fbpx
Saltar al contenido

Dictadura cubana impide entrada de activistas y políticos a la isla

Dictadura castrista prohíbe que activistas y eurodiputados vuelen a Cuba a apoyar manifestaciones

Read in English

[Read in English]

El pasado 15 de noviembre los cubanos tenían planificado tomarse pacíficamente las calles de La Habana para exigir el derecho que la dictadura castrista les ha vulnerado durante más de sesenta años: libertad.

Sin embargo, hubo un revés: el régimen arremetió contra los organizadores, activistas y políticos que estaban impulsando las protestas; impidiendo el derecho de los cubanos a manifestarse contra las autoridades.

“En la jornada del 15, cuando se esperaba una respuesta masiva de cubanos en las calles a la convocatoria de la marcha pacífica, la policía había acordonado las viviendas de varios de los coordinadores de Archipiélago”, se lee en un reporte del medio Voz de América. “En varias provincias, según el relato de testigos, las autoridades detuvieron a organizadores y desplegaron turbas progubernamentales frente a los domicilios de quienes habían confirmado su asistencia a la protesta”.

Pero los cubanos en la isla no están solos, el mundo los acompaña. El exilio, principalmente, está organizando manifestaciones en todo el globo para apoyar a los manifestantes, asimismo, también hay actores internacionales —activistas y políticos mayormente— que están mostrando su compromiso con la libertad cubana.

Dictadura castrista prohíbe que activistas y políticos vuelen a Cuba a apoyar manifestaciones
Parte de la delegación que se propuso viajar a Cuba. (Twitter).

Entre los exiliados y figuras foráneas que apoyan las protestas contra el castrismo se encuentran Rosa María Payá, activista por los derechos humanos cubana, hija del opositor Oswaldo Payá, quien falleció en 2012. Ella fue acompañada por miembros del partido español VOX, como el eurodiputado Hermann Terstsch y el diputado nacional y vicepresidente del partido Víctor González, también por el director de la Fundación Disenso, Jorge Martín Frías, y el eurodiputado italiano Carlo Fidanza, del partido Il Popolo della Libertà (The People of Freedom en inglés).  

Todos ellos intentaron volar hasta Cuba para participar de las protestas contra el castrismo, pero no lograron su objetivo, porque la dictadura castrista se los impidió.

Rosa María Payá declaró a la agencia de noticias EFE que la delegación internacional se dispuso a viajar desde el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale, que queda a unos veinte minutos de Miami, para realizar “una misión humanitaria y de observación” de la Marcha Cívica por el Cambio.

“La negativa a la misión de observación hace evidente los planes de violencia de la dictadura. Los cubanos en nuestra delegación simplemente tenemos derecho a entrar a nuestro país y no vamos a parar hasta conseguirlo”, dijo Payá a EFE.

Otro cubano que acompañó la delegación fue el actor, influencer y activista político Alexander Otaola, quien puso un mensaje en su cuenta en Twitter llamando a un paro laboral en la isla en el caso de que el régimen no deje que se realicen con normalidad las manifestaciones (como está sucediendo ahora mismo y durante los días previos al 15 de noviembre).

“La dictadura castrista tiene miedo”: Hermann Terstsch

El eurodiputado Hermann Terstsch, en conversación con El American, explicó que la intención del viaje era mostrar “un gesto de solidaridad” al pueblo cubano y que la prohibición del mismo deja en evidencia el temor de la dictadura castrista ante el creciente sentimiento libertario dentro de los cubanos.  

“Creo que la dictadura castrista está acabada, que la dictadura tiene mucho miedo y que la gente ha perdido el miedo al régimen”, dijo el eurodiputado a El American. “Esto se ha acabado. El régimen vive a la defensiva y va a vivir a la defensiva lo que le quede de tiempo. La única opción que podían tener algunos radicales es hacer un baño de sangre, pero eso ya no será posible. Ellos saben que han fracasado, que no tienen viabilidad y que no tienen nada que ofrecerles a los cubanos que ya no les cree nada”.

Terstch comentó que la comunidad internacional debe “ejercer una masiva presión para que en Cuba se muevan las cosas”. El eurodiputado recordó que VOX, y otros partidos políticos, impulsaron una “resolución histórica” en el Parlamento Europeo “que exige la suspensión inmediata del acuerdo con Cuba, la suspensión de todo pago a Cuba y el comienzo de estudiar sanciones a los dirigentes, a los implicados a la represión y los delitos de violación contra los derechos humanos”.

Asimismo, el dirigente del partido conservador VOX fue tajante en apuntar contra las democracias occidentales por apoyar, durante mucho tiempo, a la dictadura castrista: “Nosotros creemos profundamente que si la dictadura asesina cubana ha durado 63 años no es solo porque le ayudara alguna otra dictadura, sino sobre todo porque le ayudaron las democracias, la complicidad de las democracias occidentales y americanas han sido claves para esta prolongación de esta dictadura absolutamente anacrónica y brutal que existe en Cuba”.

El pasado mes de julio, el mundo se sorprendió luego de que el pueblo cubano saliera a las calles a protestar masivamente por primera vez en décadas. La última vez que los cubanos habían salido a protestar fue durante el histórico Maleconazo, en 1994. Las reacciones de las protestas pasadas provocaron una ola de represión por parte de la dictadura castrista, que ha aumentado la vigilancia sobre los ciudadanos y la disidencia.

Emmanuel Alejandro Rondón is a journalist at El American specializing in the areas of American politics and media analysis // Emmanuel Alejandro Rondón es periodista de El American especializado en las áreas de política americana y análisis de medios de comunicación.

Contacto: [email protected]

Deja una respuesta

Total
1
Share