez un partido árabe

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Por último, Bennett, líder del partido nacionalista Yemina, prometió una transición ordenada a su aliado de coalición Yair Lapid, presidente del centrista Yesh Atid. 

Lapid, por su parte, definió a Bennett como un “socio”, y destacó su creatividad y valentía como líder israelí. Le agradeció por el grado de responsabilidad que revela anteponer al país por encima del interés personal. El canciller agregó: “Nuestra amistad superó esta prueba, hubo obstáculos, pero siempre pudimos superarlos con éxito”.

En referencia a los meses que le esperan como primer ministro de transición, Lapid dijo que “aunque vayamos a las urnas, nuestros desafíos como país no pueden esperar” y enumeró algunos de estos temas: “Necesitamos ocuparnos del costo de vida, de conducir la lucha contra Irán, Hamás y Hezbollah, y enfrentarnos a las fuerzas que amenazan convertir a Israel en un estado antidemocrático”.

La rotación en el cargo de primer ministro entrará en vigor en los próximos días, una vez que la Knesset (Parlamento) vote la caída del gobierno, como establece el acuerdo de coalición firmado entre ambos. La jornada de elecciones en Israel, la quinta en cuatro años, en principio cuenta con dos fechas posibles de realización: el 25 de octubre o el 1.º de noviembre.

Yair nació en 1963 en una familia destacada. Es hijo de Shulamit, una reconocida escritora, y Tommy Lapid, periodista, sobreviviente del Holocausto, ministro de Justicia y líder del partido laico Shinui. Antes de volcarse a la política, el camino de Yair incluyó el periodismo, la música y la actuación. Además, es cinturón negro de karate… hecho que le vendrá bien dada la dureza de las discusiones políticas. 

El punto de quiebre fue en 2008 cuando Lapid pasó a conducir “Ulpan Shishi”, un programa semanal de Canal 2 en el que abordó contenidos muy serios. En 2012 anunció su pase a la política y la fundación del partido Yesh Atid (Hay Futuro).

En los últimos comicios, marzo de 2021, logró 17 bancas, siendo el segundo partido después del Likud. Bibi Netanyahu fracasó en formar gobierno y el mandato cayó en manos de Yair Lapid. Forjó una coalición de 61 parlamentarios con ocho grupos de diferentes ideas políticas y un partido árabe. Se acordó un gobierno de rotación con Naftalí Bennett. 

Luego de un año como ministro de Relaciones Exteriores, este lunes anunció la disolución del gobierno. De modo interino, Lapid se convertirá en el 14.º primer ministro de Israel, hasta que asuma un nuevo Ejecutivo. Dada la fragmentación política, el resultado de la próxima elección es imprevisible.

Total
1
Share