fbpx
Saltar al contenido

China consigue bloquear debate sobre uigures en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

China consigue bloquear debate sobre uigures en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Read in English

China mostró el jueves su poder de influencia y consiguió bloquear en el Consejo de Derechos Humanos (CDH) un debate sobre la situación de la minoría uigur , a raíz de la publicación un informe de la ONU que confirma graves violaciones contra esta comunidad perpetrados por Pekín.

Un grupo de países occidentales -liderados por Estados Unidos y Noruega- presentó al CDH un proyecto de resolución de contenido aparentemente modesto, ya que sólo planteaba que en la próxima sesión de este órgano -a celebrarse entre febrero y marzo de 2023- hubiese una discusión sobre las conclusiones de ese informe.

China expresó su “más rotunda oposición” a esa idea, dijo que el referido informe “carece de cualquier valor”, una posición que respaldaron varios países en desarrollo en una votación en la que éstos ganaron por 19 votos contra el debate, 17 a favor, mientras que once se abstuvieron.

“Esto no es una cuestión de procedimiento, sino de fondo. Estados Unidos y otros países quieren poner en la agenda de este Consejo un problema que no existe en Xinjiang”, dijo el embajador chino ante la sede de la ONU en Ginebra, Chen Xu, durante la discusión de la propuesta occidental.

Según el diplomático, la verdadera intención de la iniciativa era aprovechar las instancias de la ONU “para una injerencia en los asuntos internos de China”

“Esto no es en favor de los derecho humanos, sino una manipulación política. En Xinjiang (provincia china donde están asentados los uigures), no hay un problema de derechos humanos, sino de separatismo y de lucha contra el terrorismo. Xinjiang ha estado por fin, desde hace cinco año, al abrigo de ataques terroristas”, argumentó.

Francia, Finlandia, Países Bajos y otros países europeos consideraron que los hallazgos presentados en el informe de Bachelet sobre Xinjiang no deben quedarse sin seguimiento y que resulta legítimo analizar tales denuncias.

Estados Unidos señaló que la propuesta ofrecía “un foro neutral para discutir y que China presente su punto de vista”.

El informe sobre Xinjiang señalaba que algunas de las violaciones de derechos humanos contra los uigures eran tan graves que podían ser considerados crímenes de lesa humanidad.

El resultado de la votación provocó una agría reacción entre las organizaciones defensoras de los derechos humanos.

“Hoy se ha votado para proteger a los perpetradores de violaciones en lugar de a las víctimas. Es un resultado que pone en ridículo al principal órgano de derechos humanos de la ONU al hacerle ignorar una investigación de su propia Oficina de Derechos Humanos”, dijo Amnistia Internacional.

Para Human Rights Watch este resultado ha sido “una abdicación en el deber de proteger a las víctimas uigures”, aunque la diferencia de solo dos votos entre el “sí” y el “no” también muestra que muchos países quieren que se haga luz sobre lo que ha ocurrido en Xinjiang, donde se ha corroborado que al menos hasta 2019 estaban en funcionamientos centros de internamiento para uigures.

Diversas investigaciones indican que hasta un millón de miembros de esa minoría musulmanas estuvieron confinados en esos recintos por distintos periodos, según Pekín para “desradicalizarlos”.

Deja una respuesta

Total
2
Share