fbpx
Saltar al contenido

Se desploma confianza de los americanos en las instituciones

Se desploma confianza de los americanos en las instituciones

Available: English

[Read in English]

UNA NOTABLE encuesta publicada el 5 de julio por la Universidad de Monmouth nos revela que el 57 % de los americanos piensa que las acciones del Gobierno federal en los últimos seis meses han perjudicado directa y severamente a sus familias. La universidad de Monmouth enlista en esa encuesta las 22 prioridades más importantes de los ciudadanos americanos y lo cierto es que el espectáculo de las audiencias del Comité del Congreso del 6 de enero, el cambio climático y la nueva economía “verde” no se reflejan en lugar alguno de la lista. De hecho, las cuatro principales preocupaciones de los americanos están relacionadas directamente con la inflación y la incertidumbre económica.

La abrumadora mayoría de los americanos quiere que la administración enfrente la realidad de una inflación ocasionada por una avalancha de gasto gubernamental y crédito barato, que la Casa Blanca primero negó, luego desestimó y ahora atribuye a la “codicia” de los empresarios.

La administración no quiere hacerlo y su partido, con mayoría en el Congreso, está más que dispuesta a atar de manos a la Reserva Federal por causas ideológicas que la mayoría de los americanos rechaza. De hecho, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó hace poco una absurda “Ley de Equidad Racial y Económica de la Reserva Federal” que obliga a la FED a privilegiar los objetivos del socialismo woke sobre la estabilidad de precios y el crecimiento económico.

Otras encuestas nos señalan que un 78 % de los votantes americanos cree que Estados Unidos está “en el camino equivocado”. Y el número de los que lo piensa ha subido 27 puntos desde que Joe Biden está en la Casa Blanca. La desconfianza de los americanos en la administración Biden se está transformando en desconfianza en la institucionalidad del país cuando el 40 % ya piensa que el Gobierno de los Estados Unidos “no es sólido en absoluto”.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Una reciente encuesta de Gallup revela una caída realmente abrupta en la confianza de los americanos en 16 de las instituciones más importantes de la república. La confianza de los americanos en la prensa, el sistema de justicia penal, las grandes corporaciones americanas, la policía y las tres ramas del Gobierno federal ha bajado a mínimos históricos. Los resultados de Gallup nos dan hoy los niveles de confianza institucional más baja que se han visto a lo largo de las décadas en que la encuestadora la ha venido midiendo.

Ninguna institución subió en la confianza de los americanos desde la encuesta del año pasado y este año apenas el 7 % responde que tiene “Mucha o Bastante” confianza en el Congreso y apenas el 11 % confía en la noticias de la Televisión.

En todos los temas importantes vemos una creciente grieta entre las preocupaciones, aspiraciones y preferencias los ciudadanos y las de sus gobernantes. Y no se limita a los Estados Unidos, es algo que está ocurriendo en las principales naciones desarrolladas de Occidente, en mayor o menor grado, casi sin excepción. Hace un mes el Parlamento Europeo aprobó, con una mayoría abrumadora, renovar por otro año los pasaportes de salud digitales obligatorios denominados Certificado Digital COVID-19 de la UE. Los políticos europeos respondieron así al rechazo casi unánime de sus ciudadanos a los pasaportes de salud obligatorios, reflejada contundentemente a lo largo de meses de consulta sobre el tema.

La abrumadora mayoría de ciudadanos americanos y europeos rechazan cada vez más la inmigración ilegal. Pero en ambos lados del Atlántico los gobiernos no solo se niegan a enfrentar el problema, sino que lo empeoran debilitando las fronteras y atrayendo más inmigrantes ilegales. Las democracias, nos guste o no, serán cada vez menos legitimas mientras la confianza de los ciudadanos en su “representantes” se siga desplomando. Esto es diferente a las crisis políticas, económicas e ideológicas de los años 60 y 70. No veíamos algo así en occidente desde los años del surgimiento de los grandes totalitarismos del siglo XX durante el periodo que fue del fin de la I Guerra Mundial al inicio de la II Guerra Mundial.

Total
89
Share