fbpx
Saltar al contenido

Centro provida vandalizado en Nueva York es investigado por no ofrecer abortos

Provida, El American

[Read in English]

Un centro provida de atención al embarazo en Nueva York que fue incendiado y vandalizado por grupos proabortistas, denunció que las autoridades del estado abrieron una investigación en su contra por no ofrecer abortos, según un reporte.

El CEO del CompassCare Pregnancy Services, Jim Harden, le dijo a la cadena EWTN que, mientras espera que los responsables del ataque contra su centro sean identificados y puestos a disposición de la justicia, el estado de Nueva York le demanda que entregue información sobre los donantes, pacientes, procesos de servicio y afiliados.

La demanda del estado se basa en una serie de medidas proabortistas anunciadas y aprobadas por la gobernadora interina, Kathy Hochul, que autorizan a la comisionada de salud, la Dra. Mary T. Bassett, a conducir investigaciones a profundidad contra centros provida de asistencia al embarazo que no ofrecen el servicio de aborto.

La legislación estatal ahora se refiere a los establecimientos provida como “centros de embarazo de servicio limitado” y pretende evaluar “el impacto” que estos centros tienen en el acceso a “información de atención médica precisa y no coercitiva” para las mujeres.

“Este proyecto de ley de investigación es atroz, infame, es despiadado”, dijo Harden en entrevista con el periodista Raymond Arroyo. “Esperan que proporcionemos todo: nombres de donantes, divulgar información confidencial de pacientes, todos nuestros servicios, procesos, políticas, personal, afiliación, no hay nada que ellos no quieran. Lo quieren todo. Y la única intención aquí es redactar más legislaciones para regularnos”.

Do you believe Brittney Griner deserves the sentencing she received?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El CompassCare Pregnancy Center es uno de los múltiples centros de salud provida que han sido víctimas de vandalismo por parte de grupos proabortistas violentos. Los responsables del ataque contra el centro de Harden, que fue incendiado el pasado 7 de junio, siguen libres.

El director del centro dijo que la gobernadora Hochul “decidió investigar” a los centros provida “en lugar de a los incendiarios, que son criminales”.

“Ella nos está llamando centros de embarazo de servicios limitados. Bueno, solo hay un servicio que brindan los abortistas, y son los abortos”, indicó Harden. “Somos los que velamos por los recursos y las necesidades no satisfechas de las mujeres, y somos los que fuimos bombardeados. A estas mujeres se les está robando su capacidad de acceder a los servicios que tanto merecen”.

A partir de la filtración de una opinión de la Corte Suprema que sugería la anulación de Roe v. Wade, múltiples centros de salud provida han sido atacados por grupos terroristas. Uno de esos grupos es Jane’s Revenge, que amenazó a las organizaciones antiabortistas con hacerlos “objetivos” de sus atentados de no cesar sus operaciones.

Total
0
Share