fbpx
Saltar al contenido

Un mes antes de que planearan asesinar a Kavanaugh la Casa Blanca había alentado protestas frente a casa de los jueces

Jueces, El American

Available: English

[Read in English]

A mediados de marzo, cuando inició una ola de manifestaciones en respuesta a la opinión de la Corte Suprema que fue filtrada sobre Roe v. Wade, la Casa Blanca alentó públicamente las protestas frente a las casas de los magistrados.

Un mes después, uno de los jueces del Supremo, Brett Kavanaugh, recibió una amenaza por un manifestante armado que fue detenido a las afueras de su casa.

“Sé que en este momento hay indignación, supongo, por las protestas que han sido pacíficas hasta la fecha, y ciertamente continuamos alentándolas, fuera de las casas de los jueces. Y esa es la posición del presidente”, dijo la entonces secretaria de Prensa, Jen Psaki, cuando se le planteó la situación.

Amenazas contra los jueces

En aquel momento, cuando las protestas de grupos pro-abortistas se intensificaron, varios jueces recibieron amenazas contra su seguridad y la de sus familias. El juez Samuel Alito, por ejemplo, fue trasladado junto a su núcleo familiar a un lugar seguro, dado que los manifestantes lo amenazaron desde las afueras de su residencia privada.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Además, el presidente de la Corte Suprema, el magistrado John Roberts, recibió amenazas contra su seguridad, según un reporte de The Post Millennial.

Por otra parte, personalidades progresistas emitieron amenazas públicas y plantearon posibilidades de violencia contra los jueces. El periodista Simon Gwynn sugirió en Twitter que los manifestantes feministas podrían justificar el asesinato de las autoridades del Supremo. Luego de unas horas, eliminó la publicación.

“Si tuvieras la oportunidad de matar a Clarence Thomas y Samuel Alito, los dos jueces de derecha más ancianos de la Corte Suprema, ¿deberías hacerlo mientras Biden puede confirmar a sus candidatos para reemplazarlos?”, preguntó Gwynn, y continuó en otro tuit: “Es interesante como pregunta abstracta, pero se convierte en un verdadero enigma si, por ejemplo, tienes una enfermedad terminal y poco que perder, pero sabes que podría salvar la vida de muchas mujeres en el futuro”.

El propio Brett Kavanaugh también recibió amenazas en mayo, previo a las declaraciones de Psaki, según reportes.

Total
11
Share