fbpx
Ron DeSantis

DeSantis no cerrará las escuelas en Florida: la ciencia y los números le dan la razón

Mientras en California se cierran las empresas, las escuelas y los restaurantes, Florida se mantiene abierto sin afectar el número de empleos; pese a ello las tendencias de la pandemia van de manera similares

El gobernador de Florida Ron DeSantis, mantiene firme su convicción de mantener el estado abierto. Este martes anunció que no cerrará las escuelas públicas y dejará en manos de los padres la potestad de enviar o no a sus hijos a las aulas.

DeSantis rechazó el apoyo que han recibido los sindicatos de maestros de la mano del Partido Demócrata, quienes han manifestado su desacuerdo con la reapertura de las escuelas.

“Estos niños han estado fuera de las escuelas durante casi un año, entonces si siguen las nuevas recomendaciones de los CDC, tampoco volverán este año escolar, ni en otoño”, expresó el gobernador de Florida.

El gobernador dijo que los padres pueden decidir si sus hijos van o no a las clases presenciales, o si se mantienen con la enseñanza virtual.

“Aquellos que insisten en mantener cerradas las puertas de la escuela están ignorando la evidencia y anteponiendo los intereses especiales al interés superior de los niños y las familias”, sentenció.

Este domingo 14 de febrero la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) decidió recular y dijo que se necesitan “más recursos” para regresar a las clases presenciales.

 Rochelle Walensky ahora se suma a la posición de los sindicatos de maestros que exigen más recursos y estar vacunados al 100 % para retornar a las escuelas.

escuelas - florida - desantis
“Hasta que podamos asegurarnos de que tenemos todas las medidas en marcha, las escuelas no serían seguras”. Walensky

Expertos alrededor del mundo han advertido contra el cierre de las escuelas señalando el daño a largo plazo que la falta de aprendizaje puede representar para millones de niñas y niños en todo el mundo.

Un informe publicado en The Lancet señala que la organización benéfica Save the Children predijo que, para finales del 2020, medio millón más de niños en todo el mundo se habrían visto obligados a contraer matrimonio y un millón más de niñas quedarían embarazadas como resultado indirecto de la COVID-19.

«El costo del cierre de escuelas, en términos de educación perdida, exposición potencial al abuso y, en algunos países, el final prematuro de la escolarización en favor del trabajo o el matrimonio podría tener impactos sociales devastadores que arruinarán a una generación de niños y niñas», señala.

A fines del año pasado, el Congreso aprobó una legislación que incluía $54.3 mil millones de dólares para las escuelas públicas, una cifra que se suma a los $13,000 millones proporcionados en marzo del 2020 a los distritos escolares a través de la Ley Cares. «Esto es más de lo que el Gobierno federal normalmente gasta en educación en todo un año», dijo Rubio.

Margaret A. Honein, autora principal del informe JAMA, citada por The Washington Post, aseguró que «La conclusión es que con los esfuerzos de prevención adecuados podemos mantener la transmisión en las escuelas y los entornos educativos en un nivel bastante bajo».

La investigadora comentó, además, que los estudios mostraron que incluso en lugares con altas tasas de infección no hay pruebas de que las escuelas transmitan el virus a niveles más altos que los observados en la comunidad. Aclaró, sin embargo, que esto siempre va a depender de que se sigan tomando todas las precauciones sanitarias.

Florida abre, California cierra: tienen las mismas tendencias de casos COVID-19

Un reportaje de Fox News reveló que, a pesar de abordar la pandemia de COVID-19 de formas muy diferentes, California y Florida han experimentado tendencias similares con el número de casos de coronavirus.

Mientras en California se cierran las empresas, las escuelas y los restaurantes, Florida se mantiene abierto sin afectar el número de empleos; pese a ello las tendencias de la pandemia van de manera similares.

Los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins muestran que California ha reportado casi 3.5 millones de casos de COVID-19 en total, mientras que Florida ha reportado más de 1.82 millones.  

La población de Florida es un poco más de la mitad de la de California. Pero incluso con esa diferencia considerada, ambos estados han informado porcentajes similares de casos y muertes en comparación con la población en general.

El número total de casos de COVID-19 de California como porcentaje de la población es de aproximadamente el 8.8 %, mientras que el de Florida es de aproximadamente el 8.3 %. De todas las personas en California que han contraído COVID-19, aproximadamente el 1.35 % ha muerto, mientras que en Florida, la cifra es aproximadamente el 1.57 %, según la Universidad Johns Hopkins.

Un informe del American Institute for Economic Research (AIER) reseña que “los bloqueos no controlan el coronavirus”. En el documento el organismo evidenció que diversos estudios señalan que “no existe una relación entre los bloqueos y el control del virus”.

“El virus va a hacer lo que hacen los virus, como siempre en la historia de las enfermedades infecciosas. Tenemos un control extremadamente limitado sobre ellos, y lo que tenemos está ligado al tiempo y al lugar. El miedo, el pánico y la coacción no son estrategias ideales para controlar los virus. La inteligencia y la terapéutica médica funcionan mucho mejor”, asegura el informe.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Políticas migratorias, Biden

Políticas migratorias de Biden llevarán una "catástrofe total" a la frontera

Next Article
Comisión de la verdad, democratas

Comisión de la verdad: la nueva táctica totalitaria de los demócratas

Related Posts
Total
1
Share