fbpx
cuomo - nueva york

Cuomo miente 4 veces en una sola rueda de prensa

Cuomo intentó minimizar el hecho de que engañó sobre el número de ancianos fallecidos, y prefirió buscar alegatos que defendieran la razón de su encubrimiento

En su intento por defender sus acciones, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ofreció una rueda de prensa en la que en vez de revelar la razón por la cual mintió sobre la cifra de ancianos fallecidos en asilos del estado, prefirió mentir y atacar a quiénes eran sus principales aliados, los legisladores demócratas.

Cuomo intentó minimizar el hecho de que engañó sobre el número de ancianos fallecidos, y prefirió buscar alegatos que defendieran la razón de su encubrimiento. Dijo que retrasó el envío de información, y que los legisladores estaban informados sobre ellos.

Lo grave es que se retuvieron datos para esquivar una investigación federal.

¿Retraso en la publicación de datos o encubrimiento?

En la rueda de prensa Cuomo dijo que el Departamento de Salud había “detenido” la solicitud de los legisladores estatales de los datos de muerte de Covid-19 porque su administración decidió centrarse en una investigación relacionada del Departamento de Justicia.

Pero Melissa DeRosa, la principal asistente de Andrew Cuomo, desmintió previamente a su jefe en una reunión secreta con legisladores demócratas. En esa oportunidad ella no dijo que el envío de información a los legisladores fue para darle prioridad a la investigación fiscal, por el contrario señaló que la administración de Cuomo había rechazado la solicitud legislativa porque «casi al mismo tiempo, el entonces presidente Donald Trump convertía la situación en un fútbol político gigante».

Los legisladores no estaban informados

Cuomo aseveró además que “ambas cámaras de la Legislatura estatal” estaban informadas sobre la investigación y que por ello decidió dar prioridad a la investigación fiscal.

“Le dimos prioridad al DOJ. Le dijimos a la asamblea eso, le dijimos al Senado eso y eso es lo que hicimos. También estábamos en medio del manejo de una pandemia”, dijo Cuomo.

Sin embargo la afirmación no es cierta, varios legisladores demócratas, incluida la senadora del estado de Nueva York, Jessica Ramos, negaron que la oficina de Cuomo les hubiera informado alguna vez de su decisión.

Los senadores del estado de Nueva York Alessandra Biaggi y Gustavo Rivera, ambos demócratas, también apuntaron a los comentarios de Cuomo. Ambos legisladores dijeron que se enteraron por primera vez de la investigación del Departamento de Justicia sobre las muertes en hogares de ancianos de Nueva York en los periódicos locales, no en la oficina del gobernador.

¿Vacío de información o brutal mentira?

Cuomo admitió que hubo un supuesto “retraso” en la publicación de datos sobre las muertes de ancianos; pero lo cierto es que no solo se tardó en enviar la información a los legisladores, sino que además cuando decidió anunciar la cantidad de ancianos fallecidos, mintió con premeditación.

“No hay excusas. No deberíamos haber creado el vacío. Deberíamos haber hecho un mejor trabajo al proporcionar información, deberíamos haber hecho un mejor trabajo para derribar la desinformación”, dijo.

Pero la procuradora general del estado, Letitia James, anunció en un informe condenatorio de 76 páginas que el número de muertos en hogares de ancianos por COVID-19 podía ser 50 % más alto de lo que afirman los funcionarios de la administración Cuomo, que no reveló los números reales.

De hecho, los hallazgos de la fiscal llevaban el recuento del Departamento de Salud de 8,711 muertes a más de 13,000, según una encuesta a 62 hogares de ancianos.

Cuomo no solo mintió en medio de una investigación fiscal, mintió a los neoyorkinos y también a sus propios colegas y legisladores demócratas.

¿Razones políticas?

En la conferencia de prensa Cuomo dijo que la investigación en su contra tiene motivaciones políticas; sin embargo él habría ocultado las cifras reales de ancianos fallecidos para evitar sanciones políticas.

Melissa DeRosa, la principal asistente de Andrew Cuomo, confesó en privado que el gobernador de New York mintió sobre la verdadera cifra de ancianos fallecidos «por temor a que los fiscales federales las usen contra nosotros».

La excusa para mentir sobre el número de ancianos fallecidos fue que Trump podría haberlo utilizado a su favor «tuiteando mensajes».

«Así que nos disculpamos», afirmó. «Entiendo la posición en la que los pusimos. Sé que no es justo. No era nuestra intención ponerlos en esa posición política con los republicanos», señaló DeRosa quien en vez de disculparse por haber engañado, pidió perdón porque la situación trajo “consecuencias políticas”.

Hay que recordar que Cuomo es criticado por un memorando del 25 de marzo del Departamento de Salud que ordenaba a las residencias de ancianos aceptar a los pacientes que habían dado positivo. El informe señala que al menos 4,000 residentes ancianos murieron después del memorando de Cuomo. La fiscal de New York, Letitia James, afirmó que «puede haber puesto a los residentes en un mayor riesgo de daño en algunas instalaciones»

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Andrew Cuomo, El American

Escándalo: Cuomo bajo el ojo de la justicia y de su propio partido

Next Article
fact-checkers, Kamala harris

¿Y los fact-checkers? Harris miente sobre el plan de vacunación

Related Posts
Total
0
Share