fbpx
Saltar al contenido

Congresista presiona al asesor de Hunter Biden por 150 transacciones sospechosas

Hunter Biden se reunió con oligarca ruso vinculado con Putin para discutir posible acuerdo de inversión

Available: English

[Read in English]

 

A medida que pasa el tiempo salen a la luz nuevas revelaciones que hundirían al hijo del presidente Joe Biden, Hunter Biden, quien de acuerdo con legisladores habría tratado de ocultar al menos 150 transacciones sospechosas vinculadas a los negocios de su familia en el extranjero.

El principal republicano del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes exigió respuestas a Edward Prewitt, entonces asesor financiero de Hunter Biden.

“Más de 150 transacciones de los negocios de los Biden han sido marcadas por los bancos estadounidenses a través de la presentación de informes de actividades sospechosas (SAR) a la Red de Aplicación de Delitos Financieros”, escribió el representante James Comer (R-KY) a Prewitt en una carta publicada por el congresista.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El representante increpó a Prewitt debido a que mensajes de texto evidenciaría que Hunter Biden estaba al tanto de estos SAR y tomó medidas para evitar ser detectado en sus negocios financieros.

Comer añade que los republicanos del comité han revisado la información que demuestra que Prewitt asesoraba a Hunter Biden en las transacciones que provocaron la preocupación de los bancos.

“Como asesor financiero de Hunter Biden, está en una posición única para saber cómo se originaron estas transacciones y por qué fueron señaladas por los bancos americanos”, escribió el legislador.

Según Comer, Prewitt y su empresa gestionaban las cuentas de las empresas del primer hijo del presidente, incluyendo aquellas que se utilizaron para hacer transferencias a CEFC, una empresa que el representante calificó como un “brazo del Gobierno chino”.

“Los republicanos del Comité se han comprometido a seguir el rastro del dinero de Hunter Biden, que consiste en muchas transacciones complejas e internacionales por valor de millones de dólares. El pueblo americano merece conocer las conexiones del presidente con los negocios de su hijo, que se han producido a costa de los intereses americanos y pueden representar una amenaza para la seguridad nacional”, dice la carta de Comer.

La carta de Comer al ex asesor financiero de Hunter Biden se da a conocer luego de que el senador Chuck Grassley, el miembro de mayor rango del Comité Judicial del Senado, haya informado que informantes han acusado al FBI y al Departamento de Justicia de enterrar la suciedad “verificada y verificable” del hijo del presidente al rechazar documentación de inteligencia y descartarla alegando “desinformación.”

Grassley (republicano de Iowa) envió el lunes una carta al director del FBI, Christopher Wray, y al fiscal general, Merrick Garland, en la que les exige que examinen las denuncias.

Avanzan las investigaciones

El pasado 21 de julio se conoció que los investigadores del caso sobre actividades comerciales de Hunter Biden sopesan los posibles cargos, mientras los fiscales confrontan las pautas del Departamento de Justicia para evitar acercar los casos políticamente delicados a las elecciones de mitad de periodo.

De acuerdo con CNN, las discusiones se han centrado en la posibilidad de presentar cargos que podrían incluir presuntas infracciones fiscales y la existencia de una declaración falsa en relación con la compra de Hunter Biden de un arma de fuego, en un momento en que se le habría prohibido hacerlo debido a sus reconocidas luchas contra la adicción a las drogas.

Asimismo, los republicanos en el Congreso ya han anunciado que si toman el control de la Cámara de Representantes después de las elecciones intermedias en noviembre, esperan iniciar nuevas investigaciones y celebrar audiencias para examinar la conducta de Hunter Biden y otros miembros de la familia del presidente.

Hunter Biden no ha sido acusado de ningún delito y su padre, el presidente Joe Biden, no forma parte de las investigaciones sobre las actividades comerciales de su hijo; sin embargo, la investigación, que empezó en 2018 en la fiscalía federal de Delaware, se refiere a múltiples actividades financieras y comerciales en países extranjeros que empezaron cuando el padre de Hunter era vicepresidente.

Se investiga si Hunter Biden y sus asociados violaron las leyes de lavado de dinero, impuestos y cabildeo extranjero; sin embargo, el Departamento de Justicia no informa sobre la marcha de investigaciones hasta que no se presenten cargos ante un tribunal.

Total
1
Share