fbpx
gina carano

Continúa el acoso contra Gina Carano: shadow ban en Twitter

El hambre de la izquierda por erradicar la voz de Gina Carano no se vio saciada con su despido, sino que ha continuado con todo tipo de ataques contra la actriz, tratando de erradicar su presencia por completo

[Read in English]

Según han podido comprobar varios usuarios, la cuenta oficial de Gina Carano en Twitter ha sufrido un aparente “shadow banning” por parte de la plataforma, por lo que tanto sus tweets como su cuenta tendrán un alcance limitado.

Esta decisión, aparentemente tomada por Twitter, se suma a una larga lista de medidas de acoso a la actriz, en el marco de la campaña de cancelación que inició contra ella la izquierda hace unos meses, y que alcanzó su punto álgido con el despido de la actriz de la serie de Disney+ The Mandalorian.

En un post de Instagram, Gina Carano comparó el clima de la Alemania nazi contra los judíos, con las campañas de acoso por parte de la izquierda contra los conservadores en la actualidad, promovidas por la llamada cultura de la cancelación.

En una decisión que muchos consideran como la confirmación de las preocupaciones expresadas por Gina Carano, Disney la despidió fulminantemente tras este post, acusándola de antisemitismo.

El hambre de la izquierda por erradicar la voz de Gina Carano no se vio saciada con su despido, sino que ha continuado con todo tipo de ataques contra la actriz, tratando de erradicar su presencia por completo. Así, Disney+ decidió no emitir un episodio ya grabado por la actriz para National Geographic del programa Running Wild con Bear Gryllis; y la compañía de juguetes Hasbro comunicó que no seguiría produciendo las figuras de acción del personaje de Gina Carano en The Mandalorian, lo que, por cierto, ha hecho que se dispare su precio en el mercado de coleccionismo.

gina carano
Gina Carano. (Flickr)

Algunas voces se han pronunciado en defensa de la actriz, como la del baterista de System of a Down, John Dolmayan, —quien también ha sido víctima del acoso por parte de la izquierda—, o la del humorista Bill Burr, quien también se está viendo en el punto de mira.

Algunas celebridades relacionadas con la izquierda también han mostrado su apoyo a Gina Carano, expresando su preocupación por la erosión del derecho a la libertad de expresión, como es el caso del humorista y presentador Bill Maher. Precisamente en uno de sus últimos programas, Bill Maher mostró su estupefacción cuando tras preguntar su opinión sobre lo que está pasando con la actriz, la senadora demócrata Heidi Heitkamp le respondió que Gina Carano “es una nazi”.

Se da la curiosa circunstancia de que la justificación para despedir a Gina Carano fue por haber comparado el clima de la Alemania nazi contra los judíos con el clima de persecución actual contra los conservadores, sin embargo, que la senadora demócrata Heidi Heitkamp haya dicho literalmente que Gina Carano “es una nazi” no parece haber importado a la izquierda, que no sólo sigue acosando a la actriz, sino que además ahora también quieren cancelar al actor Henry Cavill por haber sido pareja de Gina Carano hace 10 años.

El origen del acoso contra Gina Carano

Gina Carano se convirtió en blanco de la izquierda desde el momento en que empezó a expresar algunas ideas conservadoras en sus redes sociales. Aunque es difícil determinar cuándo se convirtió en objetivo predilecto de los acosadores, todo apunta a que la campaña contra la actriz se recrudeció en septiembre del pasado año, cuando Gina se negó a sumarse a una iniciativa transexualista.

Esta iniciativa, promovida por la izquierda, consistía en que los usuarios de redes sociales especificasen en sus perfiles si preferían ser tratados por “pronombres no binarios”. Según la ideología de género, los pronombres “él/ella” pueden resultar limitantes y ofensivos para personas que se identifican como intergénero, de género fluido u otros muchos géneros, más allá del masculino y femenino.

Muchos famosos y celebridades fueron compelidos a cambiar sus perfiles para mostrar así su apoyo a la ideología de género y su agenda política. Algunas figuras públicas —como su compañero de reparto en The Mandalorian, Pedro Pascal— se sumaron a esta campaña política, pero Gina Carano se abstuvo.

Ante la insistencia para que cambiara su perfil y después de que Pedro Pascal le explicara por qué muchas personas estaban incluyendo esos pronombres en sus redes sociales, Gina Carano decidió poner las palabras “beep/bop/boop” —sonidos que hacen los droides en el universo Star Wars—, y esto desató la furia de la izquierda contra ella.

Esta broma ha tenido graves consecuencias para Gina Carano, que en cuestión de pocos meses ha sido despedida de The Mandalorian y su figura de acción descontinuada, también se ha visto fuera del spin-off Rangers of the New Republic, ha tenido que soportar todo tipo de insultos, que incluso se haya intentado cancelar a su expareja, y ahora al parecer también es víctima de un shadow banning por parte de Twitter. Todo por no apoyar la ideología izquierdista.

1 comment
  1. Q vaina es q son de cristal y el q no piense igual les puede quebrar sus mentesitas, pobrecitaeiuos 🤣🤣🤣

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
libertad

Anímese, la libertad prevalecerá

Next Article
Biden-Harris

Biden-Harris: el golpe de Estado encubierto que todos veían venir y nadie quiso evitar

Related Posts
Total
38
Share