fbpx
coronavirus laboratorio, El American

¿Coronavirus de laboratorio? Otra vez los grandes medios nos engañaron

Durante un año los grandes medios tildaron de loco y racista a cualquiera que se atreviera a señalar la posibilidad de que el coronavirus hubiera salido de un laboratorio

[Read in English]

Aún no está claro si el coronavirus salió de un laboratorio o si todo se originó en un mercado de animales exóticos, pero cada vez más pruebas apuntan a lo primero. Lo que sí es absolutamente claro es que los grandes medios se empeñaron, durante un año, en declarar imposible que el virus hubiera salido del Instituto de Virología de Wuhan.

Lo que vemos hoy es que, en cuestión de días, la idea de que el coronavirus salió de un laboratorio en Wuhan pasó de ser una teoría de la conspiración y una locura racista a estar en las portadas de los principales medios como una hipótesis seria y a la que Estados Unidos debe prestar toda su atención. 

Washington post se refirió a la idea como una “teoría de la conspiración”. CNN hablaba de una teoría sacada de un libro de “comic” y le daba voz al Partido Comunista chino diciendo que se trataba de una estrategia de los republicanos para ganar la presidencia. BBC News también hablaba de “teoría de la conspiración” e incluso llegó a citar a China sugiriendo que el virus fue creado por USA.

Ahora bien, por qué durante meses, aún cuando el entonces presidente Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo hablaban de pruebas que soportaban esa teoría, y se sabía que USA investigaba en esa línea, los grandes medios no es que hayan ignorado la posibilidad, sino que -aún peor- se dedicaron a ridiculizar a cualquiera que lo mencionara: republicanos locos, racistas, stop asian hate…

Las razones del comportamiento de los medios pueden ser muchas. La persona de más alto nivel que hablaba de la posibilidad del origen en el laboratorio era el presidente Trump, al que odian con todas sus fuerzas. También parece que hay mucho capital desde china intentando esconder lo que realmente ocurrió. Y seguramente también influyó que el Dr. Anthony Fauci, al que algunos han declarado persona sabia e incapaz de equivocarse nunca, decía que no había evidencia científica de que el virus hubiera salido de un laboratorio.

Los medios estaban ocupados culpando a Trump de todas las desgracias. Durante meses lo único que vimos en las noticias fue a periodistas acusar al entonces presidente de miles de muertes y señalar a los republicanos de inventar teorías locas y racistas para supuestamente desviar la atención de la gestión del Gobierno. Los grandes medios eran incapaces de siquiera considerar la hipótesis que planteaba Trump y, en vez de hacer su trabajo e investigar, se dedicaron a tildar de racistas al presidente y al secretario de Estado.

En estos últimos días el mundo ha conocido que, según un informe del Departamento de Estado, varios investigadores chinos del Instituto de Virología de Wuhan enfermaron en otoño de 2019 y necesitaron atención hospitalaria, eso sucedió antes del primer caso oficial de coronavirus reportado en China. El Dr. Fauci ha cambiado de opinión y  ahora dice que no está convencido de que el covid-19 se haya desarrollado de forma natural. Además, se ha hecho público que a finales del 2020 el Departamento de Estado inició una investigación para intentar determinar si el virus salió del laboratorio de Wuhan, pero en esta primavera la administración Biden ordenó que esa investigación se cerrara. 

En mayo del 2020, Pompeo afirmó que había “enorme evidencia” y una “cantidad significativa de pruebas” para respaldar la afirmación de que el virus podría haberse originado en el Instituto de Virología de Wuhan. Hasta el momento no sabemos nada respecto de esas pruebas y, en ese sentido, las noticias de que había una investigación pero fue cancelada por la administración Biden son desalentadoras. 

Evidentemente, no solo los americanos, sino el mundo entero, merece saber la verdad. Hablamos de la posibilidad de que un virus que ha matado a millones de personas haya salido de un laboratorio. Y también hay dudas sobre la relación de ese laboratorio con el régimen chino, siempre enemigo de USA y de Occidente. El mundo entero mira al gobierno americano esperando que haga la investigación necesaria.

Pero acá hay otro asunto que no puede pasar de largo. Que quede claro a todo el mundo que la mayoría de los grandes medios de comunicación no tienen un compromiso con la verdad. Durante un año señalaron e hicieron avergonzar a cualquiera que se atreviera a decir lo que ahora -ante el peso de la evidencia- ponen en sus primeras páginas. 

La próxima vez que los medios tilden de loco o conspiranóico a una persona o idea, no se deje engañar de nuevo y recuerde que en cuestión de días pasaron de decir que la idea de que el coronavirus haya salido de un laboratorio era una “teoría de la conspiración que ya fue desacreditada” a publicar en sus primeras páginas que es una posibilidad real. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Campaña contra el racismo del Correo de España no sale bien: la estampilla negra es la más barata

Next Article
Crisis Financiera, El American

El American Live: ¿Viene una nueva crisis financiera?

Related Posts
Total
219
Share