fbpx

Conservadores y libertarios: una alianza indispensable para el futuro del GOP y Estados Unidos

Conservadores y libertarios: una alianza indispensable para el futuro del GOP y Estados Unidos

Conservadores y libertarios pueden estar de acuerdo en que el país corre peligro como nunca antes: el fascismo progresista, la censura, y el peligroso intento de la izquierda en convertir al país en un Estado vigilante es real

[Read in English]

En las últimas elecciones presidenciales la candidata por el Partido Libertario, Jo Jorgensen, obtuvo 1,865,858 votos en todo el país; evidentemente esta cifra no es suficiente para ser determinante en una elección federal, sin embargo, la cantidad de americanos que se considera a sí misma como “libertaria” es exponencialmente mayor, y puede generar importantes cambios en una sociedad confundida que parece haber olvidado los principios fundacionales de Estados Unidos.

Según un estudio del año 2014 de Pew Research, el 11 % de los americanos se consideran “libertarios”, mientras que una investigación del Cato del 2017 es un poco más inconclusa, pero establece que entre el 7 % y el l 22 % de la población es libertaria. Si estimamos que por lo menos un 10 % de la población americana tiene valores libertarios, quiere decir que alrededor de 30 millones de personas en Estados Unidos entienden a la libertad individual como la máxima y principal condición para el éxito de toda sociedad, y esa es una cifra que indudablemente sería determinante en cualquier tipo de elección: federal, estatal o local.

Ahora bien, sin duda alguna los pobres resultados del Partido Libertario en Estados Unidos obedecen a diferentes factores: en primer lugar, al indudable y consolidado sistema bipartidista existente en el país, y en segundo lugar, al exagerado dogmatismo ideológico de los libertarios que les impide ser pragmáticos al momento de dar soluciones concretas a problemas reales; por ejemplo, creo que todos podemos coincidir en que las guerras son indeseables, sin embargo, lamentablemente el mundo no es una utopía donde los gobernantes solo quieren lo mejor para sus ciudadanos y vecinos. Si a tu alrededor tienes carteles criminales y terroristas preparándose para atacarte, tu solución no puede ser aplicar el principio de no intervención y esperar a que tus enemigos lo respeten.

Banderas de Estados Unidos (EFE)

No obstante, más allá de ciertos momentos donde el pragmatismo debe imponerse al dogmatismo cegado e improductivo, el libertarismo debería volver a tomar relevancia en la política americana, pero esto es algo que no se podrá realizar a través de una tercera fórmula política, sino penetrando en el corazón del Partido Republicano, allí en el núcleo conservador, donde se encuentra la mayor parte de ciudadanos afines a las ideas libertarias, y desde donde se podrá luchar de manera efectiva contra las políticas intervencionistas y socialistas del actual Partido Demócrata.

Al igual que el Partido Libertario, el Partido Comunista y el Partido Socialista de Estados Unidos han fracasado históricamente en sus intentos de penetrar en la política americana como una tercera vía, sin embargo, algunos de sus máximos representantes, como es el caso de Bernie Sanders, han penetrado en la estructura del Partido Demócrata para correrlo a la extrema izquierda, y desde adentro del sistema bipartidista cambiar los cimientos del país. Esto es precisamente lo que deberían hacer los libertarios americanos en el otro costado: penetrar en el GOP para tratar de cambiar los tradicionales valores conservadores por unos más libertarios, y desde allí plantar cara contra el colectivismo en el país.

Rand Paul, El American
El senador republicano Rand Paul, uno de los máximos exponentes del libertarianismo en el GOP. (EFE)

La alianza entre conservadores y libertarios pasa por asumir la responsabilidad fiscal

En los tiempos oscuros que atraviesa Estados Unidos, no solo se necesitan rescatar los valores de las libertades individuales y los gobiernos pequeños, también se hace indispensable recobrar el coraje moral para propiciar cambios positivos en la nación, sin caer en las hipocresías de las que constantemente los republicanos acusan a los demócratas.

Para nadie es un secreto que en el pasado tanto republicanos como demócratas han sido bastante irresponsables en materia fiscal. Si bien, por lo general, los conservadores han abogado por impuestos más bajos, no han cumplido con la parte de limitar el gasto del Estado y reducir el endeudamiento para evitar la devaluación del dólar.

De hecho, fue Richard Nixon, el exmandatario republicano, quien enterró el sistema de Bretton Woods, lo que a la larga ocasionaría la constante manipulación del dólar por parte de las distintas administraciones que han pasado por la Casa Blanca; tanto republicanos como demócratas han usado la FED como un brazo de Gobierno con el propósito de cumplir sus agendas políticas, lo cuál ha ido propiciando el crecimiento de este sistema clientelista en el que una buena parte de la población considera que el Estado a través de las políticas monetarias es el que debe resolver sus problemas, lo que ha abierto la puerta al populismo y el socialismo.

1991 Five Former Presidents Gerald Ford, Richard Nixon, George H W Bush, Ronald Reagan, & Jimmy Carter
Presidente Gerald Ford, Richard Nixon, George H W Bush, Ronald Reagan, & Jimmy Carter (1991). Flickr

La verdad es que, si hoy los republicanos quieren marcar una diferencia con el actual Partido Demócrata, deben comprometerse con la responsabilidad fiscal y con la promoción de los valores libertarios que dieron forma al país más exitoso de los últimos siglos.

Proteger la Constitución

En la actualidad conservadores y libertarios pueden estar de acuerdo en que Estados Unidos corre peligro como nunca antes ante el nuevo fascismo progresista, la censura en medios de comunicación y el peligroso intento por parte de la izquierda en proclamar un Estado vigilante que controle la vida de los ciudadanos. Estos son solo los primeros pasos para el establecimiento de un sistema totalitario jamás visto en el país de las libertades.

Un manifestante se encuentra frente al tribunal del condado de Kenosha mientras el jurado delibera en el juicio de Kyle Rittenhouse, en Kenosha, Wisconsin, 16 de noviembre de 2021. EFE

Para triunfar ante la arremetida del colectivismo en Estados Unidos es determinante promover el respeto por los valores fundacionales de la nación, proteger tanto la Primera como la Segunda Enmienda y resaltar la importancia de la propiedad privada y el libre mercado como aspectos fundamentales en la regeneración de una sociedad que se ha ido deteriorando en los últimos años.

Hoy en día los conservadores pueden aprender y tomar ciertas cosas de los libertarios, y a su vez los libertarios hacer lo mismo de parte de los conservadores. La unión es indispensable para proteger al país de la arremetida colectivista y mantener nuestras libertades; a los libertarios les queda sumarse al GOP, y a los conservadores recibirlos con los brazos abiertos. El 2022 será un año vital para comenzar a recuperar la cordura en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden planea nuevas restricciones para viajeros tras la aparición de la variante ómicron

Biden planea nuevas restricciones para viajeros tras la aparición de la variante ómicron

Next Article
fbi - police - El American

Estudiante de 15 años asesinó a tres compañeros de instituto en Michigan

Related Posts
Total
5
Share