fbpx
Saltar al contenido

Las 5 peores mentiras que te dijeron los medios en el 2021 y que no puedes olvidar

Mentiras medios, El American

Read in English

[Read in English]

El 2021 fue un año difícil. Muchas cosas pasaron y para los medios fueron 12 meses con demasiada información. Lastimosamente, por como están las cosas en el periodismo eso se traduce en toneladas de mentiras.

Este artículo podría ser eterno. De hecho, me costó mucho elegir solo cinco mentiras, pero creo que con recordar estas, tendremos suficiente como para desconfiar durante los siguientes años de absolutamente todo lo que nos dicen los grandes medios.

1- El “complot” para que Biden ganara la presidencia

La revista TIME explícitamente le dio la razón al expresidente Donald Trump sobre el “complot” en su contra. A inicios de febrero del 2021 la revista publicó un reportaje titulado: La historia secreta de la campaña en la sombra que salvó las elecciones de 2020. En el texto hicieron públicos los detalles de un complot que presentaron como un acto heroico, gracias al cuál salvaron a Estados Unidos del terrible Trump.

“Una camarilla bien financiada de personas poderosas, que abarcan industrias e ideologías, que trabajan juntas detrás de escena para influir en las percepciones, cambiar las reglas y leyes, dirigir la cobertura de los medios y controlar el flujo de información”

Revista TIME

El asunto es completamente sucio y escandaloso, TIME literalmente reveló que en secreto los poderosos de diferentes sectores se unieron para controlar la información y cambiar leyes para que ganara su candidato, Joe Biden. El descaro es tal que lo presentaron como un acto de heroísmo.

Seguramente se trató de una jugada rápida para revelar la información ellos mismos antes de que otros lo hicieran, de modo que pudieran imponer la narrativa de que fue un acto loable y por el bien del país.

La conspiración de la que se quejaban muchos conservadores no fue un sueño paranoico sino una realidad que terminó poniendo en el poder a la izquierda.

“Consiguieron que los estados cambiaran los sistemas de votación y las leyes. Ayudaron a asegurar cientos de millones en fondos públicos y privados. Se defendieron de las demandas por supresión de votantes, reclutaron ejércitos de trabajadores electorales y consiguieron que millones de personas votaran por correo por primera vez”, reveló el reportaje.

También reconocieron el papel de las Big Tech y cómo censuraban lo que no le convenía a Biden mientras promocionaban aquello que pudiera perjudicar a Trump. “Presionaron con éxito a las empresas de redes sociales para que adoptaran una línea más dura contra la desinformación y utilizaron estrategias basadas en datos para combatir las difamaciones virales”,señala TIME.

Afirmaron también que “en noviembre de 2019, Mark Zuckerberg invitó a nueve líderes de derechos civiles a cenar en su casa, donde les advirtieron sobre el peligro de las falsedades relacionadas con las elecciones, que ya se estaban extendiendo sin control”.

Así como a un complot para modificar leyes de votación lo tildaron de plan para salvar al país, a la censura de aquello que no les convenía lo tildaron de control de falsedades.

La gran mente detrás de la conspiración, Michael Podhorzer –director político de la AFL-CIO, la federación de sindicatos más grande de los Estados Unidos– mantuvo reuniones “con su red de contactos en todo el universo progresista”: el movimiento sindical; la izquierda institucional, instituciones como Planned Parenthood y Greenpeace; grupos de resistencia como Indivisible y MoveOn; organizadores a nivel estatal y otros. Sus esfuerzos tuvieron tal efecto, señala la revista, que “a medida que avanzaba el 2020, se extendió al Congreso, Silicon Valley y los poderes públicos de la nación”.

TIME también reveló que “para asegurar el voto” se necesitaban recursos, por lo que “en marzo los activistas pidieron al Congreso que enviara el dinero de ayuda de Covid a la administración electoral”.

“Dirigidos por la Conferencia de Liderazgo en Derechos Civiles y Humanos, más de 150 organizaciones firmaron una carta a cada miembro del Congreso en busca de $ 2 mil millones en fondos electorales. Tuvo algo de éxito: la Ley CARES, aprobada más tarde ese mes, contenía $ 400 millones en subvenciones para los administradores electorales estatales”.

TIME

Durante meses las redes sociales negaron estar censurando gente por sus ideas conservadoras; los apresurados cambios de leyes para ampliar el voto por correo fueron presentados como simple interés por defender derechos; dijeron que Trump estaba loco cuando asegurada que poderosos de diferentes sectores hacían planes para derrotarlo. Meses después, TIME reveló el complot, pero nuevamente se burló de los americanos presentándolo todo como una loable estrategia. Como si los americanos fueran tontos, como si no tuvieran derecho a la información y a elegir a su presidente.

2- La crisis migratoria que no se cubrió

Durante el tiempo que lleva el presidente Biden en el poder Estados Unidos ha vivido una crisis migratoria de tal magnitud que hacia octubre del 2021 había más de 15 mil personas agolpadas debajo del puente internacional en Del Rio, Texas. Las autoridades de migración incluso han dicho que no dan abasto.

Pero, ¿durante todo este tiempo vimos acaso a los medios reportando las historias de miles de personas detenidas en las jaulas que construyó Obama? ¿Qué habría pasado si hubiera sido la administración Trump la que durante semanas prohibía a los medios la entrada a los centros de detención? ¿Vio alguien a los medios liberales reclamar a Biden por las dramáticas imágenes de niños en la frontera y en las caravanas? No. La condescendencia es lo que abunda para Biden.

De hecho, lo que vimos fue a unos medios que cubrían con absoluta ligereza la crisis. Los periodistas que antes parecían fieras buscando cómo atacar a Trump por cada cosa que ocurría en la frontera, este año esperaron callados y en calma a que pudieran reportar algo, sin reclamar mayor cosa.

La crisis migratoria llegó a tanto que después de unos meses el presidente Biden y la vicepresidente Harris empezaron a dar declaraciones que perfectamente podría haber sido dadas por el expresidente Donald Trump. “Lo puedo decir muy claro: no vengan”, dijo Biden en marzo.

The Washington Post cubrió de la siguiente manera los mensajes de Trump y Harris.

«Harris advierte a los guatemaltecos que serán rechazados si ingresan ilegalmente a la frontera de Estados Unidos», publicó el WaPo luego de las declaraciones de la vicepresidente, mientras que cuando Trump envió el mismo mensaje, el título fue: «‘¡Nuestro país está lleno!’: La declaración de Trump tiene ecos de extrema derecha que se remontan a la era nazi».

NBC News cubrió así las politicas migratorias de Trump: «La marca de Trump es su política de inmigración xenófoba. Es por eso que hará todo lo posible para promulgarlo».

Por otra parte, con Kamala Harris NBC dijo: «En su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo, la vicepresidenta anunció grupos de trabajo para abordar la corrupción y la trata de personas que se consideran posibles impulsores de la migración».

Sobre Biden, el titulo fue: “Administración entrante de Biden a la caravana de migrantes: no vengas, no entrarás de inmediato”.

Ya nos ha quedado claro que para la izquierda no es el qué, sino el quién.

3- La “teoría conspirativa” de la fuga de laboratorio

En mayo de este año el mundo conoció que, según un informe del Departamento de Estado, varios investigadores chinos del Instituto de Virología de Wuhan enfermaron en otoño de 2019 y necesitaron atención hospitalaria, eso sucedió antes del primer caso oficial de coronavirus reportado en China. Tras hacerse público el informe, el Dr. Fauci cambió de opinión, después de repetir durante meses que no había evidencia científica de que el virus hubiera salido de un laboratorio, tuvo que declarar que no está convencido de que el covid-19 se haya desarrollado de forma natural.

Además, se hizo público que a finales del 2020 el Departamento de Estado inició una investigación para intentar determinar si el virus salió del laboratorio de Wuhan, pero en la primavera la administración Biden ordenó que esa investigación se cerrara.

Aún no está claro si el coronavirus salió de un laboratorio o si todo se originó en un mercado de animales exóticos, pero cada vez más pruebas apuntan a lo primero. Lo que sí es absolutamente claro es que los grandes medios se empeñaron, durante un año, en declarar imposible que el virus hubiera salido del Instituto de Virología de Wuhan y tildaron a cualquiera que se atreviera a hablar del asunto de conspiranóico y racista.

El Washington Post se refirió a la idea como una “teoría de la conspiración”. CNN hablaba de una teoría sacada de un libro de “comic” y le daba voz al Partido Comunista chino diciendo que se trataba de una estrategia de los republicanos para ganar la presidencia. BBC News también hablaba de “teoría de la conspiración” e incluso llegó a citar a China sugiriendo que el virus fue creado por Estados Unidos..

Aún cuando durante meses el expresidente Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo hablaban de pruebas que soportaban una fuga de laboratorio, y se sabía que USA investigaba en esa línea, los grandes medios —con tal de no darle la razón a Trump— no solo ignoraron esa posibilidad, sino que se dedicaron a ridiculizar a cualquiera que mencionara el asunto. En gran parte, lo poco que sabemos del coronavirus y sus origenes es culpa de los medios.

4- La ira de los medios contra el exitoso Gobernador DeSantis

RonDesatis es uno de los gobernadores que más da de qué hablar. Su gestión ha contribuído grandemente a que Florida brille como uno de los estados más sobresalientes de este país. Los bajos impuestos, el respeto a las libertades económicas e individuales, así como el negarse a convertir el estado en un régimen totalitario que persigue a los no vacunados, han convertido a Florida en lugar de refugio de quieres huyen de los estados azules. Encuestas muestran que casi 1000 personas se mudan ahí todos los días, muchas provienen de estados como New York, New Jersey y Connecticut. No olvidemos que Florida fue el estado al que más se trasladó gente en el 2020.

Todo este buen desempeño ha convertido a DeSantis en blanco de mentiras y técnicas sucias de los grandes medios al servicio de la izquierda para desacreditarlo. Por ejemplo, en abril, el programa 60 Minutes, transmitido en CBS News, publicó un vídeo editado donde la reportera Sharyn Alfonsi insinúa que DeSantis entregó contratos a empresarios cercanos y donantes de su campaña. En su pregunta, Alfonsi sugiere que el gobernador de Florida y la empresa Publix, habían llegado a un acuerdo para que la compañía donara dinero a la campaña DeSantis y luego obtener el contrato de distribución de vacunas contra el COVID-19. En el vídeo editado parece que el gobernador hubiera evadido las preguntas, lo que es falso. En el vídeo completo es posible ver la explicación contundente que da DeSantis al asunto.

Ante el descaro de 60 Minutes y después de conocerse el vídeo completo las redes se llenaron de reacciones. Una de las más importantes fue la de Jared Moskowitz, un exrepresentante estatal demócrata que ahora es el director de la División de Gestión de Emergencias de Florida.

“60 Minutes, lo dije antes y lo vuelvo a decir. Publix fue recomendado por la División de Manejo de Emergencias de Florida y el Departamento de Salud de Florida ya que las otras farmacias no estaban preparadas para empezar. ¡Punto! ¡Punto! Nadie de la oficina del gobernador sugirió Publix. Es una absoluta tontería”, escribió el demócrata en Twitter.

Otra de las mentiras de las que publicó la prensa fue la absurda idea de que DeSantis quiere tener una una Guardia similar a los “colectivos” del tirano Maduro en Venezuela. Cualquier hispano sensato entiende el nivel de ridiculez de esta afirmación. Hay 22 estados en este país que tienen fuezas independientes de la Guardia Nacional pero cuando el Gobernador de Florida anuncia esto, demócratas y la prensa izquierdista pone el grito en el cielo porque seguramente DeSantis ya empezó a volverse un dictador…

Yahoo News publicó una nota titulada: “Esto debe ser detenido”: el gobernador de Florida, Ron DeSantis, planea establecer una milicia que solo responda a él. Para luego agregar un párrafo en el que habla del historial del gobernador como si fuera un dictador en potencia: “El historial de DeSantis, que incluye reprimir violentamente a los manifestantes, tiene a algunos demócratas dando la voz de alarma sobre el plan del gobernador”.

Ron DeSantis simplemente anunció la resurgimiento de la Guardia Estatal de Florida que ha estado inactiva desde 1947 y pidió que la Legislatura del estado proporcionara la financiación adecuada para unos 200 voluntarios civiles para “ser entrenados en las mejores técnicas de respuesta a emergencias”. El papel de esta Guardia que algunos locos comparan con los paramilitares de Maduro será sobre todo el de responder a emergencias, lo cual es esencial en un estado como Florida, que tiene huracanes a menudo y en el que la Guardia Nacional está sobrecargada de trabajo.

5- Las mentiras en el caso Kyle Rittenhouse

El Juicio de Kyle Rittenhouse es un hecho fundamental para la Justicia de este país. Lo único que hay que celebrar del asunto es que la Justicia a pesar de las presiones de manifestantes y medios de comunicación, falló en derecho. Por lo demás fue un hecho lamentable en el que nadie ganó; dos personas murieron y un jóven que ni siquiera tenía 18 años cuando el enfrentamiento ocurrió, tuvo que vivir un largo Juicio, la condena de los medios, y seguramente su vida nunca volverá a ser igual. Practicamente todo el país lo conoce, incluyendo a aquellos que a pesar de las pruebas lo siguen viendo como un asesino de sangre fría.

El caso de Kyle estuvo rodeado de una enorme cantidad de noticias falsas publicadas por grandes medios. Dijeron que Kyle mató a dos manifestantes de BLM, cuando en realidad lo que ocurrió fue un caso de legítima defensa en medio de las protestas violentas ocurridas en Kenosha el 25 de agosto del año pasado, y ninguno de los tres hombres que fueron impactados era afrodescendiente.

Mark Strassman, de CBS News, dijo en el programa “Face The Nation” que “Rittenhouse condujo desde Illinois armado para la batalla”. La idea de que Kyle simplemente es un asesino que manejó armado para ir a desahogar su instinto fue promovida por varios medios que descaradamente omitieron que si bien Rittenhouse vive a 20 millas de Kenosha, su padre, abuela, su familia paterna y mejor amigo viven en Kenosha. No quisieron reportar que Kyle trabajaba como salvavidas en Kenosha y que esos días había ayudado limpiar los grafitis que dejaron los manifestantes en la escuela local y que el 25 de agosto fue invitado por adultos a unirse a un grupo de la comunidad que custodiaría un lote de autos en el que la noche anterior los violentos manifestantes habían incediado decenas de vehículos.

Por lo menos CBS, después de la declaración de Strassman emitió una corrección. Pero muchos otros medios difundiero esa falsa idea, John Heilemann de MSNBC dijo: “El vigilante de 17 años, posiblemente un terrorista doméstico, tomó un rifle y se dirigió a un estado diferente para dispararle a la gente”.Joe Scarborough de MSNBC dijo: “Cruzó las fronteras estatales con un AR-15, se arrojó en medio de todo esto y comenzó a dispararle a la gente”.

Dijeron que era un supremacista blanco cuando lo único que hizo fue un par de publicaciones en defensa de la vida de los policías, dijeron que estaba relacionado con la milicia y con los Proud Boys y en el Juicio quedó claro que no hay absolutamente ninguna prueba de eso. Las mentiras fueron tantas y el descaro tan absurdo que podríamos escribir varios artículos al respecto. Lo único bueno, como dije antes, es que este caso probó que la Justicia funciona y que la desinformación y presión de los medios no logró afectar el fallo.

Vanessa Vallejo. Co-editor-in-chief of El American. Economist. Podcaster. Political and economic analysis of America. Colombian exile in the United States // Vanessa Vallejo. Co-editora en jefe de El American. Economista. Podcaster. Análisis político y económico de América. Colombiana exiliada en EE. UU.

3 comentarios en «Las 5 peores mentiras que te dijeron los medios en el 2021 y que no puedes olvidar»

Deja una respuesta

Total
143
Share