fbpx
campos de exterminio ucranianos, El American

Los campos de exterminio ucranianos y la fórmula Radbruch

Las masacres espantosas que Rusia está cometiendo y de las que el mundo es testigo, deberían bastar para mover enérgicamente a Occidente y poner en manos de las Fuerzas Armadas ucranianas potentes armas ofensivas

[Read in English]

Las tropas rusas en retirada están dejando tras de sí un rastro de atrocidades. Esto era de esperar. La vida, para el régimen de Putin y el país que controla, importa poco. La Unión Soviética y la Rusia posterior a la URSS tienen una historia convincente de hacer la guerra como bárbaros salvajes.

Los territorios liberados de Ucrania están mostrando al mundo que los rusos han continuado con el patrón incivilizado de guerra que les ha caracterizado durante los últimos 105 años. Los campos de exterminio ucranianos descubiertos en Bucha, Irpin, Motyzhyn, Staryi Bykiv, Zabuchchya, Vorzel, Malaya Rohan, Trostyanets y Mariupol plantean un renovado desafío internacional para recurrir a la Fórmula Radbruch contra Rusia en el Tribunal Penal Internacional.

Campos de exterminio ucranianos

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, calificó los horribles avistamientos como “la punta del iceberg”. Los testimonios, lamentablemente, abundan. Solo el domingo se descubrieron 421 víctimas civiles. Anatoly Fedoruk, alcalde de Bucha, una ciudad de las afueras de Kiev que estaba bajo ocupación rusa, dijo que se habían desenterrado más de doscientos ochenta cadáveres de fosas comunes.

Las fotografías de civiles muertos con las manos atadas a la espalda y los disparos en la cabeza a corta distancia, ofrecen claros indicios de asesinatos sádicos de tipo ejecución. Los cadáveres desnudos de las mujeres revelan sesiones de violaciones masivas. Las imágenes de satélite no dejan lugar a dudas de que los crímenes bestiales fueron cometidos por el Ejército ruso. 

Al visitar Bucha el lunes, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski se mostró visiblemente conmovido por el horror que estaba presenciando. Enfáticamente, condenó el hecho como un acto de “genocidio” y la ejecución de “crímenes de guerra”. El líder churchilliano no estaba solo en esta posición. La opinión de Estados Unidos, expresada por el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, coincide con las autoridades ucranianas, que destacan que esto “muestra más pruebas de crímenes de guerra” contra los civiles. La indignación internacional está dejando poco espacio para reacciones tímidas.

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En una tumba improvisada en una zona de madera a las afueras de Motyzhyn, una ciudad situada a 28 millas (unos 45 kilómetros) al oeste de Kyiv, las autoridades descubrieron los cuerpos torturados de Olha Sukhenko, su marido Ihor Sukhenko y su hijo de 25 años, Oleksandr. “Torturaron y asesinaron a toda la familia del jefe de la aldea”, dijo Anton Herashchenko, exviceministro del Ministerio del Interior de Ucrania.

Además de los civiles y los oficiales electos, los prisioneros de guerra ucranianos ofrecen más pruebas de los crímenes de guerra. El 4 de abril, la defensora del pueblo ucraniano para los derechos humanos, Lyudmyla Denisova, confirmó que los prisioneros intercambiados en un reciente intercambio presentaban “signos de extremidades congeladas”. Los prisioneros de guerra ucranianos, relató Denisova, fueron encarcelados en sótanos sin calefacción, se les negó la comida y se les mantuvo sin ropa adecuada. Rusia está violando de forma implacable las Convenciones de Ginebra de 1949.  

La Dirección Principal de Inteligencia de la Defensa de Ucrania ha hecho pública una lista con los nombres de los soldados rusos que operaron en la localidad de Bucha durante su ocupación. Los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad cometidos recaen sobre esos soldados, no solamente sobre el régimen de Putin. Los autores individuales tienen responsabilidad. La patética excusa de “solo cumplir órdenes” no servirá. Este asunto quedó zanjado en 1946, gracias al trabajo de un jurista alemán, Gustav Radbruch, cuyo ensayo “Statutory Lawlessness and Suprastatutory Law“, trazó el camino que siguieron los jueces en los juicios de Núremberg.



Se denominó “Fórmula Radbruch”. Cuando el régimen nazi se derrumbó, las fuerzas liberadoras desvelaron los horrores del nacionalsocialismo. Resultó que toda una estructura legal validaba las atrocidades. Fieles a la disciplina militar, los comandantes alemanes insistieron en que solamente “cumplían órdenes”. La Fórmula Radbruch establecía que si un acto era de naturaleza tan bárbara, cualquier ley que autorizara su ejecución quedaba invalidada. La responsabilidad penal no podía recaer únicamente en una persona, en este caso, Adolf Hitler. No se podía eludir la culpabilidad individual.     

El presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, publicó en 1863 la primera codificación moderna sobre la conducta militar durante una guerra. Las “Órdenes Generales n.º 100” (Código Lieber), con sus 157 disposiciones, establecieron la base legal para un comportamiento civilizado en la conducción de la guerra. El respeto a la vida de los civiles, la compostura caballerosa de los combatientes y el tratamiento normalizado de los prisioneros de guerra son algunas de las normas que la codificación de la conducta bélica de Lincoln pretendía instituir.

Las fuerzas invasoras rusas están demostrando que no son más que una banda de hordas espantosas. La fábula histórica fabricada por Putin prescribe nada menos que un genocidio para acabar con Ucrania y los ucranianos. Las masacres espantosas que Rusia está cometiendo y de las que el mundo es testigo, deberían bastar para mover enérgicamente a Occidente y poner en manos de las Fuerzas Armadas ucranianas potentes armas ofensivas. El mundo libre nunca podrá decir que no lo sabía o que no lo vio.

Previous Article
Musk, El American

Elon Musk habló con The Babylon Bee sobre su suspensión antes de volverse accionista mayoritario de Twitter

Next Article
La consulta de AMLO es una trampa. Imagen: EFE/Isaac Esquivel

La consulta de AMLO es una trampa para México

Related Posts
Total
85
Share