fbpx
Saltar al contenido

El mito del genocidio en las Américas por parte de España

genocidio de las américas

Read in English

[Read in English]

Otro 12 de octubre transcurre y los foros en internet vuelven ha discutir si hubo en genocidio en las américas o no. Una moda bastante popular en los Estados Unidos ha sido la de acusar al propio Cristobal Colón de genocida, acusación que no solo ha causado división entre las comunidades hispanas, sino también entre los italoamericanos y nativo-americanos.

Es innegable que la conquista fue un proceso brutal que transformó tanto las sociedades en América como en Europa y cuyos protagonista son culpables de crímenes que resultan horrendos ante los ojos de una persona del siglo XXI.

Desafortunadamente para los ‘haters’ de España, los conquistadores eran producto de su época, un mundo violento donde los Estados nación se forjaban al filo de la espada. Mientras que la conquista española transcurría en América, los turcos se apoderaban del norte de Africa cañoneando a su población, el shogunato Tokugawa se establecía en Japón saqueando ciudades enteras, y unos nómadas procedentes de Irán conquistaban la India a sangre y fuego estableciendo el imperio mogol.

El mundo en el siglo XVI era un lugar sangriento y los Estados Nación se forjaron a mano. (Ilustración del periodo Sengoku en Japón)

Incluso en la propia América los aztecas lideraban guerras florales para capturar miles de personas y ofrecerlas en sacrificio, mientras que los Incas subyugaban pueblos enteros para que fueran vasallos de su imperio.

Este resentimiento que tenían muchos pueblos indígenas por las otras tribus dominante llevó a que muchos apoyaran a los españoles durante la conquista y fueran combatientes activos dentro de los ejércitos conquistadores. Los historiadores estiman que menos del 5 % del ejército de Cortés era español, solo para dar una dimensión del rol de los indígenas en la conquista.

La corona, con los recursos que podía tener un Estado medieval, intentó proteger a los indígenas con el establecimiento de las leyes nuevas de las indias, donde se leen decretos como:

Que ningún indio fuese llevado a pesquería de perlas contra su voluntad, so pena de muerte a quien infringiese esta disposición. Que se quitasen todas las encomiendas e indios que tuvieran los visorreyes o gobernadores o sus lugares tenientes o cualquier oficiales nuestros así de justicia como de nuestra hacienda, prelados, casas de religión, hospitales, cofradías o otras semejantes. Que se moderaran los repartimientos excesivos, y de lo que se quitara se diese para el sustento de los primeros conquistadores.

Esto no quiere decir que la Conquista no fuera terrible para los que la vivieron y que cosas así son indeseables para cualquier sociedad, pero calificarla de genocidio comparándola con acontecimientos como el Holocausto simplemente no es real. No existió nunca un plan concebido por la corona española, ni las autoridades en América para exterminar a los indígenas de manera sistemática.

El rol de las pandemias en la Conquista española

Lo que resulta más increíble es que tras vivir una pandemia, todavía se tenga que explicar que las enfermedades podían causar estragos en una población con ninguna inmunidad natural y donde no existían sistemas de salubridad, hospitales públicos o la vacunación en masa.

Cuando llegaron los españoles, lo hicieron con sus caballos, perros, cerdos, gallinas y animales de granja, en comparación los indígenas solo tenían unos cuantos animales domésticos como la llama en el Perú, y patos y pavos en el caso Azteca.

Este permanente contacto con animales domésticos permitió a los europeos desarrollar una inmunidad no solo contra las enfermedades que estos portan, sino también contra las enfermedades que portan sus parásitos como las pulgas, como el tifus y la peste bubónica.

La peste bubónica en particular causó dos grandes estragos durante el siglo VI y XIV en Europa, matando entre un tercio a la mitad de la población. Por su lado, las propios sociedades indígenas eran susceptibles a las plagas, como se teoriza que ocurrió durante el colapso de la civilización maya en el siglo X.

Muchos historiadores creen que la conquista de Tenochtitlán por parte de Cortés no hubiera sido posible sin el brote de viruela que devastó la ciudad azteca, antes y después de su sitio. La viruela solo sería una de las primera plagas que azotarían al desafortunado México. Vendrían al menos otras cuatro durante el siglo XVI.

El tifus, cólera, viruela y tuberculosis las verdaderas responsables del genocidio de las américas. (Códice Florentino)
El tifus, cólera, viruela y tuberculosis las verdaderas responsables del genocidio en las américas. (Códice Florentino)

Al no tener prácticamente animales domésticos, así como nulo contacto con los otros continentes, los indígenas no tenían las defensas inmunológicas que habían desarrollado los europeos siglos atrás.

En 1531 se produjo un brote intenso de sarampión, diez años después habría un brote de tabardillo y tifus. En 1545 una fiebre que venía acompañada de intensos cólicos conocida entre la población Nahuatl como cocoliztli, que se expandió por toda Nueva España. Finalmente en 1576, la misteriosa fiebre volvería azotar al enfermo país y mataría hasta el 80 % de la población de Ciudad de México.

Aunque en muchas ocasiones se presente la caída demográfica entre el siglo XVI y XVII de la población indígena de las Américas para acusar a los conquistadores de genocidio, esta cifra es completamente sacada de contexto si se omite el número de plagas que padecieron los indígenas.

Este proceso donde se encuentran dos mundos separados por cientos de miles de años, no podía ser de otra forma. Por traumática que resulte la historia para sus protagonistas, sigue siendo parte nuestra. Infantilizarla pintando una narrativa de buenos y malos es en cierta forma demeritar nuestros propios logros y lo mucho que hemos avanzado en el establecimiento de sistemas de salud eficaces, derechos humanos y el establecimiento de democracias liberales.

Economist, writer and liberal. With a focus on finance, the war on drugs, history, and geopolitics // Economista, escritor y liberal. Con enfoque en finanzas, guerra contra las drogas, historia y geopolítica

Deja una respuesta

Total
28
Share