fbpx
vivienda en Estados Unidos

Déficit de vivienda en Estados Unidos asciende a 5.5 millones de hogares

Regulaciones como el tamaño mínimo del predio, el requerimiento de espacios de parqueo, y la prohibición de la construcción de hogares para múltiples familias han contribuido a la creciente escasez de vivienda

[Read in English]

El déficit de vivienda en Estados Unidos asciende a 5.5 millones de hogares según un nuevo informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, que anima una respuesta a solventar esta brecha.

El plan de infraestructura del presidente Joe Biden propone aliviar el déficit de vivienda en Estados Unidos a través de un proyecto que busca quitar rigideces en las reglas de zonificación en los cascos urbanos, junto con un programa de créditos de $5 mil millones a las ciudades que relajen dichas restricciones.

Paradójicamente, la forma en que se busca financiar el plan de infraestructura, con un impuesto del 43.5 % a las ganancia por capital por más de un millón de dólares, podría causar aun más presión en la demanda de vivienda de bajo costo, pues la reforma tributaria desincentivaría la compra de viviendas que se valoren en más de un millón de dólares.

El déficit de vivienda en Estados Unidos se debe en buena medida a las estrictas regulaciones de zonificación que muchas áreas urbanas enfrentan. (EFE)

Regulaciones como el tamaño mínimo del predio, junto con el requerimiento de espacios de parqueo, y la prohibición de la construcción de hogares para múltiples familias —medidas que han proliferado desde los años ’70 en el casco urbano americano— han contribuido a la creciente escasez de viviendas en ciudades como Los Ángeles, Boston, San Francisco, Austin y Nueva York.

El impacto de las restricciones de zonificación se puede ver reflejado en la incidencia de indigencia en los estados con mayores reglas de zonificación. Mientras que California tiene una población de indigentes alrededor de 115,000 personas, Texas —con una regulación residencial más laxa— tiene una población de indigentes no superior a 25,000 personas.

Recientemente la escasez de hogares se ha visto exacerbada por las bajas hipotecas ofrecidas por los bancos, estimulados por las bajas tasas de intervención —cercanas a 0— impuestas por la Reserva Federal (FED), para estimular la demanda durante la pandemia.

El déficit de vivienda en Estados Unidos es el mayor visto en décadas

En promedio, los Estados Unidos ha añadido mes a mes alrededor de 1,225 millones de viviendas desde 2001 hasta 2020. Una caída considerable teniendo en cuenta que desde 1968 hasta el 2000 esta cifra fue de aproximadamente 1.5 millones de unidades al mes.

Según el informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, entre 2010 a 2020, la construcción de nuevas viviendas se quedó corta por más de 6.8 millones de unidades para satisfacer la nueva demanda de hogares, viviendas antiguas y hogares destruidos por desastres naturales.

La limitada oferta de nuevas viviendas naturalmente ha presionado los precios al alza y hoy en día un hogar promedio americano tiene un precio de mercado alrededor de los $341,000, un 19 % más elevado que el año anterior.

El ritmo de construcción de vivienda en Estados Unidos resulta insuficiente para satisfacer la demanda y reemplazar las viviendas antiguas o afectadas por desastres naturales. (EFE)

Las restricciones impuestas por la pandemia solo agravaron la escasez de hogares en Estados Unidos. Aunque la oferta ha tratado de elevar el ritmo con el que construye nuevas viviendas, otro limitante que ha jugado en contra de los constructores ha sido la limitada mano de obra capacitada para labores de construcción y los crecientes costos de materia prima necesaria para la edificación como lo es la madera pulida.

Para finales de enero el número de hogares nuevos disponibles en el mercado fue de 1.03 millones de unidades, un mínimo récord no visto desde 1982. Para abril el número de viviendas disponibles en el mercado era de 1.16 millones, lo que representa una caída del 20.5 % con relación al año pasado.

Algunos analistas estiman que con la creciente población adulta y la inversión de la pirámide poblacional (donde cada vez hay menos jóvenes), el déficit de vivienda tenderá ha disminuir en el futuro. Mientras tanto, millones de americanos aguardan por comprar su primer hogar mientras las constructoras hacen todo lo posible para suplir esa demanda insatisfecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Hallan a 5 turistas extraviados en bosque nacional de Puerto Rico

Hallan a 5 turistas reportados como extraviados en bosque nacional de Puerto Rico

Next Article
Defund NPR

#DefundNPR: los americanos no deberían pagar por un medio sesgado

Related Posts
Total
0
Share