fbpx
Saltar al contenido

“Una guerra sangrienta y de desgaste”, comandante de fuerzas especiales opina sobre el estado de la invasión a Ucrania

Guerra en Ucrania

Read in English

“Los ucranianos han llegado a lo que llamamos su punto culminante. Ya sabes, han perdido el momento”, comenta el coronel Andrew Milburn, en una llamada con El American, mientras se prepara para volver a Ucrania.

El coronel Milburn no es extraño a la guerra, su amplio currículo militar en el Cuerpo de Marina ha visto teatros tan diversos como la ciudad de Mogadishu en Somalia o Falluyah en Iraq. Su experiencia lo llevó a ser el Comandante Adjunto de la Central del Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos en Oriente Medio, donde lideró operaciones contra ISIS hasta 2019.

Milburn se encuentra en Ucrania con su compañía de seguridad, The Mozart Group, un grupo de veteranos de fuerzas especiales de 10 naciones que entrenan tropas para el ejército ucraniano y hacen labor humanitaria evacuando civiles de zonas de combates.

En exclusiva con El American, Milburn compartió sus perspectivas de la guerra en Ucrania y el futuro de la misma.

La guerra en Ucrania entra en un punto muerto

Aunque los medios han aclamado el impulso de la ofensiva Ucraniana, y el propio Milburn aclara que su corazón está con los ucranianos, él no es tan optimista con los resultados.

“Estaba fuera de Izium cuando los ucranianos la tomaron hace unas dos o tres semanas. Fue un ataque de tres brigadas, que no es enorme”, comenta Milburn, quien aplaudió la iniciativa del ejercito ucraniano, mas sin embargo, también dijo que “no había una gran reserva lista para explotar [la iniciativa]”.

Para Milburn el éxito de los ucranianos durante su ofensiva en Izium se debió más a”la incompetencia rusa, o solamente a que los rusos estaban cediendo esa parte del frente”.

El Coronel Andrew Milburn capacita al ejército ucraniano. (TMG)
El Coronel Andrew Milburn capacita al ejército ucraniano. (TMG)

Milburn anticipa que la línea del frente llegará a un punto muerto, estabilizándose en el norte sin tener grandes resultados, pues más allá de que los ucranianos conquistaron más 6,000 kilómetros cuadrados con sus ofensivas, los rusos están dispuestos a perder esa parte del territorio.

La situación en el Donbas, en cambio, Milburn la describe como “preocupante”, pues aunque para los gobiernos occidentales la remota región no parce ser estratégicamente importante, para el Estado Mayor Ruso lo es y se está apoderando de ella “incremental y lentamente, continúan avanzando centímetro a centímetro”.

Con respecto a la ofensiva en el sur de Ucrania, que lleva ya seis semanas, ha habido “francamente, pocos avances”, se lamenta Milburn, quien teme que la ofensiva esté llegando a un estancamiento.

Las ofensivas han salido costosas para el ejército ucraniano que, según el propio presidente Zelensky, está teniendo hasta 50 a 100 muertes diarias —aunque The New York Times estima que pueden ser hasta 200— lo que es un “número asombrosamente alto de personas muertas para un ejército del tamaño del de Ucrania”, asevera Milburn.

A pesar de sus éxitos, el ejército ucraniano está teniendo fuertes pérdidas. (EFE)
A pesar de sus éxitos, el ejército ucraniano está teniendo fuertes pérdidas. (EFE)

Con los recursos actuales Milburn no ve posible que Ucrania pueda romper el estancamiento del frente a medida que llega el invierno, a menos de que la OTAN suministre a Ucrania de artillería de precisión y drones, así como un asesoría por parte de especialistas occidentales para apoyarlos en enfocarse en el estudio de la inteligencia en el campo de batalla.

Para Milburn la falta de cooperación de la inteligencia ucraniana con sus contrapartes occidentales está dificultando cualquier apoyo pues “los ucranianos no están compartiendo sus planes de batalla. Desde una perspectiva occidental, Estados Unidos y la OTAN saben más sobre los planes rusos que de los ucranianos”, opina.

De momento, “va a ser una guerra sangrienta de desgaste que se prolongará hasta y durante el invierno”, lamenta Milburn.

La fallida movilización rusa y las alternativas de Putin

Aunque la ofensiva ucraniana está teniendo dificultades, la movilización “parcial” rusa avanza mucho peor. Para Milburn este reclutamiento masivo y forzoso “no se transformará en un ejército capaz en el campo de batalla”.

Miles de hombres han huido de Rusia, mientras que en las calles se congregan numerosas protestas que son despejadas brutalmente por la policía. En los cuarteles, los nuevos conscriptos se quejan de no tener instalaciones, uniformes o materiales de aseo básicos.

Para Milburn, la impopularidad de la movilización entre la gente, la corrupción interna de la burocracia y el sistema ruso harán difícil para Putin constituir una fuerza capaz.

“Las ruedas de esta movilización, aunque no diré que están caídas, están girando muy pobremente y no están siendo corregidas”, opina Milburn.

Con una movilización forzosa y un referendo fachada Putin ha anexionado por la fuerza parte del territorio ucraniano a Rusia. (EFE)
Con una movilización forzosa y un referendo fachada Putin ha anexionado por la fuerza parte del territorio ucraniano a Rusia. (EFE)

Con dicha movilización, la posibilidad de que Rusia utilice un arma nuclear táctica se ha vuelto aun más tangible. No obstante, para Milburn, quien “nunca subestimaría la capacidad de Putin para incurrir en una conducta irracional”, no parece probable que utilice armas nucleares “no por la bondad de su corazón, sino simplemente por su propio cálculo de riesgo y su posición, está en una posición frágil y él lo entiende”.

Si una bomba nuclear llegara a ser lanzada sería “una especie de demostración, tal vez en el mar negro o en algún lugar bastante remoto”, sin embargo, las complicaciones que esto traería serían mucho mayores que los beneficios de la muestra de poder.

Para Milburn ninguno de los dos lados está en capacidad de salir del punto muerto, a menos de que Occidente decida retirar su apoyo a Ucrania o incrementarlo sustancialmente.

En noviembre se celebrará la reunión del G-20, ocasión que podría ser aprovechada por Putin para mostrar su disposición para negociar, “para entonces tendrá la mayor parte del Donbas”, opina Milburn.

Putin busca extorsionar a los países europeos por fuera de la guerra en Ucrania limitando el suministro de gas al continente. (EFE)
Putin busca extorsionar a los países europeos por fuera de la guerra en Ucrania limitando el suministro de gas al continente. (EFE)

Con la llegada del invierno, países como Alemania, altamente dependientes del suministro de gas ruso, estarán más dispuestos a presionar a Ucrania para que llegue a una negociación con el régimen de Putin.

El otro factor que podría ayudar a romper el punto muerto es “un esfuerzo integral coherente para darles armas de ataque de precisión de largo alcance en cantidad suficiente a Ucrania, además de un esfuerzo de asesoramiento de los Estados Unidos. No se trata necesariamente de hombres en servicio activo en el terreno, sino de ayudarlos con la planificación y ayudarlos con la integración de inteligencia”, afirma el coronel Milburn.

Economist, writer and liberal. With a focus on finance, the war on drugs, history, and geopolitics // Economista, escritor y liberal. Con enfoque en finanzas, guerra contra las drogas, historia y geopolítica

Deja una respuesta

Total
1
Share