fbpx

Cuarentenas causan desempleo pero no son efectivas conteniendo el virus

La reducción de la actividad económica y el consiguiente aumento del desempleo dependían de la legislación de cada estado y no del Gobierno federal

[Read in English]

A finales de 2019 y principios de 2020, la tasa de desempleo en Estados Unidos era la más baja registrada desde 1969, alrededor de 3.5 %. Técnicamente, este nivel se considera de pleno empleo, pues las personas que están desempleadas están en transición de un empleo a otro, lo que siempre ocurre en economías dinámicas en la cuales algunos negocios y actividades declinan al tiempo que otros están en expansión.

Con ocasión de la pandemia y de las restricciones impuestas a la movilidad de las personas —cuarentenas y aislamientos— el desempleo empezó a elevarse en marzo y alcanzó su mayor nivel en abril, mes en el que se situó en casi 15 %. Posteriormente descendió a lo largo de todos los meses siguientes, hasta situarse en 6.7 %, cifra con la cerró el 2020. Esto indica una notable recuperación de la actividad económica.

Tasa de desempleo en Estados Unidos. Diciembre 2019 – Diciembre 2020. (U.S. Bureau of Labor Statistics)

La reducción de la actividad económica y el consiguiente aumento del desempleo afectó de forma diferente a los diversos estados de la Unión, dependiendo —en cada uno— de la intensidad de las restricciones impuestas a la movilidad de las personas.

Las restricciones a la actividad con ocasión de la pandemia dependían de la legislación de cada estado y no del Gobierno federal. A mediados de 2020, doce estados y el Distrito de Columbia tenía restricciones a la movilidad en todo su territorio (Statewide Restrictions – SWR). Otros cinco impusieron restricciones a nivel de las ciudades (City Level Restrictions – CLR); mientras que 10 de ellos emitieron directrices y recomendaciones (R). En 23 estados no se impusieron restricciones a nivel de todo el territorio (No Statewide Restrictions – NSWR).

Entre los estados que decretaron mayores restricciones se encuentra New York, cuya tasa de desempleo alcanzó su mayor nivel, 15.9 %, en julio de 2020. En diciembre estaba en 8.2 %, por encima de la media nacional. Pennsylvania, que también aplicó restricciones a la movilidad en todo su territorio, tuvo un nivel de desempleo máximo de 16.1 % en abril y en diciembre estaba en 6.7 %.

A pesar del desempleo causado por las restricciones, las cuarentenas parecen solo haber retrasado la expansión del virus. (EFE)

Por otra parte, los estados donde no se restringió la movilidad en el territorio, tuvieron menores tasas de desempleo en los peores momentos de la pandemia y la mayoría de ellos registraron en diciembre tasas de desempleo inferiores a la media nacional del 6.7 %.

Llama la atención el hecho de que los estados que impusieron limitaciones a la movilidad en las ciudades mostraron menores pérdidas de empleo en abril, cuando se registró el mayor nivel de desempleo a nivel nacional.

El gráfico siguiente, muestra la media aritmética de la tasa de desempleo en abril, cuando alcanzó su máximo, y en diciembre, de los estados según el tipo de restricción. Los estados se agruparon según la naturaleza de las restricciones a la movilidad. Se observa que, tanto en su punto máximo como en diciembre, la tasa de desempleo promedio de los estados SWR es mayor que la media nacional y ligeramente superior a la de las otras tres agrupaciones.

Tasa de desempleo por grupos de estados, según restricciones a la movilidad. (U.S. Bureau of Labor Statistics)

En síntesis, la pandemia y las restricciones impuestas a la movilidad de las personas prácticamente triplicaron la tasa de desempleo entre marzo y abril. El efecto parece haber sido mayor en aquellos estados donde las restricciones fueron mayores. También en estos la reducción del desempleo ha sido más lenta.

A pesar del desempleo causado, las cuarentenas no hicieron gran diferencia

Los estados demócratas fueron más proclives a imponer restricciones a la movilidad que los republicanos. Si bien en efecto el porcentaje de contagios es menor en los estados demócrata, la diferencia puede estar explicada en que la velocidad de expansión disminuyó en esos estados a medida que se imponían las cuarentenas.

Porcentaje de población contagiada del total de la poblaciónTasa de Mortalidad
Estados Republicanos8.60%1.5%
Estados Demócratas7.23%1.8%
Porcentaje de la población contagiada y mortalidad en estados demócratas y republicanos. (Cálculos Juan F. Vélez con datos del CDC).

Sin embargo, una vez levantadas las cuarentenas todos los estados han vuelto a experimentar un aumento en el número de contagios. El problema de las cuarentenas es que estas no son una medida de prevención contra la pandemia, sino una medida dilatoria con el propósito de darle tiempo al sistema de salud para que se prepare para atender la pandemia. Aunque los estados demócratas presentan un desempeño marginalmente mejor en el porcentaje de contagios, no lo hacen así con la tasa de mortalidad, donde llevan la delantera por un también marginal 0.3 %.

La eficacia de las restricciones a la movilidad son discutibles y sus efectos para contener la expansión del coronavirus parecen ser meramente dilatorios más que preventivos. El costo de la cuarentena ha sido de más de 22 millones de empleos que tardarán en recuperarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
sanders, aoc, cambio climatico

AOC y Sanders piden a Biden declarar emergencia nacional sobre cambio climático

Next Article
Associated Press, iglesia catolica

La más reciente investigación de Associated Press expone de nuevo su "sutil anticatolicismo"

Related Posts
Total
1
Share