fbpx
Saltar al contenido

Demócratas de Carolina del Norte usaron tácticas ‘agresivas’ para dejar al Green Party fuera de las boletas electorales 

Green Party, El American

Available: English

[Read in English]

Expertos electorales del Green Party de Carolina del Norte denunciaron que grupos afiliados al Partido Demócrata se esforzaron en impedir que sus agrupaciones obtuvieran un lugar en las boletas electorales para las próximas midterms, con la intervención de una poderosa firma de abogados asociada al partido de gobierno y usando tácticas “agresivas”.

La junta estatal de elecciones votó 3-2 el pasado jueves, 7 de julio, para negar la certificación del Green Party de cara a las midterms de noviembre, argumentando la posible recolección fraudulenta de más de 2,000 firmas. Todos los demócratas de la Junta votaron en contra de la certificación.

Un reporte del Carolina Journal indicó que los demócratas “intimidaron, acosaron y mintieron” a sus seguidores para que retiraran las firmas de la petición de certificación.

Según un reporte del medio local The News & Observer, The Elias Group, una firma de abogados con sede en Washington vinculada a importantes políticos demócratas, presentó al menos tres cartas a la junta estatal y cuatro quejas a las juntas de los condados pidiendo que se descartaran cientos de firmas de la campaña de petición del Green Party.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El fundador de la firma, Marc Elias, trabajó como asesor general tanto de John Kerry como de Hillary Clinton en el pasado.

En la carta, enviada a las juntas el 28 de junio, se citan firmas faltantes, firmas escritas con la misma letra varias veces, firmas de votantes no registrados en el condado donde se suponía que debían votar y firmas en hojas de petición que no incluían con precisión el nombre del presidente propuesto del partido.

“La Junta debe abstenerse de determinar la suficiencia de la presentación del Green Party hasta que pueda asegurarse a sí misma y al público de que sus peticiones contienen firmas válidas que se obtuvieron de conformidad con la ley”, lee la carta, citada por el medio local, que fue firmada por Michael Vincent Abucewicz, quien ha trabajado para los demócratas de Carolina del Norte, junto con su abogada, Jacquelyn López, socia de The Elias Group.

La carta, según el reporte, acusaba al Green Party de haber intentado “ofuscar el propósito y la intención de su partido” al proporcionar pautas generales sobre cómo solicitar firmas correctamente.

Un analista político de la John Locke Foundation, Mitch Kokai, le dijo al Daily Caller que la firma de abogados de Marc Elias forma parte de una “operación electoral” de los demócratas cuyo objetivo es “bloquear los mapas de votación republicanos y las medidas de integridad electoral”, y afirmó que las tácticas son “francamente despreciables”.

“Temen que el Green Party ofrezca una alternativa preferible a demasiadas personas que votan por los demócratas por defecto”, dijo Kokai. “Permitir que el Green Party tenga acceso a la boleta afectaría la capacidad de los demócratas para ganar votos de partidarios poco convencidos”.

La versión del Green Party sugiere tácticas engañosas del Partido Demócrata

La versión del Green Party respecto a las supuestas irregularidades en la recolección de firmas es radicalmente distinta a la de los abogados demócratas.

De acuerdo con su candidato al Senado, Matthew Hoh, la agrupación ha recibido denuncias de al menos 20 votantes que firmaron peticiones del Green Party de Carolina del Norte, quienes dijeron haber recibido llamadas, mensajes de texto y visitas en persona a sus hogares por parte de empleados demócratas que intentaban obligarlos “agresivamente” a eliminar su firma de las peticiones.

“Con lo que estamos lidiando aquí es, en mi opinión, un esfuerzo bastante descarado para mantenernos fuera de la boleta sólo para proteger el sistema bipartidista”, dijo Hoh al The News & Observer.

Hoh también hizo pública su denuncia a través de su cuenta en Twitter, donde publicó capturas de mensajes de texto en los que un supuesto representante del comité de campaña demócrata le pedía que removiera su nombre de la petición, argumentando que su candidatura podría beneficiar a los republicanos.

Por otra parte, el Carolina Journal obtuvo una grabación de una llamada telefónica en la que una persona haciéndose pasar por un representante del Green Party le pedía a su copresidente, Tony Ndedge, que removiera su nombre de las listas.

“Si estás con el Green Party, ¿por qué me pides que remueva mi nombre?”, dijo Ndedge antes de que se cortara la llamada.

Uno de los intentos fue grabado en video y publicado por The News & Observer. En las imágenes se puede observar a una mujer que se identifica a sí misma como una empleada del Partido Demócrata en Carolina del Norte, pidiéndole a un votante que removiera su firma de la petición dado que esto afectaría negativamente a los candidatos demócratas y beneficiaría a los republicanos en noviembre y en 2024.

Mientras Carolina del Norte requiere que los nuevos partidos obtengan 13,865 firmas para ser certificados, el Green Party presentó más de 22,000 firmas en su campaña de petición, de las cuales casi 16,000 fueron validadas por las juntas electorales del condado.

La cifra certificada brinda al partido una ventaja de 2,000 firmas. Incluso si todas las firmas que el Elias Group objetó o había eliminado fueran descalificadas, el Green Party aún podría certificarse por casi 1.700 firmas válidas.

Total
0
Share