fbpx
Mainstream media, política exterior, trump

La ceguera de la mainstream media ante los éxitos en política exterior de Trump

No toda la política exterior de Trump fue perfecta, pero hubo, objetivamente, grandes hazañas que muchos medios tradicionales ignoraron o minimizaron descaradamente

[Read in English]

Es perfectamente conocido que la mainstream media, mayormente afín a las ideas progresistas, fue enemiga acérrima de Donald Trump durante cuatro años. Los enfrentamientos fueron tantos que, incluso, los logros que tuvo el expresidente durante su administración eran opacados en los principales medios.

Recientemente, se confirmó que Jared Kushner, exasesor principal de la Casa Blanca, y su adjunto, Avi Berkowitz, fueron nominados por un amigo abogado para el Premio Nobel de la Paz. Mismo caso que el expresidente Trump, quien fue nominado por el legislador noruego, Christian Tybring-Gjedde, para el premio. ¿La razón? Los Abraham Accords.

Miles de personas están habilitadas a presentar postulaciones para el galardón —congresistas, líderes mundiales, investigadores universitarios, anteriores ganadores, entre otros—, pero, aun así, que alguien haya hecho pública tu nominación es porque, en efecto, algo relevante tuviste que hacer como para que tu nombre surja entre los posibles premiados.

Además, el mismo premio ha perdido prestigio para voces conservadoras y de derecha que ven con indignación como Barack Obama —luego de iniciar guerras y bombardear países— y Juan Manuel Santos —expresidente colombiano que impulsó el fallido «proceso de paz» con los terroristas de las FARC— se llevaron el galardón.

Pero trascendiendo al Nobel, y todo lo que significa, hay un caso particular que, cuanto menos, genera cierto sabor a injusticia: cómo la mainstream media ha minimizado el éxito de los Abraham Accords y otras grandes proezas de política exterior de la administración Trump.

Mainstream media: «los acuerdos son buenos, pero no lo suficientemente buenos»

Si el lector se dirige a las principales agencias de noticias, como Reuters, notará que los Abraham Accords son calificados como «los avances diplomáticos más importantes en Oriente Medio en 25 años». Y es que esta región es una de las más conflictivas e inestables del planeta.

Los elogios que ha recibido la administración Trump no son en vano; y es que su política exterior ha sido lo más cercano a la Real Politik de las últimas décadas. Alejadas de la diplomacia de la política reacia e interventora de los neoconservadores, o la exportación de bombazos de Obama que, dicho sea de paso, tuvo una actitud frágil frente a los principales enemigos de Estados Unidos. Lo contrario a Trump.

De acuerdo con un reporte de The Guardian, que utilizó cifras del Consejo de Relaciones Exteriores, USA lanzó 26,171 bombas solo en 2016 antes de la llegada de Donald Trump. Eso registra un promedio de tres bombas lanzadas a cada hora, las veinticuatro horas del día, durante todo el año.

Que Trump haya invertido completamente esta actitud de USA hacia los siete países bombardeados durante la era Obama —Siria, Pakistán, Afganistán, Yemen, Somalia, Libia e Irak— es algo destacable. Pero aún así, se dice poco y, muy al contrario de la cobertura realizada con respecto al Acuerdo Nuclear con Irán, los medios han sido milimétricamente críticos para hablar sobre los Abraham Accords.

Por ejemplo, la junta editorial de The New York Times, escribió un artículo titulado «El acuerdo de Trump sobre Oriente Medio es bueno. Pero no tan bueno».

«La normalización de las relaciones entre Israel y dos estados árabes, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, es, a primera vista, un desarrollo bueno y beneficioso. La administración de Trump merece el crédito por su intermediación», se lee en el Times. «Sin embargo, la idea, planteada por un legislador conservador noruego, de que el presidente Trump o el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, merecen un Premio Nobel de la Paz por lo que llaman los “Acuerdos de Abraham” es descabellada, y no sólo por sus historiales políticos o su reputación».

Quizás el Times tiene razón. Pues el Nobel de la Paz, en los últimos años, se les ha entregado a personalidades que bombardearon países, promovieron guerras o armaron acuerdos que beneficiaron a terroristas. Trump hizo lo contrario a esos requisitos.

Mainstream media, acuerdos de paz, Trump
Los acuerdos de paz de la administración Trump fueron minimizados por la mainstream media (EFE).

Pero el longevo y tradicional medio neoyorquino ignora esos detalles desvergonzadamente. Y para muestra una similitud: con el defectuoso Acuerdo Nuclear con Irán, la junta editorial de Times sí que fue contundente, pero para bien: «A Safer World, Thanks to the Iran Deal», titularon su editorial.

¿Cómo se explica el escepticismo hacia las «hazañas de Trump» y el halago hacia las «hazañas de Obama» en el ejercicio periodístico de la mainstream media? La realidad es que se están midiendo con diferentes varas y eso es lo notable.

CNN no se queda atrás, por sus tribunas han pasado plumas pidiendo con algarabía al presidente Biden que vaya corriendo a los brazos iraníes. Al mismo tiempo, han criticado los Abraham Accords por las ventas aviones de combate avanzados F-35 y drones armados de largo alcance de Estados Unidos a los Emiratos Árabes Unidos.

Una crítica que, pudiera ser perfectamente debatible, pero cuando proviene de una tribuna que ve con buenos ojos la candidez frente a Irán con un acuerdo que afectó los intereses de Estados Unidos y fortaleció como nunca antes a Teherán, sin mencionar el cómo se lograron esos acuerdos —permitiendo el crecimiento de Hezbollah—, habla mucho de quien vocifera la objeción de un tratado que parece positivo.

¿Cambio de dirección con Biden? ¿Qué dirá la mainstream media?

La administración Biden dijo que frenaría la venta de armas y aviones a Arabia Saudí y EAU, decisión que podría poner en riesgo los acuerdos de paz con Israel, pues si bien las ventas no están en el acuerdo, los Emiratos estaban interesados en dichos acuerdos armamentísticos.

Si se retrocede en el tiempo, cuando la administración Trump hizo que USA se saliera del acuerdo con Irán, la furia de la mainstream media fue implacable. A Trump se lo tachó de irresponsable, pero su enfoque hacia Irán fue beneficioso para los intereses de Estados Unidos y sus aliados en Medio Oriente.

El resultado es que la teocracia iraní, esa donde se llevan adelante profundos actos de barbarie y es aliada de los principales enemigos de USA, atraviesa uno de sus peores momentos en décadas.

Eso molesta, y mucho, al mainstream media que hoy acoge las intenciones de Joe Biden de volver al “Irán Deal”, del retorno al problemático Acuerdo de París; el enfoque “buenista” hacia China y el cambio de juego hacia las tiranías cubanas, venezolanas y nicaragüenses.

Pero, al mismo tiempo, la mainstream media no solo minimiza los éxitos de Trump con los Abraham Accords; sino también que pasa de largo los históricos acuerdos de paz con los talibanes, el retiro de tropas, la exitosa misión diplomática en los Balcanes, la cumbre en Corea cuando el tiranuelo Kim Jong-un aterraba al planeta; y la agresiva postura contra los regímenes socialistas de la región.

También hay algo cierto: no toda la política exterior de Trump fue perfecta, pero hubo, objetivamente, grandes hazañas que muchos medios tradicionales ignoraron o minimizaron descaradamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden, Salario, Estados Unidos,

Biden y el salario

Next Article
China Myanmar

Golpe de Estado en Myanmar: China frena planes de libertad de USA en Asia

Related Posts
Total
0
Share