fbpx

Clubhouse

Censurada Clubhouse, la app que le dio voz a los ciudadanos en China

El creciente número de usuarios chinos en la aplicación Clubhouse para debatir temas censurados por el régimen comunista evidencia el inconformismo que China quiere ocultar

[Read in English]

Clubhouse, una aplicación de chat de audio donde en la que millones de usuarios se han unido para debatir sobre numerosos temas fue censurada en China. La aplicación, respaldada por Silicon Valley, fue usada por los ciudadanos chinos para tocar abiertamente temas delicados sin la censura del Partido Comunista de China (PCCh) hasta este lunes 8 de febrero del 2021.

Hong Kong, Taiwán y Xinjiang fueron los principales tópicos debatidos en la aplicación, que conecta a usuarios de todo el mundo. Bloomberg informó que desde el viernes se han abierto salas de conversación en donde las víctimas del PCCh han compartir sus experiencias.

A la aplicación, que por ahora solo funciona en dispositivos de Apple, se accede a partir de códigos enviados por invitación. Financial Times informó que los cibernautas chinos pagan hasta 77 dólares por obtener estos códigos. Este lunes 8 de febrero usuarios de Twitter han informado que la aplicación aparece bloqueada para los los internautas chinos.

Los internautas han comenzado a denunciar que la aplicación Clubhouse ha sido bloqueada en China.

Clubhouse aparece en el espectro informativo en el momento en que la periodista australiana Cheng Lei es arrestada formalmente por «llevar a cabo actividades delictivas que ponen en peligro la seguridad nacional de China» por crIticar al régimen de Xi Jinping. El PCCh ha endurecido las medidas en contra de sus ciudadanos restringiendo la libertad de prensa y de información.

Cheng Lei, presentadora de la televisión estatal china, escribió una serie de críticas en Facebook hacia el enfoque del dirigente Jinping y de Beijing sobre el brote de coronavirus.

Clubhouse evidencia que China no es como el Partido Comunista lo muestra

El PCCh ha desplegado propaganda con la que pretende mostrar que las cosas en China van por buen camino. El crecimiento económico sumado a control del coronavirus (COVID-19) le han servido a Beijing para fortalecer su política exterior.

Sin embargo, al interior de China el PCCh ha tenido que elevar esfuerzos por frenar el descontento ciudadano. Desde el comienzo de la pandemia a inicios del 2020, los cibernautas buscaban explicaciones del Gobierno y evidenciaron la mala gestión en este tema, pero rápidamente fueron censurados, según la prensa.

La muerte del Dr. Li Wenliang, el médico de Wuhan que fue reprendido por el régimen chino cuando «trató de advertir a sus compañeros de que circulaba un nuevo patógeno», despertó un fuerte apoyo ciudadano que obligó a Beijing a revocarle las sanciones y rendirle tributo póstumo por haber informado sobre el virus.

El Gobierno chino censuró la información en la prensa y en redes sociales debido al descontento por los duros confinamientos en el país a comienzos de 2020. Las violaciones a derechos humanos informados por cibernautas que luego fueron desaparecidos también fueron sujetas a escrutinio público.

La gente se reúne en una calle para celebrar el Año Nuevo en Wuhan, China, 31 de diciembre de 2020 en aparente normalidad. Sin embargo, cibernautas han desaparecido y otros han sido arrestados por informar el desarrollo de la pandemia en Wuhan. (Efe)
La gente se reúne en una calle para celebrar el Año Nuevo en Wuhan, China, 31 de diciembre de 2020 en aparente normalidad. Sin embargo, cibernautas han desaparecido y otros han sido arrestados por informar sobre el desarrollo de la pandemia en Wuhan. (Efe)

China ha mostrado imágenes de fiestas y de una ciudadanía inmune a las consecuencias de la pandemia. Sin embargo, el régimen tuvo que reforzar la legislación para mantener a la ciudadanía sometida.

La ley de seguridad nacional vigente desde enero de 2021 y las directrices en materia de educación para imponer el nacionalismo chino desde el kindergarten, parecieron ser movimientos desesperados del régimen comunista para controlar a los ciudadanos.

La censura del PCCh ha obligado a ciudadanos chinos a migrar a otros países en búsqueda de libertad. Ante esto, el régimen de Xi decidió construir muros para contener un posible éxodo de sus habitantes.

Ciudadanos y autoridades de Vietnam reportaron a la prensa la llegada trabajadores en búsqueda de oportunidades en empresas locales y extranjeras que se establecieron en el país del sudeste asiático.

Los muros se completarán en octubre de 2022 y contarán con «redes eléctricas de alto voltaje, sistemas de cámaras Skynet y alarmas infrarrojas en todos los lugares», añadió un informe de Radio Free Asia.(shutterstock)
Los muros se completarán en octubre de 2022 y contarán con «redes eléctricas de alto voltaje, sistemas de cámaras Skynet y alarmas infrarrojas en todos los lugares», añadió un informe de Radio Free Asia. (shutterstock)
Clubhouse y la presión sobre China

Las temáticas manejadas en las salas de discusión de Clubhouse reflejan el interés de los ciudadanos de países libres por enviar mensajes de libertad a China. La aplicación permite que ciudadanos de cualquier parte interactúen garantizando seguridad y previniendo la censura, afirmaron los medios de comunicación.

Los mensajes son eliminados de manera automática protegiendo además la identidad de quienes la utilizan. Esto les ha permitido a los usuarios chinos conocer sobre temas sensibles que se abordan en países libres.

Actualmente los parlamentos del Reino Unido y Japón reciben las voces de las víctimas uigures reprimidas por China, luego del impulso recibido por el expresidente Donald Trump. Las medidas que los estados tomen frente a China serán debatidas en esta aplicación.

La actitud de los ciudadanos japoneses, taiwaneses, europeos y americanos en debatir en Clubhouse sobre dichos temas refleja las posturas que sus gobiernos están tomando de cara a la amenaza que representa el PCCh.

Clubhouse está aterrizando las discusiones políticas y militares a la ciudadanía. Se destaca además el tono de las conversaciones. «La gente expresó sus puntos de vista cortésmente y no recurrieron a desagradables peleas en línea como las que se ven en otras redes sociales».

Ciudadanos japoneses marchan contra el Partido Comunista chino, blanco de discusión en Clubhouse. (Efe)
Ciudadanos japoneses marchan contra el PCCh, blanco de discusión en Clubhouse. (Efe)

Discusiones en mandarín se centraron en comparar los sistemas políticos entre China y Taiwán, y muchos participantes chinos expresaron su simpatía por la isla y evidenciaron preocupaciones sobre el Partido Comunista chino.

Financial Times.

Desde la llegada al poder de Xi Jinping en 2012 los ciudadanos chinos han sido sometidos con mayor fuerza al poder de censura del PCCh. Clubhouse se une a aplicaciones occidentales que como Facebook, Twitter y YouTube son bloqueadas por el régimen chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Ecuador elecciones

Ecuador to Elect President in Second Round

Next Article
Joe Biden, aborto, obispos

Biden no cree que el aumento del salario mínimo vaya en el plan de estímulo

Related Posts
Total
0
Share