fbpx
Origen del COVID-19, OMS

¿China oculta el origen del COVID-19?

China negó la entrada al equipo conformado por dos científicos de la OMS que tenía como objetivo investigar el origen de la COVID-19

[Read in English]

Con el fin de investigar el origen del COVID-19, a comienzos de diciembre del 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordó con Beijing la que sería la primera visita por parte de un equipo científico a Wuhan, el epicentro de la pandemia.

Sin embargo, la prensa internacional informó que cuando la comisión conformada por dos científicos que ya volaban con destino a la ciudad de Wuhan, se les notificó que «no tenían los permisos necesarios para entrar en el país».

La decisión de China se da a pesar de que la OMS, en cabeza de Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha trabajado estrechamente con el Partido Comunista de China (PCCh) en el manejo de la pandemia a nivel mundial.

La negativa de Beijing provocó que el director de la OMS realizara unas declaraciones a la prensa donde se mostró «muy decepcionado con esta noticia. He estado en contacto con altos funcionarios chinos y, una vez más, he dejado claro que la misión es una prioridad para la OMS y el equipo internacional».

La noticia se da en medio de los crecientes casos de pacientes con COVID-19 que azotan a China luego de que, según los cuestionados informes del PCCh, el gigante asiático afirmara que había controlado la pandemia.

El desconocimiento del origen del COVID-19 y la tardía información de China y la OMS le ha costado la vida a más de un millón y medio de personas alrededor del mundo.

Información transparente sobre el origen del COVID-19s para una respuesta oportuna ante los nuevos virus

A diferencia del coronavirus, otros virus han podido ser detectados a tiempo gracias a la información científica aportada por los países epicentro. China aún no entrega informes que revelen el origen del virus y se niega a cooperar con organizaciones internacionales.

CNN publicó un informe en diciembre de 2020 donde se evidencia la aparición de un virus desconocido similar al ébola en el Congo. Según los especialistas consultados por el medio, «existe la posibilidad de la aparición de nuevos virus debido a los cambios de ecosistemas».

Un pangolín y otros animales salvajes se exhiben para la venta como carne de animales silvestres en un mercado húmedo. El pangolín es una de las posibles fuentes que dan origen a la transmisión del Covid-19. (Efe) Origen del COVID-19
Un pangolín y otros animales salvajes se exhiben para la venta como carne de animales silvestres en un mercado húmedo de China. El pangolín es una de las posibles fuentes que dan origen a la transmisión de la COVID-19. (Efe)

El equipo médico que en 1976 descubrió el mortal ébola ahora investiga la aparición del denominado virus X, según CNN. Dentro de la investigación se destaca la participación de la comunidad internacional en encontrar el origen del virus.

El origen del ébola fue fundamental para combatirlo oportunamente, ya que la identificación del ébola se «basó en una cadena que conectaba las partes más remotas de las selvas tropicales de África con laboratorios de alta tecnología en Occidente», según el informe de CNN.

Dado que la comunidad internacional ha suscrito convenios en torno al cuidado y prevención de epidemias con la OMS, es fundamental que la organización rinda cuentas a los países sobre la situación epidémica en el mundo, por encima de los intereses políticos, esto después de que los medios de comunicación informaran sobre una acuerdo entre la OMS y el Gobierno de Italia sobre las cifras del coronavirus.

La OMS ha sido complaciente con el PCCh y ha seguido las instrucciones que desde Beijing se le ha proporcionado para el manejo de la pandemia. Por ejemplo, la OMS tardó dos semanas en aceptar que el COVID-19 se transmite entre personas; además ha impedido la participación de Taiwán en la respuesta internacional para contener la pandemia, las dos situaciones siguiendo los lineamentos del régimen chino.

Alto funcionario de la OMS evita preguntas sobre la exclusión de Taiwán del organismo mundial de la salud durante una entrevista con un medio de comunicación de Hong Kong. 

El caso de Taiwán es la muestra de que la OMS protege los intereses políticos de sus aliados por encima del rigor científico y en desmedro de la población. En 2003 Taiwán actuó con audacia frente al SARS y es de los países que mejor ha manejado la pandemia del coronavirus sin acudir a coartar la libertad o la economía local.

Las acciones de la administración Trump respecto a la OMS fueron oportunas, ya que Estados Unidos ha sido el único país en pedir transparencia en la información de la pandemia del COVID-19.

Un año después de haber detectado el virus en Wuhan, las autoridades chinas siguen sin responder por el manejo dado a la hora de publicar las cifras relevantes sobre el origen del virus.

Silencio de la OMS frente a información falsa entregada por China sobre el COVID-19

Las declaraciones del director de la OMS a los medios de comunicación en respuesta de la decisión de Beijing de impedir el ingreso de la comisión científica, es la primera reacción que la organización ha expresado en contra del régimen de Beijing.

Desde que se descubrió el COVID-19, el PCCh ha entregado información errónea y tardía sobre el virus y su origen, impidiendo así una respuesta oportuna de la comunidad internacional frente a la pandemia sin ser condenado por el hecho.

China ha tardado meses en aceptar una visita científica a la ciudad de Wuhan. La misión completa que la OMS pretende enviar a China para investigar el origen del COVID-19 consta de un equipo conformado por científicos de Estados Unidos, Japón, Rusia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el recinto de Zhongnanhai en Beijing. (Efe) Origen del COVID-19
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el recinto de Zhongnanhai en Beijing. (Efe)

El silencio y la complicidad de la OMS va más allá de las consecuencias y el debate político. La información pertinente ha dado como resultado una respuesta oportuna de la comunidad internacional a virus como el ébola, la fiebre amarilla o el VIH.

No es la primera vez que China impide que organismos internacionales informen a la comunidad internacional sobre la aparición y el origen de nuevos virus. En 2003, el PCCh evitó informar a Taiwán sobre la aparición del SARS, un tipo de influenza que ese Gobierno combatió con éxito, pero aislado de la ayuda internacional.

China somete a cuarentena a once millones de personas por incremento de casos de COVID-19

Los informes del PCCh durante el año 2020 demostraban que China había superado con éxito la pandemia. Con fiestas y propaganda Beijing pretende mostrarle al mundo que los ciudadanos chinos ya gozaban de una vida normal mientras los medios informan que la economía tuvo un crecimiento de casi un 5 % durante el 2020.

Fiesta en Wuhan en el epicentro de la pandemia del COVID-19 auspiciada por el partido Comunista chino para despedir el año 2020 mientras Occidente se prepara para nuevos confinamientos ante el silencio de la OMS. (Efe) Origen del COVID-19
Fiesta en Wuhan, ciudad origen de la pandemia del COVID-19, auspiciada por el PCCh para despedir el 2020 mientras Occidente se prepara para nuevos confinamientos ante el silencio de la OMS. (Efe)

En contraste, los medios de comunicación han publicado que el día 6 de enero de 2021 el régimen chino tomó la decisión de cerrar la ciudad de Shijiazhuang, la capital de la provincia de Hebei cerca de Beijing. En la ciudad de Shijiazhuang «se han registrado 117 contagios, de los cuales 63 fueron anunciados el día del cierre».

Reuters publicó que las autoridades de la provincia de Guangdong «informaron la aparición de un paciente infectado con una variante más transmisible del coronavirus descubierta en Sudáfrica».

El veto de Beijing a la comisión de la OMS que estudiaría el origen del virus se da en vísperas de la celebración del año nuevo lunar que se considera la migración humana más grande de cada año y es un riesgo para nuevos contagios de la COVID-19 en China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

El bitcóin supera los 38,500 dólares y se apunta un nuevo máximo histórico

Next Article
Trump Capitolio

Cómo la arrogancia de Trump sepultó sus más grandes logros

Related Posts
Total
0
Share