fbpx
Joe Biden, cumbre G7, El American

La caricaturesca gira de Joe Biden por la cumbre del G7

Es preocupante que el presidente de la primera potencia del mundo luzca débil, incoherente y desubicado

[Read in English]

La cumbre del G7 era el evento internacional geopolítico donde el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, debía erigirse como líder del mundo libre. O al menos eso era lo que estaba en los papeles, porque la realidad fue totalmente opuesta.

Desubicado, incoherente y en algunas posturas hasta débil; así lució el presidente Biden en muchos momentos de la cumbre. Si la idea era que impresionara y resaltara ante los líderes mundiales, pues no salió como se esperaba.

El viaje ya arrancaba mal desde el inicio, no por algo que hiciera Joe Biden precisamente, sino por un pequeño error cometido por la primera dama, Jill Biden, en su cuenta en Twitter.

«Prepping for the G7», tuiteó la primera dama el 9 de junio, un texto que fue acompañado con una imagen donde se ve a Jill Biden leyendo atentamente unos documentos.

Parece insignificante, pero los críticos no dejaron pasar la ocasión para hacer una pregunta: ¿por qué se prepara usted y no el presidente?

«¿Qué pasa con Joe?», preguntó la periodista Trish Regan.

La primera dama manifestó estar preparándose para la cumbre del G7.

«¿Dónde está Joe?», también consultó el representante David Cawthorn (R-NC).

Sin embargo, el pequeño desliz de Jill Biden fue algo irrelevante si se considera lo que pasó durante la cumbre del G7, donde hubo muchos momentos incómodos no solo para el presidente Biden, sino también para todos los americanos que esperaban con ansias una representación digna ante el mundo.

Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido, estaba presentando a todos los líderes del G7 y de los países invitados a la cumbre durante una mesa redonda en Cornualles, Inglaterra, el sábado 12 de junio.

Los líderes invitados fueron el primer ministro indio Narendra Modi, al presidente sudafricano Cyril Ramaphosa, y el presidente surcoreano Moon Jae-in. Todos presentados debidamente por Johnson.

Joe Biden, cumbre del G7, El American, Emmanuel Alejandro Rondón
Joe Biden llegando a Reino Unido para participar en la cumbre del G7. (EFE)

Sin embargo, Biden interrumpió a Johnson diciendo «Y el presidente de Sudáfrica», mientras señalaba al otro lado de la mesa donde estaba Ramaphosa.

Johnson, un poco sorprendido, soltó un airoso comentario: «Y, y, y el presidente de Sudáfrica… como dije al principio».

Biden, desubicado, replicó con un «¿Oh, lo hizo?».

«Lo hice… ciertamente lo hice», culminó Johnson provocando la burlona carcajada de todos los presentes por el error del mandatario.

Momento incómodo para Joe Biden en una mesa redonda con los líderes mundiales durante la cumbre del G7.

Entre risas, lapsus y posiciones incomodas, así fue la cumbre del G7 para Biden

Desafortunadamente para Estados Unidos, las risas de los líderes mundiales no fue la peor escena que protagonizó Joe Biden durante la cumbre del G7.

Según la primera dama, Jill Biden, el mandatario se preparó durante semanas para la cumbre porque la política internacional es su principal especialidad; pero en una conferencia de prensa Joe se equivocó reiteradamente confundiendo a Siria con Libia, generando un montón de críticas en su contra y cuestionamientos a su salud mental.

«Así que, hay muchas cosas en las que podemos colaborar con Rusia. Por ejemplo, en Libia, deberíamos abrir los pasos para poder pasar y proporcionar —proporcionar asistencia alimentaria y económica— quiero decir, asistencia vital a una población que está en verdaderos problemas», fue la confusa frase inicial de Biden.

«Y, por ejemplo, la reconstrucción de… de Siria, de Libia, de ya sabes… están allí. Y mientras estén allí sin la capacidad de poner un poco de orden en la… en la región, y no se puede hacer eso muy bien sin proveer las necesidades económicas básicas de la gente».

Durante una conferencia de prensa, perteneciente a la cumbra del G7, el presidente Biden confundió a Libia con Siria hasta en tres ocasiones.

Además de confundir los países, lo más preocupante fue el nivel de lucidez argumentativa durante la conferencia de prensa, pues al presidente se lo observó dubitativo, lento e irresoluto en algunas ocasiones.

En otra ocasión, una reportera le consultó a Biden: «¿Cómo van sus reuniones en Cornualles, señor presidente?». El mandatario, primero dudando un par de segundos, tan solo respondió con un «muy bien» y alzando el puño. Enseguida, la primera dama saltó para sacar al presidente del apuro gritándole «¡Vamos Joe!».

De nuevo, las risas volvieron a estallar por la insólita escena protagonizada por Biden.

Más allá de que algunas escenas puedan resultar hasta chistosas, es preocupante que el presidente de la primera potencia del mundo luzca débil, incoherente y desubicado, sobre todo teniendo en cuenta que este 16 de junio se llevará adelante la reunión con su homologo ruso, Vladimir Putin.

Para el presidente de los Estados Unidos, luego de su performance en el G7, es vital tener una reunión sobresaliente con Putin, pues no hay que olvidar que ambos mandatarios vienen teniendo encontronazos públicos en estos últimos meses. A estas alturas, dar una imagen positiva para Biden es prácticamente una imperiosa necesidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Kitty Monterrey, El American, Emmanuel Alejandro Rondón

«Aquí nadie está a salvo de Ortega»: Kitty Monterrey, política de Nicaragua

Next Article
Republicanos Donald Trump - El American - Venezolanos, Partido Demócrata pide censura de sus oponentes políticos

Trump irá a la frontera con el gobernador de Texas para apoyar a funcionarios de ICE

Related Posts
Total
22
Share