fbpx

DeSantis rescata a Disney World del mandato de vacunas de Biden

La medida es una gran victoria para el GOP y el gobernador de Florida Ron DeSantis que han presionado contra las medidas draconianas de COVID

[Read in English]

Walt Disney World anunció que ya no exigirá a los empleados de sus parques que se vacunen después de que el gobernador DeSantis firmara un proyecto de ley que efectivamente prohíbe a las empresas privadas, agencias gubernamentales, distritos escolares e instituciones educativas exigir a sus empleados o estudiantes que se vacunen.

La ley también establece que las empresas que incumplieran esta nueva legislación se enfrentarían a importantes multas económicas, ya que las pequeñas empresas (menos de 100 empleados) tendrían que pagar hasta 10,000 dólares por la violación de los derechos por cada empleado y las grandes empresas tendrían que pagar 50,000 dólares por la violación de los derechos por cada empleado. Como resultado de esta ley, Walt Disney World ha dicho que, para cumplir con la nueva ley, la empresa dejará de acatar el mandato de vacunación.

Disney World adoptó un mandato de vacunación en agosto, tras negociar con sus sindicatos. El mandato de Disney exigía que todos los empleados (tanto los sindicalizados como los no sindicalizados) estuvieran completamente vacunados contra el COVID-19 para poder mantener sus puestos de trabajo en la empresa. Aunque la empresa rescindió su mandato de vacunación, Disney lo defendió con un portavoz de la empresa diciendo que “Creemos que nuestro enfoque de las vacunas obligatorias ha sido el correcto, ya que seguimos enfocándonos en la seguridad y el bienestar de nuestros miembros del elenco y de nuestros huéspedes”. 

El gobernador DeSantis ha defendido la ley que prohíbe la obligatoriedad de las vacunas en su estado, diciendo que “nadie debería perder su trabajo debido a los mandatos de mano dura sobre COVID y teníamos la responsabilidad de proteger los medios de vida de la gente de Florida”. La ley fue aprobada la semana pasada por la Legislatura Estatal, dominada por el Partido Republicano, en una estricta votación por línea de partido. Una ley similar no fue aprobada por la legislatura de Texas hace unas semanas, a pesar de contar con el apoyo del gobernador Greg Abbot.

Christina Pushaw, secretaria de prensa del gobernador, dijo a El American que “confiamos en que otras empresas de Florida acaten las leyes firmadas por el gobernador DeSantis”. También añadió que “esperamos que Disney y cualquier otra empresa que haya suspendido o despedido a trabajadores debido a los mandatos de vacunación considere volver a contratarlos”, y finalmente señaló que el Departamento de Salud del estado “ha creado formularios de exención estandarizados, directos y amplios para que los empleados vean si alguna empresa decide tener una política de vacunación”.

For next year, the government could access more than a billion doses of both vaccines, leaving a clear surplus for a nation of 330 million residents. (Flickr)
El estado de Florida aprobó una ley que prohíbe a las empresas imponer mandatos de vacunación a sus empleados. (Flickr)

DeSantis prohíbe efectivamente los mandatos de vacunas mientras Biden lucha por hacerlos cumplir

La decisión de Disney de detener el mandato llega cuando el gobierno federal y estatal están profundamente enfrentados debido al tema de la vacunación obligatoria. 

Si bien DeSantis ha obligado efectivamente a uno de los empleadores más emblemáticos del estado a evitar despedir empleados por su estado de vacunación, Biden se ha enfrentado a importantes desafíos legales y políticos al intentar implementar su mandato de vacunación en todo el país.

El presidente, que ya había dicho que no implementaría un mandato de vacunación en todo el país, emitió una orden ejecutiva en la que se pedía a todas las empresas con más de 100 empleados que solicitaran a su mano de obra que se vacunara completamente o se sometiera a una prueba semanal de COVID-19 antes del 4 de enero.

La medida, sin embargo, ha sido detenida después de que la Quinta Corte de Apelaciones emitiera una prohibición temporal de la orden después de que docenas de estados presentaran demandas argumentando que el mandato de Biden no era constitucional.

El Gobierno de Biden ha prometido seguir luchando en el sistema judicial por el mandato de vacunas, y aunque las demandas presentadas contra la orden están ahora mismo en manos de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Sexto Circuito, muchos esperan que sea la Corte Suprema la que tenga la última palabra.

La ley de Florida contra los mandatos de vacunación es la última saga en la creciente lucha política sobre el COVID-19. Al igual que en el caso de los mandatos sobre las mascarillas, los políticos republicanos suelen argumentar en contra de la imposición de dichas directivas, alegando que infringe las libertades personales de los americanos, mientras que los demócratas han dicho que los mandatos son una herramienta necesaria en la lucha contra el COVID.

florida - Disney - DeSantis - El American
El gobernador DeSantis firmó la ley la semana pasada. (Flickr)

¿Son necesarios los mandatos de vacunación?

Aunque el animado debate sobre los mandatos de vacunación ha dominado parte del debate público sobre las políticas relacionadas con el coronavirus, algunos han argumentado que el mandato de vacunación de Biden podría ser en realidad prácticamente innecesario. El excomisionado de la FDA, Scott Gottlieb, dijo que para el 4 de enero es muy posible que la pandemia esté casi terminada y que el COVID pase de ser una pandemia a una enfermedad más endémica.

En la actualidad, casi el 70 % de los americanos ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID, y el 59 % está totalmente vacunado. Las cifras son aún más altas en la mayoría de las poblaciones de riesgo, ya que el 86.4 % de las personas mayores de 65 años se han vacunado completamente contra la COVID, y el 71 % de las personas de entre 18 y 65 años han recibido las dos dosis de la vacuna.

Dado que las tasas de vacunación ya son bastante elevadas entre las personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones graves a causa del COVID, algunos podrían preguntarse si la aplicación de estas medidas es una política pública acertada. Esto es algo que Gottlieb ya ha preguntado, y ha añadido que la oposición a estos mandatos podría convertirse en una oposición más generalizada a otras vacunas, lo que podría dificultar las políticas de salud pública en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Rittenhouse, El American

Kyle Rittenhouse sobre su juicio: "Es increíble ver cuánto un fiscal puede aprovecharse de alguien"

Next Article
Trump pidió renuncia de Biden por «catástrofe» de Afganistán

“Biden traicionará a Colombia”: Trump había advertido que el demócrata cambiaría la política exterior

Related Posts
Total
1
Share