fbpx
Disney, Dumbo

Disney esconde 3 películas que considera “racistas”

Disney+ ha retirado de su catálogo infantil títulos clásicos como Dumbo, Los Aristogatos y Peter Pan, por considerar que incluyen estereotipos racistas

Disney+ ha retirado de su catálogo infantil títulos clásicos como Dumbo, Los Aristogatos y Peter Pan por considerar que incluyen estereotipos racistas.

Estas películas no estarán disponibles para la categoría de menores de 7 años y pasarán a encontrarse únicamente en el catálogo de Disney+ para adultos, con un prominente texto al principio de cada una de ellas, en donde se advierte que «este programa incluye representaciones negativas y/o maltrato de personas o culturas. Estos estereotipos estaban mal entonces y están mal ahora».

Según Disney, Dumbo ridiculiza a los esclavos negros de las plantaciones del sur. En concreto, la escena con unos cuervos, que vendrían a representar a los afroamericanos explotados. Por ejemplo, destaca que en una de las canciones del film, The Song of the Roastabouts, los trabajadores negros cantan «cuando recibimos la paga, tiramos todo el dinero».

Peter Pan, según los responsables de la compañía del ratón, comete el pecado de representar a los nativos americanos como una tribu y los llama «pieles rojas». Además, Peter Pan y sus amigos se visten de indios y bailan con ellos «de forma exagerada», lo cual es considerado por Disney como apropiación cultural.

En Los Aristogatos aparece un personaje felino, Shun Gon, que es un gato siamés con los ojos almendrados, que canta pronunciando mal en inglés y que usa los tradicionales palillos para tocar el piano en vez de para comer. Además, la compañía dice que está mal que un actor blanco desempeñe su trabajo de actuar para poner voz a un personaje felino asiático.

Disney+ continúa y amplía su campaña revisionista

Estas advertencias, cambios y autocensura de obras antiguas no son nuevas en Disney. En 2015 adoptaron una política de tolerancia cero con el consumo de tabaco. Desde entonces prohíben que en sus nuevas producciones se muestre a personajes fumando, salvo que lo hagan los villanos o sea por razones históricas. En las películas previas a 2015 ahora se incluye un pequeño texto en la parte superior de las pantallas que pone sobre aviso de escenas con consumo de tabaco, que se unen a las de violencia, drogas, lenguaje malsonante y sexo.

Así, en películas como Star Wars: A New Hope y Return of the Jedi podremos ver estos avisos por culpa de breves escenas, como la de un parroquiano de la cantina de Mos Eisley vapeando, o la de Jabba The Hutt dando una calada a una shisha en su palacio.

Las consecuencias de la hipocresía y ceguera ideológica de Disney+

Aunque como compañía privada Disney está en su derecho de adoptar este tipo de medidas, está provocando cierto rechazo en parte de su público por la irónica sobreinfantilización de su audiencia.

Estas medidas paternalistas y de revisionismo progresista, además, pueden convertirse en un efecto boomerang para el gigante del entretenimiento. Por un lado, reconocen que en el pasado —a pesar de sus buenas intenciones entonces— han podido resultar una mala influencia para los niños, pero por otro lado tratan de convencernos de que sus bienintencionadas acciones de ahora son infalibles y no deben estar sujetas a la crítica. ¿Por qué advertir de algunas cosas y no de otras?

Por ejemplo, recientemente Disney estrenó una serie de cortos de animación realizada por su filial Pixar, llamada SparkShorts. En estos cortos se ha hecho hincapié en historias sobre inclusividad. En Out se les muestra a los niños un personaje homosexual que sale del armario ante sus padres, tras intercambiar su consciencia con la de su perro. En Kitbull se narra la historia de un gatito que se hace amigo de un perro pitbull. El gato, en un alarde de falta de prejuicios, no desconfía del pitbull, el cual hace gala de su tolerancia y multiculturalidad al no zamparse al gato.

En el actual contexto de cultura de la ofensa en el que vivimos, criticar estas obras puede suponer que automáticamente seas catalogado como conservador cavernícola, enemigo del progreso y sin redención posible. Considerar que Disney pueda tener una agenda política en sus películas te convierte en un “conspiranoico”, aunque ahora la propia Disney, al autocensurar sus películas del pasado, de alguna manera esté reconociendo que en su momento sí pudieron tener influencia política sobre sus espectadores.

Este tipo de avisos, siempre alineados con los mantas progresistas, no hacen más que iniciar una interminable espiral de paternalismo y control de contenidos. Si algo ha demostrado la izquierda allá donde ha sido hegemónica culturalmente, es su insaciable apetito a la hora de obligar a coincidir con sus planteamientos.

Por seguir con el ejemplo de Star Wars, si ahora se advierte en una esquina de la pantalla sobre el consumo de tabaco, ¿por qué no ocupar toda la pantalla anunciando sobre otros temas potencialmente sensibles para las frágiles mentes de los espectadores?

¿No debería advertirse, acaso, de cosas como el intento de parricidio mutuo entre Darth Vader y Luke Skywalker; el incestuoso beso entre Leia y su mellizo; el genocidio de millones de habitantes del planeta Alderaan; la masacre de trabajadores subcontratados o incluso esclavizados por el Imperio Galáctico en la Estrella de la Muerte, ¡por dos veces!; el infanticidio de jóvenes aprendices de Jedi; la masacre de mujeres y niños Tusken; la esclavitud en Tatooine; la insana ludopatía de sus habitantes obsesionados con las carreras de vainas, o el intento de genocidio de Grogu (Baby Yoda) al comerse los últimos huevos fertilizados de una especie en vías de extinción?

Quizás Disney debería reconocer que toda obra de entretenimiento es susceptible de ofender a alguien y dejar que, por un lado, sus realizadores tengan la suficiente libertad creativa como para contar buenas historias y, por otro, que sean los padres quienes ejerzan la libertad de dejar ver a sus hijos las películas que consideren oportunas y razonar con ellos sus implicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
senado

La izquierda demócrata aspira eliminar el filibuster para tener vía libre en el Senado

Next Article
Hunter Biden, Joe Biden, bagels

Los bagels de Hunter Biden, más importantes que la corrupción

Related Posts
Total
0
Share