fbpx
Las criptomonedas ayudan a tener una economía más eficiente

¿Cómo las criptomonedas crearán sociedades más libres, más ricas y menos corruptas?

Cuando los gobiernos pierdan la autonomía sobre las monedas de curso, los políticos se verán obligados a realizar propuestas de gasto público responsables y abandonar el populismo

Estamos en abril del 2021 al momento de escribir este artículo y pareciera que fue ayer cuando un bitcoin se cotizaba por tres mil dólares, hoy en día para adquirir una pieza de dicha criptomoneda la inversión se acercaría a los sesenta mil dólares, y la pregunta que muchos se hacen es, ¿por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo?

La revolución por una economía descentralizada le ha pasado a todo el mundo frente a sus narices, sin embargo todavía muchos han decidido no verla, o al menos obviarla; lo mismo sucedió en el pasado con productos transgresores como Facebook, Twitter, el mismo Internet; al inicio la mayoría de la población fue escéptica, sin embargo terminaron transformando la humanidad y convirtiéndose en parte de nuestras vidas.  

Lo primero que debe aclararse es que las criptomonedas no son ningún negocio piramidal, ni tampoco un casino en el que se apuesta buscando sacar el número ganador —aunque algunas personas puedan tomarlo de esta manera—; la esencia real de las criptomonedas es la de fungir como mecanismo de valor entre partes y ayudar a propiciar economías más libres, menos burocráticas y también, más eficientes.

Es común escuchar a estas alturas todavía a personas con gran influencia en la economía mundial, quienes manejan la Reserva Federal de Estados Unidos, y los grandes burócratas de los Bancos Centrales hablar del bitcoin como una estafa y otro tipo de adjetivos peyorativos, y por supuesto, la razón detrás de este continuo ataque de desprestigio se debe a que las criptomonedas están poniendo en riesgo el monopolio monetario que han tenido los gobiernos y grandes banqueros durante décadas.

El acuerdo de Bretton Woods y su influencia en la humanidad

Para resumir un poco esta historia, basta con decir que tras firmarse el acuerdo de Bretton Woods en el año 1944, tras la Segunda Guerra Mundial, el dólar pasó a convertirse en la moneda de referencia mundial, bajo la condición de que se mantendría aferrado al patrón oro. No obstante, las distintas guerras y el enorme gasto público del gobierno americano hizo que mantenerse ligado a las reservas de oro resultara imposible.

Durante la Guerra de Vietnam, mientras la Reserva Federal imprimía dinero para financiar el gasto bélico, el país entró en un déficit comercial y Richard Nixon finalmente determinó que el dólar no seguiría atado al oro, y desde entonces, lo que ha prevalecido en las economías mundiales son las monedas fiduciarias —manejadas por los bancos centrales, sin ningún tipo de respaldo, y completamente manipulables por el gobierno de turno.

Richard Nixon (Flickr)

Las teorías económicas keynesianas junto a las monedas fiduciarias fueron el coctel perfecto para los gobiernos colectivistas e irresponsables, quienes comenzaron a aprovecharse de la situación para impulsar políticas monetarias nocivas, que derivaban en un gasto público desmedido, mientras licuaban la deuda nacional con los ahorros de los ciudadanos al devaluar sus monedas y generar inflación.

Todo esto ha permitido que por lo menos en países como Venezuela o Argentina, los gobiernos impriman dinero sin ningún tipo de respaldo para impulsar agendas económicas socialistas sin generar ningún tipo de riqueza, e ir dilatando la miseria hasta que las sociedades sencillamente colapsan.

Si bien es cierto que en países del primer mundo, como es el caso de Estados Unidos, las políticas monetarias no han llevado a procesos hiperinflacionarios como sí ha ocurrido en países de América Latina, Europa o África, no se puede decir que su divisa no ha sido también gravemente manipulada con fines políticos.

Mil dólares americanos de 1969 —el año en que Nixon asumió el poder—, hoy serían 7,166.59 dólares, pues la divisa ha presentado una inflación acumulada de 616.7 %; esto quiere decir que aunque Estados Unidos ha logrado mantener cierta estabilidad e impulso económico, su moneda ha sido devaluada una y otra vez, y los ciudadanos son quienes pagan el precio perdiendo el poder adquisitivo de su dinero, y también la capacidad de ahorro. Después de todo, la inflación es otra forma de impuesto para los ciudadanos.   

Estados Unidos, la otrora nación líder del capitalismo mundial, ha ido virando cada vez hacia políticas más izquierdistas y colectivistas, con un Partido Demócrata con cada vez más representantes socialistas, y un gasto público completamente irresponsable (del que también han sido participes los republicanos), lo cual ha propiciado que el dólar no siga siendo esa moneda confiable de antaño.

Para el año 1990, cuando gobernaba el republicano George H. W. Bush, la deuda pública de Estados Unidos era de $3.2 billones de dólares; para el año 2000 con el demócrata Bill Clinton subió a 5.6 billones; en el año 2010, tras un par de períodos de Bush hijo, y ya con el demócrata Barack Obama en el poder, la deuda llegó a 13.5 billones; y finalmente en el 2021, tras el gobierno de Trump y con la llegada de Joe Biden al poder, quién en sus primeros días ha impulsado unos grandes paquetes de deuda, la misma se ha ubicado en la asombrosa cantidad de 27.9 billones de dólares. Ya la deuda americana es más grande que el tamaño de su economía

dólares - Estados Unidos - economía - El American
Dolares americanos (Archivo)

¿Por qué las criptomonedas desincentivan la corrupción y propician sociedades más ricas y libres?

El dinero fiduciario tiene la característica de ser manejado por organismos centrales que tienen la capacidad de manipular el valor del mismo a su antojo, en ese sentido, la estabilidad de la moneda va a depender de las decisiones que tome el grupo político de turno que llegue al poder; esto a su vez crea un círculo vicioso en el que los gobernantes deciden endeudar las arcas del Estado para financiar paquetes populistas con el fin de ganarse al electorado, y esta misma tendencia ocasionará un efecto rebote en el que para mantenerse o llegar al poder, los candidatos tendrán que ser cada vez más irresponsables con el gasto público, cobrar cada vez mayores impuestos, y devaluar cada vez más la moneda, con el propósito de poder rellenar los huecos fiscales y sobrevivir en el día a día de la política.

Las criptomonedas por su parte, al ser completamente descentralizadas eliminan los incentivos de la clase política para manipular a su antojo las monedas nacionales, a su vez que transfiere a los individuos el control absoluto sobre su dinero.

Si la mayoría de personas dentro de una nación decide comenzar a comerciar con criptomonedas, le quitarán a los gobernantes el monopolio sobre el dinero y esto cambiaría por completo las estructuras políticas y económicas de las sociedades.

En el momento en el que el gobierno pierda la autonomía sobre la moneda nacional, obligaría a los políticos a tener que hacer propuestas realistas de acción pública, pues ya no podrán contar con la impresión de dinero inorgánico, modificación de tasas de interés u otras artimañas para manipular la economía y financiar sus paquetes de gasto. A su vez, esto evitaría las grandes devaluaciones y alteraría el sistema económico de la actualidad que incentiva el endeudamiento y no el ahorro.

bitcoin - criptomoneda - El American
Buy bitcoins (Archivo)

Las criptomonedas a diferencia del dinero fiduciario, no pueden ser manejadas por las empresas bancarias o billeteras digitales donde se alojan los activos. Actualmente es una práctica común que los bancos utilicen el dinero de los ahorristas para otorgar créditos a terceros que a su vez genera intereses, y crea toda una infraestructura de negocios para la banca; si todas las personas decidieran sacar a la misma vez sus ahorros de determinada entidad bancaria, dicho banco iría a la quiebra, pues el dinero no se mantiene sellado en la cuenta del beneficiario.

En cambio, con las criptomonedas solo el portador de la billetera digital donde se aloja el activo puede acceder a él, ningún tercero puede usar o manipular ese dinero para su beneficio, y esto en definitiva corregiría y evitaría que se produzcan grandes crisis económicas, como por ejemplo la del corralito en Argentina del 2001, o la última gran crisis mundial del 2008.  

El futuro es la banca descentralizada

Los números sobre el avance de las criptomonedas son irrefutables, recientemente las mismas alcanzaron un capital de mercado de más de dos billones de dólares, el bitcoin se ha cotizado por encima de los 60,000 dólares por unidad, y empresas que apostaron a la banca descentralizada han surgido y recibido grandes inversiones, además de un apoyo tremendo por parte de los consumidores.

Recientemente Business Insider reveló que Coinbase obtuvo un crecimiento del 840 % en el primer trimestre del 2021, frente al mismo período del 2020, llegando a los 1,800 millones de dólares, por lo que ahora la empresa está planteando su salida a bolsa; en el pasado Coinbase había negociado en subastas privadas sus acciones en $350, y tenía una valoración de 90,000 millones de dólares.

Otra de las grandes empresas cripto es Binance, sin embargo su CEO, Changpen Zhao dijo recientemente en una entrevista a Bloomberg, que no pensaba salir a bolsa pues tenía el suficiente capital para seguir creciendo sin financiamiento externo; el año pasado tuvo ingresos por encima de los 800 millones de dólares, y Zhao confía tanto en la economía descentralizada que afirmó no tener activos en moneda fiduciaria, el 100 % de su patrimonio está en criptomonedas, e incluso no posee propiedades, ni bienes raíces, pues asegura prefiere la liquidez y movilidad que le brinda la criptografía.

Detrás de estos dos gigantes del mundo cripto les siguen otras billeteras digitales y bancos descentralizados que apuestan por la nueva economía, y también tendrían entre sus planes una salida a bolsa o recogida de capital privado para impulsar con más fuerza a cada vez más personas al uso de las criptomonedas: Kraken, Fireblocks, Curv, FTX, Bitpanda, Mercury Cash, Anchorage, BitGo, son algunas de las compañías que apuestan por ayudar a liberar las economías del mundo al romper con las trabas burocráticas de la banca tradicional, y brindarle a las personas la capacidad de transferir valor en menos tiempo y a un precio mucho menor.

Digan lo que digan los agentes burocráticos de los bancos y organismos centrales, el mercado está respaldando de forma masiva la nueva economía criptográfica, es solo cuestión de tiempo para que las personas continúen interesándose y comprendiendo como las criptomonedas pueden cambiar el mundo, brindarles mayor libertad económica y mejorar las interacciones políticas de las naciones, creando sociedades más justas y menos corruptas.

1 comment
  1. Entiendo que las criptomonedas están en ascenso como instrumento de pago; sin embargo, en tu artículo hablas de varios factores como la inflación, devaluación, el uso del patrón oro-papel moneda y expones la manipulación que el sector público y privado (banca) han hecho desde la 2nda Guerra Mundial del dinero, entre otros punto. Disculpa mi ignorancia en esta materia pero:
    1. No sería peligroso migrar a un instrumento virtual que nace en programas de computadoras?
    2. Debido a las altas fluctuaciones que hemos visto del bitcoin , es seguro amarrar las inversiones y patrimonios a algo intangible (criptomonedas)en comparación con bienes inmuebles (activos tangibles)?
    3. Siendo el origen de estas criptomonedas algo aún desconocido y tomando en consideración que, al igual que el dinero inorgánico, las criptomonedas no son producto del trabajo sino de programas de computación que día y noche minan creando esta riqueza de la nada, pregunto: es realmente prudente y beneficioso para las sociedades asumir ese intangible como instrumento económico que sustituya al dólar, euro, etc?
    4. Siendo China el país donde más se mina el bitcoin sin importar el daño al medio ambiente por la descontrolada emisión de carbono a la atmósfera: no le daríamos a los asiaticos la posibilidad de manipular la economía mundial a su favor, haciendo fluctuar el precio y disponibilidad de criptomonedas en el mundo?
    Te sigo por las redes, excelentes comentarios y opiniones.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
penetración comunista

Penetración comunista en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos

Next Article
Dónde está Kamala Harris, El American

¿Dónde está Kamala Harris? No viaja a la frontera ni responde a la prensa sobre crisis migratoria

Related Posts
Total
0
Share