fbpx

La carrera para una píldora contra el COVID-19

Merck, Pfizer y ahora Shionogi en la carrera para desarrollar fármaco oral contra COVID-19

Japón vuelve a ser noticia, y no precisamente por los Juegos Olímpicos. Dentro de las fronteras de la tercera potencia económica mundial, la compañía de Osaka, Shionogi, comenzará a hacer pruebas en humanos con una píldora que mitiga los síntomas del COVID-19.

Shionogi, la misma farmacéutica que desarrolló el Crestor —una droga para combatir el colesterol—, se encuentra realizando estudios clínicos con una muestra de voluntarios para medir la eficacia de la píldora. Los test en humanos comenzaron durante este mes y continuarán hasta el próximo año.

La compañía de Osaka espera realizar un primer estudio entre 50 y 100 sujetos saludables en Japón. Un test más grande ocurrirá más adelante, allí se le suministrará la droga o placebo a pacientes que estén siendo tratados por COVID-19.

Pfizer y Merk también se encuentran desarrollando su propia píldora contra el COVID-19. (EFE)

A pesar del anuncio, Shoinogi se encuentra detrás de Merk y Pfizer en la carrera para desarrollar una píldora que trate el COVID-19. Pfizer ya había anunciado que entraría en pruebas de fase I para testear su píldora contra el coronavirus el 23 de marzo, adelantandose 4 meses a Shionogi.

Por su lado Merk, ya para comienzos de marzo había obtenido los primeros resultados de sus estudios en fase I, por lo que se encuentra realizando estudios y planeando otros en países como Colombia, Israel, Rusia y Estados Unidos.

Merck en estos momentos es la farmacéutica que más ha avanzado con su medicamento para combatir el COVID-19, el Molnupiravir. El medicamento ya se encuentra en fase III de testeos con más de 1,200 pacientes en la India.

Estados Unidos financia el desarrollo de una píldora contra el COVID-19

El año pasado Estados Unidos transfirió más de $18,000 millones a las farmacéuticas para el desarrollo de una vacuna para el coronavirus, este año el Gobierno de Estados Unidos destinará más de $3,000 millones en un programa para desarrollar una píldora antiviral contra el COVID-19.

La administración Biden destinará más de $1,200 millones para los estudios de tercera fase del Molnupiravir. Cerca de 1.7 millones de tratamientos con la píldora de Merck serán financiados por el Gobierno para testear su efectividad sobre la infección del coronavirus.

La administración Biden se comprometió a impulsar el desarrollo de una píldora contra COVID-19, con más de 3,000 millones en financiamiento. (EFE)

La píldora de Merck consiste en un potente ribonucleótido, que inhibe la replicación de las moleculas del virus SARS-Cov-2, el agente causante del COVID-19. Según Merck, el Molnupiravir ha sido efectivo para prevenir la transmisión del coronavirus en sus distintas variantes.

Las píldoras de Pfizer y Shionogi, paran la infección inhibiendo una enzima llamada proteasa, que facilita la transmisión del virus en las células. Los inhibidores de proteasa se han usado ampliamente en el pasado para combatir otros virus como el VIH, el virus que causa la enfermedad del SIDA.

Uno de los principales retos de crear una píldora que sirva para bloquear la infección es la resistencia viral. Al ser un virus tan infeccioso, el coronavirus, puede desarrollar múltiples variantes en poco tiempo, por lo que un medicamento podría quedar completamente obsoleto en unos pocos meses.

Aunque de momento Merk lleva la delantera en el desarrollo de una píldora contra el COVID-19, la evidencia con las vacunas ha demostrado que un solo medicamento no es suficiente para cubrir la inmensa demanda, por lo que todavía hay y habrá espacio para que muchos más competidores entren en el mercado y desarrollen medicamentos para parar o mitigar la infección del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
En poco más de un año, unos 10,000 canadienses murieron esperando atención médica

En menos de dos años unos 10,000 canadienses murieron esperando atención médica

Next Article

Los mejores memes de la semana: The left can't meme

Related Posts
Total
1
Share