fbpx
Las dictaduras solo responden a la presión: activista cubano

Las dictaduras solo responden a la presión: entrevista a Michael Lima, activista cubano

Canadá nunca rompió sus relaciones con la dictadura cubana y se ha mantenido como uno de los socios comerciales más activos de la isla

[Read in English]

Democratic Spaces es un proyecto de base de apoyo a la libertad con sede en Canadá y dirigido por el activista cubano Michael Lima. La idea surgió en las redes sociales. Su objetivo es darles a conocer a los canadienses las realidades de las naciones cautivas, especialmente Cuba, Venezuela y Nicaragua. Para el activista de derechos humanos, investigador y director de la organización, que vive exiliado en Canadá desde los años 90, luchar contra la falsa percepción de los regímenes comunistas entre los ciudadanos de su país de adopción sigue siendo un reto.

En esta entrevista para El American, Lima subrayó las dificultades de desafiar las percepciones falsas que muchos canadienses tienen de los regímenes comunistas, en particular, el caso de Cuba. Canadá nunca rompió sus relaciones con la dictadura marxista cubana y se ha mantenido como uno de los socios comerciales más activos de la isla entre las democracias occidentales, así como un socio inversor clave y uno de los principales mercados turísticos que le facilita dólares al régimen. El padre del actual primer ministro canadiense, Pierre Trudeau, antiguo primer ministro (1968-1979, 1980-1984) era amigo personal del dictador cubano Fidel Castro y un declarado admirador. 

Cuando se le pregunta por el enfoque del Gobierno canadiense para criticar las violaciones de los derechos humanos en Cuba, Lima responde con decepción que Canadá ha buscado en el caso cubano ejercer presión a través de «canales privados».

La inutilidad de estos intercambios íntimos entre las autoridades canadienses y la dictadura cubana es precisamente lo que pretende cambiar Democratic Spaces. «Sin presión», afirma Lima, «no puede haber cambios». Esto debe hacerse en el ámbito público, añade el entrevistado.

Cuando se trata de intentar explicar la posición moralmente desviada de Canadá y su relación cómplice con el comunismo cubano como un factor distintivo que busca la separación de la política exterior americana, Lima señala que las naciones pueden elaborar sus propios objetivos de política exterior, sin embargo, añade que «los derechos humanos son universales».

El último proyecto de Democratic Spaces, la petición e-3274, pide a la Cámara de los Comunes que condene públicamente los abusos de los derechos humanos en Cuba y exprese su apoyo a la oposición. Esto es algo que Canadá ha hecho con otros regímenes socialistas.

La petición e-3274, en caso de reunir las firmas requeridas antes del 16 de junio de 2021, tendría la oportunidad de aplicar una política de solidaridad con los activistas de derechos humanos cubanos. Los canadienses tienen el derecho y el deber moral de transmitir a sus funcionarios electos un cambio en la actitud amoral de sus gobiernos hacia el régimen castrocomunista.

Como sugirió Lima, todas las personas amantes de la libertad en Canadá deberían participar en este esfuerzo para alinear al país con el curso civilizado de condenar las violaciones de los derechos humanos y defender los preceptos democráticos básicos.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Biden rompe protocolo diplomático al intentar reprender a Boris Johnson - El American

Biden rompe protocolo diplomático al intentar reprender a Boris Johnson

Next Article
¿Qué pasa en Perú? Tribunal electoral definirá quién será el próximo presidente

¿Qué pasa en Perú? Tribunal electoral definirá quién será el próximo presidente

Related Posts
Total
0
Share