fbpx



padres fundadores, El American

La Constitución está siendo pisoteada y con ella la democracia ideada por los padres fundadores

El sueño libertario de los padres fundadores está en riesgo con cada vez más atentados contra la libertad de expresión, las libertades religiosas, políticas y los ataques a la Segunda Enmienda

[Read in English]

Hace 245 años unos hombres visionarios tuvieron el valor y el coraje de fundar una nación consistente en un principio básico, sagrado y fundamental: la libertad. Durante décadas el sueño libertario de los padres fundadores fue tomando forma al norte de América para crear a la que se transformaría un par de décadas después en la nación más exitosa, no solo del hemisferio Occidental, sino también del mundo entero; claramente estamos hablando de Estados Unidos.

Forjada la sociedad americana bajo principios claros establecidos en la Constitución, como lo son su Primera y Segunda Enmienda, que establecen la más absoluta libertad de expresión, libertad religiosa y política, además del libre porte de armas, fue evolucionando un Estado que creció económicamente de forma abrupta debido a que los ciudadanos comprendían su rol privado e independiente, y el Estado no cruzaba los límites establecidos por los designios constitucionales.

Sin embargo, esta exitosa historia está a punto de colapsar, pues uno de los dos grandes partidos del sistema americano ha decidido que llegó el momento de poner en cuestionamiento, y de ser posible, enmendar o incluso eliminar las primeras enmiendas de la Constitución americana, esas mismas que dieron forma a la exitosa sociedad más poderosa de todo el globo.

Recientemente parte del Caucus Hispano del Partido Demócrata amenazó la libertad de expresión al presionar a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para que no apruebe la venta de Radio Caracol Miami, una de las emisoras más sintonizadas en el sur de la Florida, por el simple hecho de que el comprador, el empresario Carlos Vasallo, es aparentemente más cercano a la ideología conservadora.

Darren Soto, congresista por el 9no distrito de Florida, quien forma parte del Subcomité de Comunicaciones y Tecnología de la Cámara de Representantes declaró que la FCC no debía aprobar la venta de la estación de radio en nombre del “bien público”.

“Las ondas de radio son las ondas del pueblo, y la FCC tiene que escudriñar cada venta para asegurarse de que es un bien público, y podría ser muy posible que esto no sea un bien público”, declaró el congresista.

Para cualquier venezolano o cubano, que durante décadas escuchó al mismo Hugo Chávez o a los miembros del Partido Comunista de Cuba gritar de forma irracional que las “ondas son del pueblo”, y que por ende solo el Gobierno podía dictaminar quién hacía uso del espectro radioeléctrico y quién no, las similitudes no pueden ser más evidentes, está claro que controlando los medios de comunicación se controla la opinión pública, y si no permites que personas “supuestamente” de ideología contraria accedan a los medios masivos, se está asesinando a la Primera Enmienda de la Constitución americana.  

Pero Soto no fue el único. El congresista Rubén Gallego del 7mo distrito, quien además funge como presidente del comité de acción política BOLDPAC, el brazo político del Caucus Hispano, también ha intervenido para censurar la libertad de expresión en el sur de Florida.

Lamentablemente para los amantes de la libertad y de Estados Unidos, lo que ocurre en el sur de la Florida no es un hecho aislado, no es un secreto que las Big Tech comandadas por Facebook y Twitter han estado censurando voces conservadoras en el país, ocultando noticias y pruebas que dejan en evidencia ciertos casos de corrupción y escándalos en personajes del Partido Demócrata y sus medios afiliados.

Recientemente Twitter censuró y eliminó la cuenta de James O´Keffe, fundador de Project Veritas, tras publicar un video en el que uno de los directores técnicos de CNN declaraba que mentían e inventaban cosas sobre Trump para tratar de deslegitimarlo, y que seguían el mismo patrón con otros miembros del Partido Republicano. Incluso el empleado de CNN llegó a admitir que estaba seguro que fue gracias a los esfuerzos de su planta televisiva que lograron sacar a Trump del poder.

El intento por controlar los medios de comunicación y la opinión pública no es algo nuevo, no es un misterio que la mayoría de grandes cadenas informativas del país se han convertido en brazos políticos del Partido Demócrata, con The New York Times, CNN, The Washington Post, ABC, NBC, CBS, Telemundo, Univisión, creando una narrativa uniforme de corte liberal, apoyados a su vez por las Big Tech.

Si al dominio absoluto que tiene el partido azul sobre los medios americanos y las redes sociales existentes, se suma el último intento por impedir que conservadores puedan acceder, comprar o montar sus propias estaciones de radio, o incluso redes sociales, como es el caso de Parler, (quien fue sacado del juego por decidir no censurar voces conservadoras), entonces podemos aseverar que los principios constitucionales y la democracia está en riesgo.

USA, RIP
Washington (United States), 07/01/2021.- A US flag with ‘RIP’ written on seen in front of the US Capitol in Washington, DC. EFE/EPA/JUSTIN LANE

El sueño democrático de los padres fundadores en riesgo

Ciertamente en los últimos años la Primera Enmienda parece más un aspecto decorativo de la Constitución, que un principio básico que se respete en el país; y algo similar podría pasar con la Segunda Enmienda de concretarse los planes progresistas para eliminar el segundo pilar del sistema constitucional americano.

Por último, no podemos olvidar la iniciativa paralela impulsada por un grupo del partido de izquierda para empaquetar la Corte Suprema y aumentar el número de jueces, solo para imponer en el máximo tribunal jurídico de la nación, a personas adheridas a la ideología progresista.

Si irrespetar y burlar los principios de la Constitución americana, si censurar y eliminar voces disidentes de los espacios masivos de comunicación virtual, si pretender dominar el espacio radioeléctrico para someterlo a los designios del partido, si secuestrar las instituciones para moldearlas al antojo del Gobierno, y si invocar una reforma que permita desarmar a los ciudadanos para dejarlos a la merced del Gobierno no nos advierte de que algo peligroso está sucediendo, entonces probablemente a la opinión pública americana le falta mucho por desarrollar en sus sentidos de interpretación del autoritarismo.

Quienes migramos al país de las libertades amando lo que representa, y huyendo de Gobiernos totalitarios, sabemos cómo empieza y cómo termina la película, y lo cierto es que una vez rodada la acción y con los actores primarios en el dominio absoluto de la situación, solo se puede esperar a un trágico final. Lamentablemente a muchos nos lo ha enseñado así la experiencia, y lo único que podemos hacer es desesperadamente predicar para tratar que la trágica historia no se repita en otras partes.

1 comment
  1. En todo el mundo, solo 3 países garantizan el derecho a las armas en sus constituciones: USA, México y Guatemala; solo uno hace realmente efectivo dicho derecho. Pronto veremos que ni ese país quedará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
School Choice

Cámara de la Florida aprueba ley para ampliar financiación de school choice

Next Article
LeBron James, criticado, comentario policía

LeBron James es tildado de "hipócrita" por incitar al odio en su cuenta de Twitter

Related Posts
Total
1
Share