fbpx
Saltar al contenido

Departamento de Justicia pide a Argentina la entrega del avión venezolano-iraní vinculado al terrorismo

avión venezolano

Contenidos

Esta entrada también está disponible en: English

[Read in English]

Estados Unidos inicia una nueva “batalla” judicial contra el régimen de Nicolás Maduro para lograr incautar el avión venezolano de tripulación iraní que fue retenido en Argentina por estar vinculado con el terrorismo internacional.

Un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que la Corte del Distrito de Columbia pidió a la Justicia argentina incautar el avión por violar las leyes de control de exportaciones.

"*" señala los campos obligatorios

Should Joe Biden resign?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Según el comunicado el 19 de julio se emitió una orden judicial de ese distrito alegando que la nave puede ser confiscada por la transferencia no autorizada del avión de Mahan Air, una aerolínea vinculada con la Guardia Revolucionaria y las Fuerzas Quds – calificadas de organizaciones terroristas- hacia Emtrasur, la aerolínea de carga de Conviasa, empresa estatal venezolana.

Según el comunicado del Departamento de Justicia, desde el 2008 el Departamento de Comercio renueva todos los años una prohibición sobre Mahan Air para involucrarse en cualquier tipo de transacción que esté relacionada con commodities exportados desde Estados Unidos. Por eso, alegan en la orden que en octubre de 2021 la aerolínea violó esta prohibición cuando pasó a Emtrasur el control de la aeronave.

Otro de los argumentos para la incautación es lo ocurrido en Argentina cuando el avión fue retenido con tripulación iraní relacionada con el terrorismo.

En 2011, Estados Unidos sancionó a Mahan Air por brindar apoyo material a las Fuerzas Quds; mientras que en 2020 la OFAC sancionó a Conviasa.

“El Departamento de Justicia no tolerará transacciones que violen nuestras sanciones y leyes de exportación”, dijo el Secretario de Justicia de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia, Matthew G. Olsen.

 “Trabajando con nuestros socios en todo el mundo no daremos cuartel a los gobiernos y entidades patrocinadas por el estado que buscan evadir nuestras sanciones y regímenes de control de exportaciones al servicio de sus actividades malignas”, agregó.

Por su parte en Argentina, el juez federal Federico Villena decidió mantener vigente la prohibición de salida del país para 7 de los 19 tripulantes del avión de Emtrasur. Se trata de cuatro iraníes, entre ellos el piloto y el copiloto, y tres venezolanos.

Nicolás Maduro quiere que Argentina le regrese el avión

El tirano de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió a Argentina este miércoles 3 de agosto que le entregue la aeronave: “Pretenden robarnos la aeronave por mandato de un tribunal de Florida. Pretenden robarnos el avión como nos robaron el oro en Londres, como nos robaron Citgo”, manifestó Maduro.

De acuerdo con el régimen venezolano la tripulación iraní viajaba en el avión como parte de un “entrenamiento” a personal venezolano; luego aseguró que el avión llevaba “ayuda humanitaria a países del Caribe” y que “estaba dedicado a llevar ayuda humanitaria a África”; sin embargo, las irregularidades que pesan sobre la aeronave permiten especular que estaría vinculada a actividades ilícitas; sobre todo porque el personal iraní era de alto rango y las rutas previas han sido calificadas como sospechosas.

El avión llegó a Argentina el 6 de junio, procedente de México y tras hacer una escala en Venezuela. Dos días después partió para cargar combustible en Uruguay, pero tuvo que regresar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza porque el país vecino no autorizó su aterrizaje.

A su regreso a Buenos Aires, las autoridades inmovilizaron la aeronave y se ordenó la retención de sus 19 tripulantes, 5 iraníes y 14 venezolanos.

Más irregularidades que comprometen la veracidad sobre el avión venezolano

Uno de los tripulantes retenidos es Gholamreza Gashemi, quien se llama igual que un miembro de las Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica definida por Estados Unidos como instructores de los terroristas de Hezbollah.

A esto se suma que en el teléfono del piloto iraní había una foto de Mohsen Rezai, un terrorista con solicitud de captura internacional por el atentado a la AMIA; así como imágenes bélicas, de armamento, y fotografías del logo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

Joseph Humire, especialista en inteligencia y seguridad global, reveló que lo sucedido “es muy similar al modus operandi aplicado por la Guardia Revolucionaria Islámica de combinar lo comercial con lo militar”.

Humire ha explicado a El American que por más de 35 años, Irán ha construido el potencial para tener presencia militar en la región con negocios que a simple vista parecen lícitos.

Humire, quien tiene más de una década estudiando la influencia iraní en la región, reveló que aunque el acta de inmigración en Argentina hable de solo 5 ciudadanos iraníes, realmente habían 6, de uno de ellos se desconoce su paradero.

La aeronave que está inmovilizada en Ezeiza transportó una carga de cigarrillos desde Paraguay hasta Aruba. Ese vuelo se llevó a cabo el 13 de mayo, desde Ciudad del Este hasta la isla.

La aeronave salió desde Venezuela y aterrizó en el aeropuerto Guaraní y según reportes, la tripulación también estaba integrada por 11 venezolanos y 7 iraníes.

De los 7 iraníes, apenas dos coinciden con los tripulantes del vuelo a Ezeiza y uno de ellos es accionista y miembro de la junta directiva de la aerolínea iraní Qeshm Fars Air, sancionada por Estados Unidos.

Pero ese vuelo de Paraguay a Aruba no es el único que causa sospechas, según Humire, el mismo avión supuestamente “de carga” viaja habitualmente a Rusia, Serbia y Bielorrusia.

“Lo que dice “piezas de automóviles” podría ser otras piezas utilizadas para programas militares conjuntos entre Irán y Venezuela”, ambos sancionados por Estados Unidos.

En sus conclusiones, Humire considera que la clave de este viaje debe estar en Córdoba y sugirió a autoridades argentinas analizar el material porque posiblemente las supuestas “piezas para automóviles”, en verdad serían piezas sancionadas de aviación.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Total
8
Share