fbpx
china, religion, persecucion,

Régimen chino amenaza cerrar iglesias si no adoran al Partido Comunista

Iglesias en China están siendo cerradas para ser transformadas en centros de adoctrinamiento del Partido Comunista

La cruzada anti-cristiana del régimen en China sigue avanzando y ahora templos cristianos están siendo cerrados para ser transformados en centros de propaganda comunista.

De acuerdo a un reportaje de la revista Bitter Winter dedicada a la investigación sobre la libertad religiosa en China, el régimen de Xi Jinping está invirtiendo dinero para cerrar templos religiosos en caso de que no obedezcan una línea muy clara: adorar al Partido Comunista.

El Departamento de Asuntos Religiosos del gobierno de Putian, de la provincia de Fujian, dedicó aproximadamente 75,000 dólares a la transformación el primer piso de la “Iglesia de las Tres Personas” en la ciudad de Daitou del Distrito Xiuyu en una «Estación de Práctica de Civilización para una Nueva Era», que no es más que uno de los centros de adoctrinamiento comunista que el Partido ha esparcido en el territorio —especialmente en las zonas rurales—.

«Muchos de estos centros de propaganda están siendo establecidos a nivel nacional desde finales de 2018 para reforzar la ideología del Partido Comunista en la población», reporta Bitter Winter. Usualmente los lugares que usan para adoctrinar cristianos son iglesias que el Partido expropió para estos fines.

El 6 de noviembre 100 funcionarios del Partido Comunista asistieron a la fundación de dicho centro de propaganda que contaba con 168 imágenes de Xi Jinping, Mao Zedong y líderes comunistas del pasado. El pastor de la iglesia fue obligado a incluir historias de Mao —cuyo Gran Salto Adelante asesinó a cerca de 45 millones de personas— en el sermón de ese día.

Parte del Templo ahora Estación de reeducación. Fuente: Captura de pantalla del artículo de Bitter Winter

La adoración a la imagen de Xi Jinping ha llegado a tales puntos que otra Iglesia de las Tres Personas en la ciudad de Shangrao fue prohibida de tener algún tipo de reunión tras haberse rehusado a colgar imágenes del presidente. Luego de que fuese colgado el retrato por la fuerza, fueron obligados a «izar cuatro banderas nacionales y los eslóganes promoviendo los valores socialistas fundamentales dentro y fuera de las instalaciones».

El 26 de agosto, reporta Bitter Winter, pastores y directores de las diferentes Iglesias de las Tres Personas fueron convocados por autoridades del Partido Comunista para una ceremonia donde izaron banderas y «cantaron canciones patrióticas».

Afiches donde se comparan los conocimientos de la Biblia con los «valores socialistas fundamentales» en la Iglesia de Yuxin, donde fueron convocados los pastores por el Partido Comunista. (Fuente: Bitter Winter)

De acuerdo a un estudiante de un seminario protestante hecho por el Estado, los estudiantes son obligados a aprender a predicar «de acuerdo a los dogmas socialistas, a interpretar la Biblia de forma en consonancia con los valores socialistas y resistir la “infiltración de fuerzas religiosas extranjeras”».

El Partido Comunista Chino y las religiones políticas

“Una vez abolido Dios, el gobierno se convierte en dios”

Gilbert Keith Chesterton

En esa frase de Chesterton yace una de las problemáticas más duras y marcadas en la historia política de las naciones: religión vs. política o, de forma más precisa, trascendencia (lo superior) vs. inmanencia (lo que constituye y se encierra en una realidad).

Eric Voegelin argüía que reforzar la distinción entre aquello que trasciende y aquello que es “del hombre” funge como la piedra angular para darle vida a las estructuras políticas que producirán un orden determinado; aquello que atente esa diferencia producirá grandes problemas políticos y sociales.

El materialismo histórico va en contra de esta afirmación, y responde que son las relaciones económicas las que determinan el “espíritu” de la sociedad, no las ideas ni lo trascendental —al final, lo segundo lo considera «el opio de los pueblos».

La historia, por lo tanto, es producto de las luchas de clases, de los medios de producción. Potenciado por la Revolución Industrial en ese momento, el capitalismo como contraparte es considerado anti-natural y debe ser subvertido. La propuesta de Marx para ello es que las fuerzas del proletariado —el mayor agente revolucionario— sean canalizadas por el Partido Comunista en el derrocamiento del capitalismo y de creaciones fantasiosas de las clases dominantes como la religión.

“La abolición de la religión como ilusoria felicidad del pueblo es la demanda de su verdadera felicidad”.

Karl Marx

En este sentido, para el comunismo es fundamental derrocar todo sistema de creencias —como lo quiere hacer el PCCh— pues, sin Dios ni fe, ni sustento, ni familia, queda el paso libre, no para que la eterna felicidad sea alcanzada, sino para que el gran monstruo del Estado chino imponga su «salvación».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Masvidal

Masvidal: el peleador de MMA que lucha contra el socialismo

Next Article
armas, eeuu, portación

Georgia también definiría el futuro del porte de armas en EEUU

Related Posts

En relación a Maradona

El funeral de Maradona se convirtió en un espectáculo dantesco de la peor calaña que debe haber hecho sufrir a sus familiares
Total
0
Share