fbpx
Saltar al contenido

Chile: al borde de caer en una Constitución que los hundirá en el Socialismo del Siglo XXI

Constituyente chilena presentó proyecto que disuelve los poderes del Estado

En diciembre de 2021 Chile acudió a las urnas para elegir al izquierdista Gabriel Boric como presidente y ahora se prepara para participar en un plebiscito de salida en el que definirá si aprueba o rechaza el texto de una nueva Constitución.

La nueva Carta Magna ya fue redactada por una polémica Convención Constituyente que, en el proceso, se rodeó de escándalos y polémicas que evidenciaron falta de seriedad e incoherencias. Estas finalmente se plasmaron en un borrador que, de ser aprobado, podría acercar a Chile a un abismo en materia económica, política y social.

Chile ha llegado a ser el país más competitivo de América Latina, también llegó a ser el país más estable y desarrollado de la región; sin embargo, con la posibilidad de cambiar su Constitución todas esas alusiones podrían quedar en el recuerdo, en medio de lo que especialistas vislumbran como un futuro oscuro.

La redacción del nuevo texto ha enfrentado desde el inicio una serie de polémicas que han debilitado la credibilidad en la Convención y la confianza sobre si la nueva Carta Magna cumplirá con lo que verdaderamente quieren y necesitan los chilenos.

Un importante número de artículos, que ya han sido aprobados por el pleno y pasaron al borrador, han provocado polémica y empujaron un arduo debate entre representantes y sectores del país. Entre ellos los vinculados con la plurinacionalidad, territorios autónomos, sistemas de justicia, el aborto o la inexpropiabilidad de los fondos previsionales.

"*" señala los campos obligatorios

Do you believe the FBI was planting evidence during the Mar-A-Lago raid?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Para conocer a detalle qué está sucediendo en Chile y qué pasará en ese país de aprobarse la nueva Constitución, Javier Silva Salas, analista político y co-fundador de Ciudadano Austral dijo a El American que “la Convención fue configurada para hacer de la propuesta de Constitución un documento en donde se refleja lo peor de la elite política”.

Chile se prepara para un plebiscito para una nueva Constitución ¿cómo ve la nueva propuesta del borrador?

El origen de la Convención Constitucional, el órgano encargado de redactar la propuesta de Constitución, es del todo ilegítimo.

Recordemos que el proceso se inició luego de la revuelta insurreccional de octubre de 2019, con el terrorismo urbano de saqueos y ataques a estaciones de metro y supermercados. Violencia que aún no es erradicada. Después de dos años y medio, los saqueos continúan. Por ejemplo, anoche en Santiago hubo saqueos en tres locales comerciales ubicados en el centro de la ciudad.

Teniendo esto como telón de fondo, la Convención fue configurada para hacer de la propuesta de Constitución un documento en donde se refleja lo peor de la élite política, con ideas fracasadas, con el socialismo del siglo XXI como norte. El borrador busca eliminar la igualdad ante la ley, relativizar el derecho de propiedad, terminar con instituciones claves del estado de derecho, como el poder judicial, la autonomía del Banco Central y el fin del Senado.

En las pasadas elecciones quedó claro que más del 80% del país quiere un cambio, sin embargo analistas consideran que esta propuesta de Constitución es “mediocre” y tiene grandes vacíos ¿cómo califica el texto y cuáles son los grandes riesgos plasmados?

Si decimos que el texto es mediocre, es creer que alguna vez hubo esperanza de que saliera un buen texto, eso dicen los nostálgicos del proceso y que esperaban algo de la Convención.

Para quienes siempre hemos creído que nada bueno iba a salir de ahí, para quienes siempre vimos venir el desastre, la propuesta de Constitución no es mediocre, sino que se ajusta al socialismo.

Hay muchos riesgos, entre ellos el fin de la igualdad ante la ley, porque consagra la división entre indígenas y no-indígenas para acceder, ya no al poder judicial, sino a los denominados “sistemas de justicias”; además dentro de los no-indígenas se hace la separación entre hombres y mujeres, porque se instruye a los tribunales a hacer una justicia con enfoque de género, que no es más que privilegiar a un determinado grupo por sobre otro.

Se relativiza el derecho de propiedad, ahora el Estado ya no pagará precio de mercado al expropiar, sino que lo hará con “precio justo”, algo que suena bonito pero que desde la época de los escolásticos tardíos sabemos no existe, tal como lo dijo Diego de Covarrubias y Leyva.

Se acaba la autonomía del Banco Central, lo que significa que ahora se convertirá en una impresora de dinero. No hay que ser un experto en economía para entender que eso significa hambre y miseria. La inflación será un fenómeno del que no saldremos en décadas.

Se acaba con el sistema de capitalización individual, por lo que se abre un forado en términos económicos y además se le expropiará a los trabajadores el fruto de su trabajo, que antes iba destinado al ahorro individual para la vejez.

¿Qué pasará con Chile de ganar el Apruebo?

Si gana el Apruebo, Chile continuará en el camino de miseria que ingresó en octubre de 2019: una inflación galopante, un peso devaluado, terrorismo en el sur, narcotráfico en Santiago y tráfico de personas en el norte.

¿De ganar el Rechazo de qué otro modo pueden implementarse los cambios que anhela la ciudadanía?

La ciudadanía no anhela cambios de constitución, la gente quiere trabajar tranquila, que no la asalten al salir del trabajo, que no haya balaceras todas las noches en su barrio, que el terrorismo se acabe en el sur, que el tráfico de personas en el norte se acabe. La derecha, tanto la liberal como la conservadora, creen que Chile debe encaminarse a cambios.

Tenemos una gran Constitución, del todo liberal y que protege los aspectos claves de la tradición chilena, por tanto tiene lo mejor de los liberales y conservadores; más que matarla, lo que se debe buscar es restaurarla. Pero la élite no lo hará, no querrán restaurar la actual Constitución, porque es una Constitución
que limita el poder del Estado y que le entrega poder a las personas y eso no le gusta a ningún político, ni de izquierda, ni de derecha.

¿Al gobierno de Boric le conviene que gane el Apruebo?¿Por qué?

Hoy el gobierno está esperando que se apruebe la Constitución, porque este texto también se convierte en un programa de gobierno. Al gobierno le conviene, porque podrá llevar a cabo los retrocesos para convertir a Chile en un país más pobre y miserable de lo que es hace dos años y medio.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Total
67
Share