fbpx
Saltar al contenido

Ante falta de liderazgo de Biden, nace ejército de americanos que se une a la guerra contra Putin

guera

Contenidos

Available: English

[Read in English]

La guerra en Ucrania y la retirada de las tropas en Afganistán marcaron un precedente histórico que podría cambiar la historia de los conflictos bélicos: está naciendo un ejército independiente de veteranos americanos y del mundo dispuestos a tomar las armas por cuenta propia.

Cuando Joe Biden anunció la retirada de tropas americanas de Afganistán, decenas de exsoldados decidieron viajar a ese país para rescatar a sus connacionales y aliados afganos, que habían sido abandonados por Estados Unidos en medio de la toma del talibán en Kabul.

Pese a que se desconoce el número exacto de equipos privados de veteranos militares que asumieron la misión independiente de evacuar personas, con el paso de los días se conoció que se trataba de decenas de especialistas y exsoldados que viajaron a Afganistán a completar el trabajo que la administración Biden hizo a medias.

"*" señala los campos obligatorios

Is the Mar-A-Lago raid an unjust witch hunt?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Ahora, con la guerra en Ucrania, sucede algo similar, pero mucho más grande de lo que jamás pudimos imaginar; exsoldados de todo el mundo tomaron las armas, se unieron a una legión llena de extranjeros dispuestos a apoyar al Gobierno de Volodimir Zelenski en la lucha contra Rusia y en la defensa de la libertad. Están motivados por esa sensación de injusticia ante la arbitraria y violenta invasión iniciada por Rusia.

Se trata de la Legión de Defensa Internacional de Ucrania creada por el Gobierno de Zelenski y que actualmente estaría conformada por unos 20,000 ciudadanos extranjeros.

“Cifras oficiales no hay, pero se habla de 15,000 a 20,000 extranjeros que vinieron a luchar”, dijo a El American, José David Chaparro, un venezolano que se quedó en Ucrania para combatir contra el Ejército ruso.

“Yo recibí voluntarios suramericanos, algunos tienen experiencia militar y otros no. Los civiles que recibí tienen experiencia con armamento; deciden unirse porque creen en Ucrania y han visto con sus propios ojos los desastres que estamos pasando (…) si hubiera liderazgo internacional, ellos no estarían acá”, dijo Chaparro.

Guerra en Ucrania
Un grupo de voluntarios esperando para asistir a un campo de entrenamiento ubicado en las inmediaciones de Kiev (EFE)

Los datos de Chaparro coinciden con los de Ed Arnold, un investigador de Seguridad Europea en el Royal United Services Institute de Londres que fue entrevistado por la agencia de noticias DW.

“La mayoría son europeos y norteamericanos. Hay 500 de Bielorrusia y también algunos voluntarios japoneses”, dijo .

“Tengo informes de veteranos sobre el terreno que dicen que han disparado más munición en cuatro días que en cuatro viajes completos a Irak y Afganistán. Este no es el mismo tipo de conflicto al que están acostumbrados”, agregó.

A medida que se acrecienta este Ejército independiente, también surgen las dudas de si es legal o no que cualquier ciudadano del mundo acuda una guerra sin pertenecer al país del conflicto; sin embargo, hay países como Lituania y Letonia, que han aprobado medidas legales de emergencia que permiten a las personas unirse a la guerra, mientras que Kiev aprobó hace un par de años una normativa que permite a los combatientes extranjeros hacerse ciudadanos luego de pocos meses de haberlo solicitado, y así unirse oficialmente al bando ucraniano.

La ministra de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, llegó a decir recientemente que “la gente puede tomar su propia decisión”, pero el exfiscal Dominic Grieve declaró que es ilegal para los británicos según la Ley de Alistamiento en el Extranjero de 1870.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia dijo que los combatientes extranjeros serían tratados como mercenarios, lo cual les dejaría sin protección humanitaria de prisioneros de guerra.

Veteranos americanos se unen

Tradicionalmente, Estados Unidos se ha dado a conocer como una nación proactiva en materia militar, y sobre todo, un país líder por su poderoso ejército; sin embargo, a medida que pasan los días y continúa la guerra en Ucrania va aumentando el número de exsoldados americanos que se unen en la lucha contra Rusia alegando la “falta de liderazgo” de Biden.

“Estamos presenciando en Ucrania algo que es completamente interesante, poderoso y potencialmente peligroso. El autodespliegue de personas puede alterar el panorama de la guerra”, dijo a El American David Grantham, un veterano de la Fuerza Aérea y especialista en áreas de inteligencia y asuntos internacionales.

Más de 6,000 americanos se han ofrecido a participar en el bando ucraniano de la guerra, según dijo el general ucraniano Borys Kremenestkiy en una entrevista con Military Times. Kremenestkiy está ahora en Washington D.C. gestionando las solicitudes de veteranos.

De esos más de 6,000 solicitantes, la Embajada ucraniana en Estados Unidos rechazó a más de la mitad de forma inmediata por diferentes razones. En general, perfiles con historial criminal, pertenencia a grupos extremistas o simplemente demasiado viejos, según el artículo.

Aproximadamente 3,000 solicitantes restantes, la embajada solo había aprobado a 100 de ellos para poder luchar en Ucrania de forma oficial; pero, algunos voluntarios extranjeros están optando por alternativas no oficiales para poder luchar en el frente. 

También hay casos como el de Aerial Recovery, un equipo de veteranos militares americanos que están trabajando con autoridades ucranianas para evacuar a niños huérfanos de las zonas de conflicto.

“Un grupo que trajimos estuvo en un refugio durante una semana y nos llevó dos intentos rescatarlos. En el primero el cañoneo era demasiado intenso y tuvimos que dejarlos allí y regresar en 48 horas. En ese tiempo murieron tres de sus maestros y ellos estaban bastante mal. Tenían hambre, frío, cansancio, y se veían muy tranquilos. Estaban en estado de choque”, explicó Jeremy Locke, un ex Boina Verde, en una entrevista en Polonia con la Voz de América.

De comentarista en MSNBC a voluntario militar en la guerra

Malcolm Wrightson Nance, comentarista en MSNBC y experto en terrorismo, inteligencia, insurgencia y tortura, habría dejado el medio de comunicación para unirse a la legión de extranjeros militares en Ucrania.

Nance apareció en el episodio del lunes del programa nocturno de Joy Reid “The ReidOut” con uniforme militar y equipo de combate y dijo que se ha unido a la Legión Internacional de Defensa Territorial en Ucrania.

“Hace aproximadamente un mes, me uní a la Legión Internacional aquí en Ucrania y estoy aquí para ayudar a este país a luchar en lo que es esencialmente una guerra de exterminio”, dijo.

“Déjame decirle algo al presidente de los Estados Unidos. Dales artillería de largo alcance de contrabatería… Algo que pueda superar su alcance de artillería. Si haces eso, detienes la ataques contra civiles”, sentenció.

Afganistán, el “punto de inflexión” por falta de liderazgo

“Este fenómeno de autodespliegue parece estar motivado en gran medida por un vacío en el liderazgo. Y, al menos a través de los ojos americanos, podemos mirar hacia atrás y decir que el punto de inflexión se produjo con la retirada de Afganistán”, explicó.

Grantham dijo en un artículo que “un movimiento de masas para autodesplegarse en zonas de guerra habla de una confianza cada vez menor en los gobiernos modernos para hacer el trabajo”.

“Exmilitares americanos, ONG y otros se filtraron y luego inundaron Afganistán. La mayoría, al parecer, estaban tratando de salvar a antiguos colegas, ayudar a defenderse contra la invasión de los talibanes o detener el colapso inminente del país. Pero parecía haber una sensación compartida de que el gobierno americano no estaba a la altura de la tarea”, explicó.

“Al igual que en Afganistán, sucederán algunas cosas buenas en Ucrania y sus alrededores a partir del autodespliegue. Los resultados mixtos surgirán de acciones bien intencionadas, sin duda. Los oportunistas también lo explotarán todo para su propia gloria (…) Pero creo que el mero acto de autodespliegue es consecuencia de una ausencia de liderazgo. Habla de un vacío percibido en el gobierno, un sentimiento de vacío en las palabras de los líderes. Esta realidad puede estar cambiando el panorama de la guerra”, sentenció.

Total
1
Share