fbpx
Saltar al contenido

Todos los detalles del caso Marcelo Pecci, el fiscal paraguayo asesinado en una playa en Colombia

Todos los detalles del caso Marcelo Pecci, el fiscal paraguayo asesinado en una playa en Colombia

Contenidos

Available: English

[Read in English]

Mientras el crimen organizado, el sicariato y el narcotráfico crecen preocupantemente en Paraguay, un fiscal de ese país estaba al frente de varios casos exitosos para combatir a las organizaciones criminales que traficaban droga dentro del territorio paraguayo y enviaban cocaína a Europa y África: Marcelo Pecci, asesinado el 10 de mayo en Colombia.

Pecci estaba viviendo, quizás, uno de los mejores momentos de su vida: disfrutaba de su luna de miel en el Caribe colombiano, específicamente en la península de Barú, Cartagena, acompañado de su esposa, la periodista Claudia Aguilera, quien había publicado horas atrás una foto en redes sociales celebrando su embarazo. Pero de un momento a otro, dos asesinos irrumpieron en una moto de agua abriendo fuego contra él y matándolo de tres balazos.  

La prensa colombiana ha dicho que, en total, tres personas participaron del atentado. El sicario que disparó a Marcelo Pecci, el chófer de la moto y un tercero que fungió como “campana” desde la orilla. Aguilera, su ahora viuda, salió ilesa del atentado.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

El general Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional de Colombia, publicó este miércoles el retrato de uno de los involucrados en el asesinato de Pecci en su cuenta en Twitter, ofreciendo una recompensa de 2,000 millones de pesos (unos 480,000 dólares) por ayudar a identificar al sospechoso.

Imagen
Retrato de uno de los sospechosos por el homicidio del fiscal Marcelo Pecci. (Twitter)

El general Vargas también comentó que Colombia no tenía información sobre que el fiscal paraguayo estaba en tierras colombianas. De lo contrario, hubiesen activado un protocolo de seguridad especifico para estos casos.

¿Quién era Marcelo Pecci y por qué es tan importante?

Marcelo Pecci no era cualquier funcionario. Fue, de hecho, uno de los fiscales más reconocidos de todo Paraguay por su lucha contra el crimen.

Llevaba dos décadas en la función pública. Se especializó en Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero, Financiamiento del Terrorismo y estaba al frente de la histórica operación “A Ultranza PY”, entre otros casos de renombre en ese país. Por ello, las principales hipótesis señalan que Pecci era un inequívoco objetivo del crimen trasnacional.

De acuerdo con declaraciones del periodista colombiano Juan Carlos Giraldo al diario paraguayo ABC Color, los investigadores sopesan que los autores del asesinato habrían estado siguiendo a Pecci desde Paraguay.

Un amigo íntimo del fiscal Pecci, el exdiputado Sebastián Acha, relató que la víctima trabajada directamente con la DEA y que además tenía custodios.

“A Marcelo le mataron por lo que sabía, él sabía muchas cosas y yo no sé si tiene un backup con todo lo que sabía, eso es lo que más me preocupa. No es que murió un fiscal nomás, acá le cortaron un brazo al Poder Judicial”, dijo a ABC TV.

De acuerdo con el diario La Nación, uno de los medios más grandes de Paraguay, Marcelo Pecci llevaba casos íntimamente ligados al sicariato, el narcotráfico y el terrorismo.

Uno de sus casos más famosos fue el del atentado en la ciudad de San Bernardino, cercana a la capital Asunción, donde en un festival musical un sicario asesinó a la modelo e influencer Cristina “Vita” Aranda y al narcotraficante Marcos Ignacio Rojas Mora, quien podría haber sido ajusticiado por mantener una deuda de venta de drogas, según Sergio Insfrán, el jefe del Departamento de la Lucha contra el Crimen Organizado de la Policía Nacional paraguaya.

Pecci también lideraba la megaoperación “A Ultranza PY”, el mayor operativo antinarco de la historia de Paraguay, que cuenta con la participación del Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA), la Policía de la Unión Europea (Europol) y las instituciones antidrogas de Uruguay (Dgrtid) y Paraguay (Senad), en coordinación con el Ministerio Público de ese país.

A Ultranza inició el 22 de febrero y logró grandes resultados: más 100 allanamientos simultáneos, bienes incautados por $ 100,000,000 que incluyen 71 inmuebles, 10 avionetas, 27 vehículos de lujo, 48 motocicletas, 30 camiones, 41 tractores, 7 embarcaciones, 5.000 cabezas de ganado y 9 maquinarías agrícolas; más de una decena de personas detenidas y 25 imputados.

La operación desarticuló una estructura criminal investigada desde 2019 que transportaba cocaína desde Bolivia a Paraguay para luego enviarla a Europa a través de cargamentos agrícolas. Dicha estructura está directamente vinculada con la incautación de tres cargas de cocaína en Europa, divididas en 1,131 kilos y 10,946 kilos dirigidos a Bélgica y 4,174 kilos enviados a Holanda. También se vinculó con más de 4,000 kilos de cocaína incautados en Paraguay “y una estructura para la adquisición de bienes e inmuebles, y la instalación de empresas para el lavado de dinero en el país”, según la Agencia de Información Paraguaya.

Pecci también es conocido por haber liderado casos como el del ciudadano libanés Nader Mohamad Farhad, quien llevaba a cuestas dos pedidos de extradición desde Estados Unidos y terminó siendo capturado y enviado a ese país por los cargos de lavado de activos, gracias a un agente encubierto que le entregó 250,000 dólares en efectivo.

Asimismo, estuvo al frente de la histórica operación “Zootopia”, llevada adelante en 2017, donde se logró el decomiso de 500 kilos de cocaína y se desarticuló la mayor estructura aérea de la fracción criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC) en Paraguay.

El reconocido fiscal también llevaba varios casos de sicariato a cuestas y tuvo a cargo el curioso y afamado caso de la estrella de fútbol Ronaldinho, quien fue detenido en Paraguay en 2020 bajo los cargos de falsificación de documentos.

En imagen Marcelo Pecci, durante una rueda de prensa en Paraguay tras la detención de Ronaldinho en tierras guaraníes. (EFE)

Conexiones con Colombia y “pastoral-política”

Luego del asesinato contra Marcelo Pecci, el diario La Nación recordó que el operativo A Ultranza estuvo relacionado con un clan criminal relacionado con Cololmbia.

“En marzo pasado, Pecci encabezó 12 allanamientos, de los cuales surgieron decomisos de inmuebles, vehículos, avionetas, embarcaciones y múltiples bienes pertenecientes a las bandas del crimen organizado. En esas intervenciones, salió a luz el peso del clan liderado por Miguel Ángel Insfrán (alias Tío Rico) y su hermano José Insfrán, quien oficiaba de pastor, asiduo visitante de ‘iglesias’ hermanas de Colombia”, reportó el diario.

Después de que se ordenara la detención de los Insfrán, una de las cocineras de “Tío Rico”, Fátima Rejala, fue asesinada por ser “desleal” y colaborar con la policía. El propio Pecci, semanas más tardes, anunció la detención de Wilson Adán Pereira Suárez, quien fue uno de los asesinos de Rejala.

Según La Nación, José Insfrán construyó el multimillonario Centro de Convenciones Avivamiento, un templo modelo en la ciudad Curuguaty, a más de 200 kilómetros de Asunción.

“El medio de traslado del ‘religioso’ en comunidades de la región era el helicóptero. El templo Avivamiento de la ciudad canindeyuense disponía de 18 colectivos climatizados para transportar a feligreses”, se explica en el reportaje. “Testimonios de lugareños, confirmados por la Fiscalía, consignan que de manera frecuente llegaban ciudadanos de Colombia, que se presentaban como pastores de la iglesia Avivamiento. Todos los extranjeros llegaban y retornaban en avionetas propias”.

Uno de los acusados por la fiscalía paraguaya de liderar una banda narco que opera con drogas provenientes de Colombia y Bolivia, es el exdiputado nacional Juan Carlos Ozorio, quien era un miembro de honor de la congregación Avivamiento en Paraguay.

La muerte de Marcelo Pecci es un duro golpe para Estados Unidos

El asesinato del fiscal es un duro golpe propinado por el crimen organizado en Sudamérica que impacta directamente al Departamento de Estado, a la DEA y a los funcionarios americanos que trabajaban directamente con Marcelo Pecci.

Brian Nichols, subsecretario para América Latina, fue uno de los funcionarios que condenó que el asesinato del fiscal Pecci.

Juan Roberto Vargas, director de Noticias de Caracol TV, comentó a la Radio Monumental 1080 AM que Pecci “era muy querido” por las autoridades americanas que recibieron “un baldazo de agua fría” cuando se enteraron del asesinato.

En Paraguay, el atentado contra Pecci tiene un fuerte impacto, pues el país se ha visto afectado por diversos casos de sicariato en los últimos meses en medio de una feroz lucha contra el crimen organizado.

“El cobarde asesinato del fiscal Marcelo Pecci en Colombia enluta a toda la Nación paraguaya. Condenamos en los términos más enérgicos este trágico hecho y redoblamos nuestro compromiso de lucha contra el crimen organizado. Nuestras sinceras condolencias a sus familiares”, tuiteó el presidente Mario Abdo Benítez.

Total
5
Share