fbpx
Genocidio Xinjiang

Pompeo: China comete genocidios y crímenes de lesa humanidad

La administración Trump ha elevado las denuncias de persecución por parte de China a minorías religiosas en Xinjiang a la categoría de genocidio y delitos de lesa Humanidad

[Read in English]

La Administración Trump denunció el 19 de enero de 2021, que China comete genocidio y crímenes de lesa humanidad contra las minorías religiosas en Xinjiang. Según la prensa, esta sería la última y más fuerte denuncia que la Administración Trump pronuncia antes de abandonar la Casa Blanca.

El secretario Mike Pompeo en un comunicado, informó sobre las dos determinaciones de Estados Unidos sobre la situación de Uigures y otros miembros de grupos minoritarios étnicos y religiosos en Xinjiang.

Tras las manifestaciones de Hong Kong y el trabajo de las víctimas ante las distintas organizaciones civiles, se evidenció que el Partido Comunista chino ha cometido constantes violaciones a los derechos humanos.

Manifestantes de Hong Kong demuestran su apoyo a las víctimas del genocidio en Xinjiang y el Tíbet por parte del Partido Comunista chino. (Efe)
Manifestantes de Hong Kong demuestran su apoyo a las víctimas del genocidio en Xinjiang y el Tíbet por parte del Partido Comunista chino. (Efe)

Estados Unidos ha jugado un papel fundamental en darle voz a las víctimas. Y ha sido la Administración del presidente Donald Trump la que más ha tomado decisiones contundentes contra el régimen. Según New York Times, “el hallazgo de la administración Trump es la denuncia más fuerte por parte de cualquier Gobierno de las acciones de China” .

Ante la constante persecución a las minorías religiosas en China, El Tíbet y Xinjiang por parte del Partido Comunista chino, Estados Unidos impuso durante los años 2019 y 2020 sanciones contra altos mandos del Bureau en Beijing, contra empresas vinculadas a la seguridad y tecnología chinas y contra diplomáticos en los Estados Unidos, lo que aumentó las tensiones y obligó a cerrar el consulado chino en Houston.

La injerencia de Beijing en Hong Kong, en el cual se han cometido violaciones a la libertad, la Administración Trump tomó decisiones sin precedentes, como por ejemplo sancionar a la cabeza del Ejecutivo Carrie Lam.

El secretario Mike Pompeo fue una de las figuras destacadas en esta cruzada por la defensa de los derechos humanos y la libertad religiosa. Pompeo logró articular a los aliados de Estados Unidos para genera una reacción en bloque a favor de las víctimas.

De genocidio cultural a genocidio y delitos de lesa humanidad

Sobre la región de Xinjiang (Uyghuristan), Robert O’Brien, asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, dijo que las autoridades de Beijing estaban perpetrando «algo parecido a un genocidio con su trato a los musulmanes».

Campamento en Xinjiang que se construyó a fines de 2017. La construcción de 7 talleres de fábrica denunciados por la Base de datos de víctimas de Xinjiang, quienes denunciaron desde 2016 genocidio cultural. (Foto Shawn Zhang, Xinjiang data base)
Campamento en Xinjiang que se construyó a fines de 2017. La construcción de 7 talleres de fábrica denunciados por la Base de datos de víctimas de Xinjiang, quienes denunciaron desde 2016 genocidio cultural. (Foto Shawn Zhang, Xinjiang data base)

China ha construido en esa región campos de concentración con el fin de sinicizar el Islam, según los medios de comunicación. La política del Partido Comunista en la región ha sido denominada por los observadores de derechos humanos como «genocidio cultural» contra el grupo minoritario de Turkic y donde la ONU en 2018 estimó según la prensa, que más de un millón de musulmanes se encuentran confinados. 

Por otro lado, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en su gira por Europa, Medio Oriente, Asia y Latinoamérica ha calificado de «impactantes» e «inquietantes» los informes que evidencian la esterilización y aborto como imposición, planificación familiar obligada y la represión cultural y religiosa contra los musulmanes en Xinjiang por parte del régimen comunista chino.

Mientras Beijing flexibiliza los límites sobre el tamaño de la familia, en Xinjiang han aumentado las denuncias sobre controles de natalidad y ¨otros tipos de sanciones a las parejas uigures que tienen más de dos hijos, o tres si viven en el campo¨. Según un informe de junio de Associated Press en “China las mujeres uigures son obligadas a ponerse dispositivos intrauterinos para así limitar el crecimiento de este grupo”.

La empresaria uigur Gulbahar Jalilova, ciudadana de Kazajstán, pasó quince meses en uno de los centros de detención de China para uigures étnicos y otras minorías musulmanas víctimas de genocidio. Ella cuenta la historia de la vida en los campos chinos y las mujeres que conoció allí.

The Economist informó que “Los sobrevivientes han testificado sobre un régimen obligatorio de píldoras e inyecciones, tratamientos que reflejan los que se administran a disidentes y presos de conciencia en otras partes de China”.

Según la publicación del diario americano, los detenidos se ven obligados declamar consignas como “Soy chino” y “Amo a Xi Jinping”. The Economist relata que algunas instalaciones simplemente obligan a los internos a permanecer sentados en taburetes todo el día, rodeados de guardias, y ver repetidas transmisiones de televisión sobre la importancia del Partido Comunista chino y la grandeza del presidente chino».

Sanciones y restricciones comerciales

La Administración Trump en 2020 avanzó con las investigaciones sobre genocidio y delitos de lesa humanidad en China.

En junio la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos realizó incautaciones de «cantidades masivas» de productos para el cabello hechos con cabello humano proveniente de Xinjiang y accesorios sospechosos de ser productos de trabajo forzado, a lo que O’Brien agregó

«Los chinos están literalmente afeitando las cabezas de las mujeres uigures y fabricando productos para el cabello y enviándolos a Estados Unidos».

Estados Unidos, además, impuso sanciones y restricciones a la importación de algodón a los proveedores de Xinjiang, tras encontrar que al menos 570,000 personas de grupos étnicos y religiosos han sido obligadas a trabajar en empresas de algodón en Xinjiang.

La región de Xinjiang produce más del 20 % de algodón del mundo y el 84 % de China. Estados Unidos ha denunciado que China somete a trabajo forzado y genocidio a minorías religiosas en la región.
La región de Xinjiang produce más del 20 % de algodón del mundo y el 84 % de China. Estados Unidos ha denunciado que China somete a trabajo forzado Y genocidio a minorías religiosas en la región.

En el comunicado emitido el 19 de enero de 2021, el departamento de Estado hace un llamado a “todos los órganos jurídicos multilaterales y pertinentes pertinentes a que se unan a los Estados Unidos en nuestro esfuerzo por promover la rendición de cuentas de los responsables de estas atrocidades”.

Las investigaciones que llevaron a Estados Unidos a hallar responsable al Partido Comunista chino de cometer genocidio y delitos de lesa humanidad, vienen desarrollándose según el departamento de Estado, desde el año 2017.

A pesar de las denuncias, el pasado 13 de octubre de 2020, 45 países, encabezados por Cuba, elogiaron al régimen chino por «salvaguardar los derechos humanos de todos los grupos étnicos en Xinjiang». Según el régimen cubano, las acciones de China en Xinjiang no son una violación a los derechos humanos, sino que son un esfuerzo por contener el extremismo islámico y el terrorismo en la región. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
assange, snowden, carlson

Tucker Carlson a Trump: ¡Defienda la Declaración de Derechos! ¡Perdone a Assange!

Next Article
Tragedia, comunes, Platón

Más sobre la tragedia de los comunes

Related Posts
Total
0
Share