fbpx
Saltar al contenido

El mundo no respeta a Biden, por eso estamos al borde de una nueva guerra

El mundo no respeta a Biden, por eso estamos al borde de una nueva guerra

Read in English

Tras la fallida salida de Afganistán, la enorme crisis migratoria, y la indetenible inflación, el presidente Biden deberá enfrentarse ahora a un nuevo reto que podría terminar de hundir su popularidad entre los americanos: Ucrania.

Ciertamente cualquier decisión que hoy se tome en la Casa Blanca con respecto a este tema será bastante impopular: tanto enviar —y probablemente sacrificar— miles de tropas americanas, gastar más dinero de los contribuyentes en una situación económica bastante difícil, y abrir las puertas a una nueva guerra con Rusia, será una decisión difícil de tragar para un grueso de la nación; pero no actuar y observar como el ejército de Putin avanza y aplasta a uno de los socios de Estados Unidos, podría también brindar un mensaje de debilidad que no agradará a otra parte de la población.

Lamentablemente el problema inicial fue el haber permitido que se llegara hasta esta situación, para nadie es un secreto que Biden es un mandatario que no inspira respeto dentro de su propio territorio, y mucho menos fuera de él; es, para el lamento de los americanos, un presidente incapaz de representar la grandeza de Estados Unidos.

Durante años los demócratas criticaron y hablaron de una supuesta colusión entre Trump y Rusia, algo que se demostraría falso, y peor aún, fabricado por el equipo de Hillary Clinton, hoy resulta que a quien Rusia le pasa por encima es a Biden, y los del partido azul no tienen respuesta.

Trump no fue precisamente el mandatario más entusiasta con usar la fuerza militar, pero tenía una gran arma para inspirar miedo y respeto a sus enemigos: su personalidad.

A Nixon le acusaron de usar el “Madman Theory” para hacerle creer a sus enemigos que estaba loco y era tan volátil que podía iniciar una guerra sangrienta ante cualquier pequeña amenaza, con Trump ocurrió algo similar.

Durante los años de Trump en la Casa Blanca los enemigos de Estados Unidos se mantuvieron a raya y en silencio, de hecho, el republicano fue capaz de firmar diferentes tratados de paz en Medio Oriente y los Balcanes; los logros del presidente 45 en política internacional son enormes, algo de lo que Biden no podrá presumir.

Lo cierto es que cuando los demócratas tomaron el poder el mundo estaba en orden, apenas el “Madman” sale de la Casa Blanca se disparó una guerra entre Israel y Palestina, los terroristas talibanes se hicieron con el poder en Afganistán y se tomaron millones de dólares en equipamiento militar americano legado por Biden, Rusia está por invadir Ucrania, y China tiene las mismas amenazas sobre Taiwán luego de imponer un mayor autoritarismo en Hong Kong sin recibir una respuesta efectiva de la Casa Blanca.

La real desgracia no es que Biden tenga que decidir entre enviar tropas o no para defender a Ucrania, la desgracia es tener en el poder a un presidente que no inspire ni miedo ni respeto, y que nos ha llevado a todos a vivir en un mundo anárquico y peligroso donde los autoritarios hacen de las suyas sin un contrapeso real.

Emmanuel Rincón is a lawyer, writer, novelist and essayist. He has won several international literary awards. He is Editor-at-large at El American // Emmanuel Rincón es abogado, escritor, novelista y ensayista. Ganador de diversos premios literarios internacionales. Es editor-at-large en El American

Deja una respuesta

Total
1
Share