fbpx
Saltar al contenido

Hombre condenado a muerte por contrabandear serie “Squid Game” en Corea del Norte

Corea del Norte: hombre condenado a muerte por comerciar serie "Squid Game"

Esta entrada también está disponible en: English

[Read in English]

El régimen norcoreano, liderado por Kim Jong-un, ha condenado a muerte a un comerciante que estaba distribuyendo la serie “Squid Game” dentro del hermético país asiático. La información fue revelada por Radio Free Asia (RFA), medio privado financiado por el gobierno de los Estados Unidos que entrevistó a dos fuentes anónimas en Corea del Norte, incluyendo a un hombre que opera en las fuerzas del orden en la provincia de Hamgyong del Norte.

De acuerdo con el reporte de RFA, el hombre contrabandeaba desde China copias de la serie de Netflix y las vendía mediante memorias USB de forma clandestina. Fue descubierto luego de que las autoridades sorprendieran a siete estudiantes de secundaria viendo la popular serie en coreano.

El castigo contra el hombre será aplicado por un pelotón de fusilamiento. A los estudiantes también se les castigará. Uno de ellos, el chico que compró la serie y se la mostró a sus compañeros, recibirá cadena perpetua. Los otros seis tendrán seis años de trabajos forzosos.

Estos castigos serán aplicados en el marco de la ley “Eliminación del Pensamiento y la Cultura Reaccionarios”, promulgada el año pasado y que afectará, en este caso, a menores de edad. Es la primera vez que el gobierno aplica esta medida para castigar a infractores de la autoritaria ley norcoreana.

Según la RFA, la ley “conlleva una pena máxima de muerte por ver, conservar o distribuir medios de comunicación de países capitalistas, especialmente de Corea del Sur y Estados Unidos”.

"*" señala los campos obligatorios

Will you be voting in the upcoming midterm election?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Se rumorea que uno de los estudiantes será liberado gracias a un soborno de 3,000 dólares entregado por sus padres a las autoridades norcoreanas.

La RFA, el pasado 16 de noviembre, informó que las copias de Squid Game estaban entrando en Corea del Norte y estaba logrando cierta popularidad entre algunos norcoreanos “con ocupaciones de riesgo y posiciones inseguras” que se sentían identificados con la situación financiera de los personajes de la serie.

"The Squid Game", la serie surcoreana de Netflix más vista en el mundo
Una imagen de la serie Squid Game. (Archivo)

Los castigos por contrabandear Squid Game en Corea del Norte llegarán a personas no involucradas directamente

Las fuentes norcoreanas de la RFA aseguraron que hay un clima de preocupación dentro de Corea del Norte por los castigos relacionados con Squid Game. “Los residentes están sumidos en la ansiedad, ya que los siete serán interrogados sin piedad hasta que las autoridades puedan averiguar cómo se introdujo el drama con la frontera cerrada debido a la pandemia de coronavirus”, dijo la fuente al medio.

Los castigos por contrabandear Squid Game no se limitarán, únicamente, a sancionar y ejecutar a quienes distribuyan y vean el contenido; sino que también se castigará a los funcionarios de las escuelas que permitan que esta clase de producciones capitalistas rueden entre los estudiantes.

“El gobierno se está tomando este incidente muy en serio, diciendo que se estaba descuidando la educación de los estudiantes. El Comité Central despidió al director de la escuela, a su secretario de juventud y a su profesor de aula”, dijo la fuente de la RFA a propósito de las detenciones contra los estudiantes.

“También han sido expulsados del partido. Es seguro que los enviarán a trabajar a las minas de carbón o se exiliarán a las zonas rurales del país, por lo que todos los demás profesores de la escuela están preocupados por lo que les pueda pasar a ellos también si uno de sus alumnos también se ve envuelto en la investigación”, añadió la fuente del medio.

Asimismo, otro residente de la provincia de Hamgyong del Norte comentó que, tras la detención de los estudiantes, “las autoridades empezaron a registrar los mercados en busca de dispositivos de almacenamiento de memoria y discos de vídeo que contuvieran medios de comunicación extranjeros”.

Emmanuel Alejandro Rondón is a journalist at El American specializing in the areas of American politics and media analysis // Emmanuel Alejandro Rondón es periodista de El American especializado en las áreas de política americana y análisis de medios de comunicación.

Contacto: [email protected]

Total
1
Share