fbpx
Anthony Fauci, correos, Emails

Correos expuestos podrían dejar a Fauci fuera del juego

El Dr. Anthony Fauci pasó de ser uno de los científicos más respetados en el mundo a ser cuestionado por buena parte de la sociedad americana

Los correos electrónicos del Dr. Anthony Fauci están generando dos tipos de impresiones: la de los medios como CNN, BuzzFedd News o The Washington Post, donde se leen sendas reseñas sobre la dificultad de enfrentar una pandemia, las pocas horas de sueño que tuvo que soportar el científico y su capacidad de “liderazgo” para ir contra la “desinformación”; la otra cara de la moneda pertenece a aquellos que ven al Dr. Fauci como una persona que se olvidó de la evidencia científica y se dedicó a hacer cálculos políticos pandémicos a favor de la burocracia estatal.

Hay muchos correos electrónicos que no dejan bien parado a Anthony Fauci, quien recibió varios consejos interesantes y que apenas fueron leídos y respondidos con un “gracias por tu nota”.  

También hay correos enviados que llaman la atención, pues en los primeros días de la pandemia, allá por febrero del 2020, el Dr. aseguró que las mascarillas que se encuentran en las farmacias no eran eficaces para prevenir contagios debido el tamaño del virus. Estuvo de acuerdo con cerrar las escuelas pese a la evidencia de que los niños se contagian en menor proporción que los adultos y además colaboró con el relato para calificar a la teoría de la fuga de laboratorio como una conspiración.

Otra impresión que dejan los emails es que el Dr. Fauci siempre estuvo haciendo cálculos con la pandemia. Las decisiones mayormente fueron tomadas conforme a cómo iba evolucionando la opinión pública. Eso puede explicar por qué, de forma repentina, los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) anunciaron el fin de las mascarillas luego de que diversos expertos científicos y la opinión pública empezaron a presionar a las autoridades sanitarias, incluyendo al Dr. Fauci.

«Los correos electrónicos de Fauci sólo demuestran que Fauci tomó sistemáticamente el camino de la menor resistencia: restando importancia a la teoría de la filtración del laboratorio de Wuhan, cambiando de opinión sobre las mascarillas, luchando a capa y espada contra Rand Paul sobre la inmunidad postcovid, a pesar de que sabía (Paul tenía razón)», escribió en Twitter Ben Shapiro, editor emeritus del Daily Wire.

«Fauci no seguía la ciencia como objetivo principal. Era un institucionalista burocrático, que es precisamente lo que cabría esperar de un burócrata de carrera».

El contenido de los emails de Fauci: ¿un encubrimiento a la fuga del laboratorio?

La principal y primera preocupación que revelan los correos de Fauci está relacionada a los orígenes del COVID-19. El 31 de enero, Fauci envió al investigador Kristian G. Andersen y a Jeremy Farrar, quien dirige una organización benéfica de salud global en Gran Bretaña, un correo con el artículo de la revista Science llamado «La minería de los genomas de los coronavirus en busca de pistas sobre el origen del brote».

«Esto acaba de salir hoy. Es posible que lo hayas visto. Si no, es de interés para la discusión actual», escribió Fauci a Andersen.

En su respuesta, el investigador explicó a Fauci que, «En un árbol filogenético, el virus parece totalmente normal y la estrecha relación con los murciélagos sugiere que los murciélagos son el reservorio. Las características inusuales del virus constituyen una parte realmente pequeña del genoma (< 0,1%), por lo que hay que mirar muy de cerca todas las secuencias para ver que algunas de las características (potencialmente) parecen diseñadas».

En otro párrafo, el emisor menciona que cuatro personas, «Eddie, Bob, Mike y yo encontramos el genoma inconsistente con las expectativas de la teoría evolutiva. Pero tenemos que examinar esto mucho más de cerca y todavía hay que hacer más análisis, así que esas opiniones todavía podrían cambiar».

Fauci Emails, correos expuestos, Dr. Fauci

El 1 de febrero, Fauci escribió un correo electrónico dirigido al subdirector del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), Hugh Auchincloss. El asunto del correo decía “Importante” y el archivo adjunto del correo se tituló: “Barc, Shi et al-Nature medicine – SARC Gain of function.pdf”.

“Hugh,

Es esencial que hablemos esta mañana. Mantenga su teléfono celular encendido. Tengo una conferencia telefónica a las 7:45 am con Azar. Es probable que termine a las 8:45 am. Lea este documento, así como el correo electrónico que le enviaré ahora. Ustedes tienen tareas hoy que deben hacerse.

gracias

Tony”.

Correo de Anthony Fauci.

Según The National Pulse, el correo electrónico tiene un artículo académico adjunto que se titula: “Un grupo de coronavirus de murciélago similares al SARS muestra potencial para la aparición en humanos”.

El resumen de dicho artículo encaja con lo que conoce como una “ganancia de función”:

“Utilizando el sistema de genética inversa del SARS-CoV, generamos y caracterizamos un virus quimérico que expresa la espiga del coronavirus SHC014 de los murciélagos en un esqueleto de SARS-CoV adaptado al ratón. Los resultados indican que los virus del grupo 2b que codifican la espiga SHC014 en un esqueleto de tipo salvaje pueden utilizar eficazmente múltiples ortólogos del receptor del SARS, la enzima convertidora de angiotensina humana II (ACE2), replicarse eficazmente en células primarias de las vías respiratorias humanas y alcanzar títulos in vitro equivalentes a los de las cepas epidémicas del SARS-CoV”.

La ganancia de función fue descrita por el Dr. Fauci como «tomar un virus que podría infectar a los humanos y hacerlo más transmisible y/o patógeno para los humanos», es decir, consiste en potenciar genéticamente a un virus volviéndolo más transmisible. El objetivo de esta práctica es estudiar y analizar cómo el virus evoluciona y afecta a los conejillos de indias humanizados.

Una de las razones por las que la teoría de la fuga del laboratorio cobró fuerza fue, justamente, por los experimentos de ganancia de función realizados por el Instituto de Virología de Wuhan (WIV). Informes de inteligencia advirtieron sobre los peligros de este experimento realizado en el WIV, un laboratorio que no cuenta con los estándares de bioseguridad necesarios para esta clase de investigaciones según funcionarios americanos en Beijing.   

Ya para abril del 2020, tanto el Washington Post como Fox News publicaron artículos sobre los experimentos que se llevaron adelante en el WIV y que desde la administración Trump había funcionarios que creían que el virus pudo surgir de un laboratorio en Wuhan.

Sin embargo, pese a la evidencia y a las recomendaciones científicos que recibió el Dr. Fauci en su correo sobre la plausibilidad de que el coronavirus pudo ser diseñado por el hombre, el inmunólogo más importante del mundo decidió ignorar la teoría de la fuga del laboratorio.

Anthony Fauci, origen COVID-19, Rand Paul
Washington (United States), 11/05/2021.- Anthony Fauci, Director of the National Institute of Allergy and Infectious Diseases at the National Institutes of Health (NIH). (EFE)

Durante el mes de abril, específicamente el día 18, Peter Daszak, zoólogo y presidente de la EcoHealth Alliance —una organización sin ánimos de lucro que obtuvo una subvención de 3.4 millones de dólares del NIAID en 2014— agradeció a Fauci por respaldar la teoría del origen natural del coronavirus públicamente.

«Solo quería darle las gracias personalmente, en nombre de nuestro personal y colaboradores, por dar la cara públicamente y afirmar que las pruebas científicas apoyan un origen natural del COVID-19 a partir de un contagio entre murciélagos y no de una liberación en el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan», escribió Daszak a Fauci quien, para ese entonces, ya sabía sobre la plausibilidad de una fuga accidental.

“Muchas gracias por su amable nota”, fue la respuesta de Fauci a Daszak, una respuesta genérica con la que respondió a muchas personas durante todo el último año.

La EcoHealth Alliance es más que una simple organización médica, a través de ella, el NIH financió con 600,000 dólares al Instituto de Virología de Wuhan para que estos investigasen los coronavirus de murciélagos y sus efectos en los humanos. El Dr. Fauci reconoció este “modesto” financiamiento y, además, lo justificó. También dijo que este dinero no fue aprobado para que se utilice en una ganancia de función, pero aseveró que no tampoco puede determinar si los investigadores chinos utilizaron ese dinero para el controvertido experimento a espaldas del NIH.

Los correos también salpican a Francis Collins, director de los NIH, quien comentó que la subvención financiada por los contribuyentes a EcoHealth y el WIV no fue aprobada para realizar la ganancia de función. El mismo Collins se refirió a la teoría de fuga de laboratorio como una “conspiración” en un correo dirigido a Anthony Fauci.

Otros correos problemáticos

El Dr. Fauci también dio recomendaciones un tanto contradictorias en sus correos al inicio de la pandemia.

En febrero, Sylvia Burwell, secretaria de Salud y Servicios Humanos desde el 2014 al 2017 bajo la administración de Obama, consultó a Fauci sobre las precauciones que debería tomar al viajar. El científico respondió: “las mascarillas son realmente para las personas infectadas, para evitar que contagien a personas no infectadas, más que para proteger a las personas no infectadas de adquirir la infección”.

“La típica mascarilla que se compra en la farmacia no es realmente efectiva para mantener fuera el virus, que es lo suficientemente pequeño como para atravesar el material (…) No recomiendo que se use una máscara, sobre todo porque se va a un lugar de muy bajo riesgo”, remarcó el Dr.

Correos, doctor Fauci, COVID-19, Fauci Mails
Uno de los correos expuestos del Dr. Anthony Fauci.

Por supuesto, la opinión de Fauci evolucionó al punto tal de que, estando completamente vacunado contra el virus, el científico apareció públicamente utilizando mascarillas.

Otros puntos un tanto contradictorios expuestos en los correos electrónicos están relacionados con el cierre de las escuelas, a los que Fauci apoyó prácticamente desde el primer día de pandemia. Sin embargo, la evidencia demostró que los niños siempre tuvieron bajos índices de contagios y menores posibilidades de ser afectados por el virus que los adultos.

Uno de los políticos que reaccionó a los correos electrónicos del Dr. Fauci fue Rand Paul, con quien el científico viene librando una fuerte pugna con respecto a cómo el Gobierno debió afrontar el problema de la pandemia desde polos prácticamente opuestos.

Los correos expuestos no tardaron en generar reacciones contra Anthony Fauci quien podría quedar fuera del juego por la gran presión pública. Las principal duda, hasta ahora, y por la que probablemente será interrogado en el Senado, es qué tanto sabía el científico sobre la ganancia de función en su momento y por qué la descartó o nunca la mencionó durante tanto tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Defund the police, El American

Agobiante aumento del crimen después de reducir presupuesto de la Policía

Next Article
Miami será la sede del Oslo Freedom Forum este año

Miami será la sede del Oslo Freedom Forum este año

Related Posts
Total
79
Share