fbpx
Saltar al contenido

Cuomo, sin Emmy y sin gobernación, deberá rendir cuentas a Nueva York

Esta entrada también está disponible en: English

[Read in English]

Andrew Cuomo, quien se mantuvo como gobernador de Nueva York hasta este martes 24 de agosto, fue despojado de su Emmy luego de que la fiscal general del estado, Letitia James, confirmara que acosó sexualmente a 11 mujeres.

“La Academia Internacional anunció hoy que a la luz del informe del fiscal general de Nueva York y la posterior renuncia de Andrew Cuomo como gobernador, rescindirá su Premio Emmy internacional especial 2020”, se lee en un comunicado de la Academia Internacional de Artes y Ciencias de la Televisión.

“Su nombre y cualquier referencia a que haya recibido el premio serán eliminados del material de la Academia Internacional en el futuro”, señala y hace referencia al premio que ganó el gobernador en noviembre de 2020 por sus conferencias de prensa sobre la pandemia del COVID-19. 

Cuomo no solo se despide de su “prestigioso premio”, sino que también se despide del cargo dejando un deplorable listado de escándalos, acciones y medidas que dejarán huellas imborrables para la ciudad.

Escándalos de acoso sexual, el quiebre de miles de empresas, investigaciones por malversación de recursos y cifras ocultas de fallecimientos enlodan la gestión de un gobernador demócrata que llegó a ganar un Emmy y que además presidió la Asociación Nacional de Gobernadores.

En su último discurso como gobernador de Nueva York, Cuomo culpó a la Fiscalía, a políticos y a la prensa por su caída. Sin embargo, los hechos hablan por sí solos revelando cómo con decisiones equivocadas perdió la confianza de una población que en principio le apoyó ciegamente.

La caída de Cuomo podría calificarse de estrepitosa, pues se trata de un hombre que ganó un tercer período como gobernador con un 70 % de aprobación, mismo porcentaje de neoyorkinos que años después pidió su dimisión tras conocerse que acosó sexualmente a 11 mujeres de su entorno.

“Cuando el Gobierno politiza las acusaciones y los titulares condenan sin hechos, se socava el sistema judicial, y eso no sirve a las mujeres, ni a los hombres, ni a la sociedad”, dijo Cuomo en su último mensaje como gobernador, después de 10 años en el cargo.

“Un petardo puede provocar una estampida (…) y el informe de la fiscal general fue diseñado para ser un petardo político sobre un tema explosivo y funcionó. Hubo una estampida política y mediática. Pero la verdad saldrá a la luz con el tiempo, estoy seguro”, sentenció.

Pero el discurso de Cuomo deja vacíos que el tiempo se encargará de llenar: ¿utilizó recursos públicos para la publicación de su libro?¿hasta dónde llegó el acoso sexual de Cuomo y cuál es el número real de víctimas?¿cuántos negocios cerraron por el confinamiento en pandemia?¿órdenes ejecutivas del gobernador impulsaron los fallecimientos en asilos del estado?

Acoso sexual a 11 mujeres

Una indagación exhaustiva por parte de investigadores independientes contratados por la fiscal general del estado, Letitia James, concluyó que son ciertas las acusaciones contra Cuomo relacionadas con una conducta sexual inapropiada. 

Según las indagaciones, el gobernador acosó sexualmente a varias mujeres, entre ellas a funcionarias y exempleadas.

Además del informe de James, se conoció que una asistente de Cuomo presentó una denuncia penal contra él, lo cual podría derivar en su arresto de confirmarse las acusaciones.

La víctima que aun no ha sido identificada públicamente presentó la acusación alegando que el gobernador la atrajo para abrazarla, metió la mano debajo de su blusa y acarició uno de sus senos en la Mansión Ejecutiva en Albany.

Recursos públicos para la publicación de su libro

Cuomo no solo enfrenta las denuncias de acoso sexual contra 11 mujeres de su entorno, sino que también es investigado por presuntamente usar recursos públicos para la edición y publicación de su libro.

El hasta hoy gobernador de New York, recibió más de un millón y medio de dólares por la venta de su controversial libro American Crisis.

Lo que ha sido calificado como grave es que el gobernador reciba una millonaria suma tras lucrarse por la venta de un libro que ocultó cifras sobre lo que sucedía en los asilos para ancianos, y que, además, durante su edición habría utilizado recursos estatales para la publicación del libro.

Actualmente, Cuomo es investigado por la procuradora general de New York, Letitia James. Según informes, la principal asistente del gobernador, Melissa DeRosa, asistió a reuniones con posibles editores y ayudó a editar los primeros borradores del libro.

Melissa DeRosa admitted that the Cuomo administration lied (Photo by the Governor of New York).

Cifra manipulada de ancianos fallecidos en asilos

A todo esto se suma el escándalo por ocultar la verdadera cifra de ancianos fallecidos en asilos del estado luego de ordenar a los hogares de cuidado que recibieran a pacientes con COVID-19.

Dos reportajes revelaron que la administración de Andrew Cuomo alteró los informes sobre la verdadera cifra de ancianos fallecidos en asilos para ocultar la alta tasa de mortalidad, una situación que confirma las declaraciones de su exasistente Melisa DeRosa, quien confesó que el gobernador de Nueva York mintió con premeditación.

Según  Wall Street Journal y el New York Times, DeRosa y otros dos asesores de Cuomo presuntamente presionaron al Departamento de Salud del estado para que modificaran un informe publicado a principios de julio del 2020 y así ocultar el número real de muertes por COVID-19 en hogares de ancianos.

Tras conocerse la verdad, el gobernador llegó a justificar sus acciones asegurando que lo hizo para evitar que el entonces presidente, Donald Trump, las usara para lanzar ataques contra él por motivaciones políticas y dijo, además, que había retrasado la información oficial al Congreso porque estaba en medio de una investigación federal.

Pese a sus argumentos, ahora Cuomo deberá lidiar con investigaciones en su contra y hasta con una denuncia penal que, de confirmarse, podría ponerlo tras las rejas.

Es así como el político que quiso convertirse en una estrella de televisión y que además ganó un Emmy por su manejo comunicacional en plena pandemia, ahora deberá enfrentar a la Justicia y el repudio de quienes alguna vez le aplaudieron.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Total
1
Share