fbpx
Puerto Rico

El salario mínimo efectivo de Puerto Rico sería de 68 dólares por hora según el plan de Biden

Aunque un salario mínimo federal de 15 dólares ayudará a algunas personas, perjudicará a muchas otras

[Read in English]

Puerto Rico ha tenido una larga historia de ser perjudicado por la extralimitación de Washington. La isla fue una vez el hogar de una próspera industria de la costura hasta que el salario mínimo federal destruyó su ventaja competitiva. La misma consecuencia involuntaria se produjo de nuevo en 1974, cuando los aumentos del salario mínimo recortaron el 32% de los empleos con salarios bajos y provocaron una migración masiva fuera de la isla.

Ahora la historia amenaza con repetirse una vez más, ya que la administración Biden intenta duplicar el salario mínimo federal a 15 dólares por hora. Esta medida supondría un nuevo golpe para la isla en dificultades, y para muchas otras partes de Estados Unidos.

Al forzar el coste del empleo, el salario mínimo perjudica a las mismas personas a las que trata de ayudar, y crea el riesgo real de perder su trabajo por completo. El ajuste de este salario mínimo único en función de los ingresos medios de los hogares nos da una idea de lo extendido que estaría el efecto del desempleo en los distintos estados e ilustra por qué este enfoque de “una sola vía” es tan perjudicial para Puerto Rico y muchas otras partes del país.

El impacto de los cambios en el salario mínimo por geografía

Cualquiera que haya aprobado la introducción a la microeconomía sabe que los controles de precios, como el salario mínimo, no siempre afectan al mercado. Un salario mínimo de 50.000 dólares para los médicos no cambiaría nada porque las fuerzas del mercado ya empujan sus salarios muy por encima de eso. Pero si se obliga a los cajeros a pagar 50.000 dólares, se verán muchas más máquinas de autogestión.

Por eso no es de extrañar que el Distrito de Columbia, con una de las rentas medias familiares más altas del país, tenga ya un salario mínimo de 15 dólares por hora (algunos estados han aprobado un salario mínimo de 15 dólares, pero el de D.C. es el único actualmente en vigor). Cuando el hogar típico gana más de 93.000 dólares al año, 15 dólares la hora no parece tanto.

No se puede decir lo mismo de estados como Misisipi, Luisiana, Virginia Occidental y Nuevo México -donde la renta media de los hogares es aproximadamente la mitad de la de D.C.- y de Puerto Rico, donde es menos de una cuarta parte. Los ingresos típicos son aún más bajos en las zonas rurales. Imponer una norma única de 15 dólares por hora ignora este matiz. Pretende que todo el mundo está en las mismas circunstancias y tiene las mismas oportunidades. Esa forma de pensar es como las divagaciones conspirativas de un borracho, con cantidades iguales de estupidez y confianza.

El salario mínimo efectivo de algunos estados superará los 25 dólares por hora

Incluso los defensores del salario mínimo (deberían) reconocer que hay límites a la hora de aumentar los ingresos por decreto gubernamental. Si bien los 15 dólares pueden parecer razonables para sus seguidores en D.C., Massachusetts y Nueva Jersey, es más fácil ver los efectos del desempleo de un salario mínimo de 25 o 30 dólares.

Es útil entonces ajustar el salario mínimo de 15 dólares a los ingresos medios de los hogares en 2019 en cada estado y Puerto Rico para tener una idea de lo que significaría una norma uniforme para las distintas partes del país (también se puede ajustar por el coste de la vida, lo que es bueno para estimar cuál es el “salario digno” real en varios estados. Ajustar por los ingresos es bueno para hacerse una idea de cuántas personas perderán su trabajo cuando se imponga una norma única de salario mínimo).

El ajuste por la renta de los hogares no es perfecto -el tamaño de los hogares también varía entre los estados y dentro de ellos-, pero aún así nos dice mucho sobre los peligros para el empleo de la intromisión de Washington. Los resultados son aleccionadores.

Un salario mínimo de 15 dólares por hora en Puerto Rico es como un salario mínimo de 68 dólares por hora en D.C. La mitad de los estados tendrían un salario mínimo efectivo superior a 20 dólares por hora. El de Mississippi superaría los 30 dólares por hora. Se trata de cifras enormes: es fácil ver cómo un aumento tan radical y uniforme podría provocar muchas dificultades a los estadounidenses con dificultades.

JurisdictionEffective MW JurisdictionEffective MW
Alabama$24.85 Montana$23.20
Alaska$17.82 Nebraska$19.11
Arizona$19.76 Nevada$19.70
Arkansas$25.61 New Hampshire$16.07
California$17.88 New Jersey$15.92
Colorado$19.26 New Mexico$26.30
Connecticut$16.00 New York$19.44
D.C.$15.00 North Carolina$22.84
Delaware$18.82 North Dakota$19.94
Florida$23.93 Ohio$21.60
Georgia$24.66 Oklahoma$23.51
Hawaii$15.87 Oregon$18.77
Idaho$21.17 Pennsylvania$19.79
Illinois$18.77 Puerto Rico$68.00
Indiana$20.94 Rhode Island$19.91
Iowa$21.14 South Carolina$22.52
Kansas$19.09 South Dakota$21.74
Kentucky$25.09 Tennessee$24.66
Louisiana$27.01 Texas$20.71
Maine$20.99 Utah$16.52
Maryland$14.61 Vermont$18.80
Massachusetts$15.92 Virginia$17.18
Michigan$21.78 Washington$16.94
Minnesota$17.15 West Virginia$26.01
Mississippi$31.18 Wisconsin$20.74
Missouri$23.05 Wyoming$21.44
Source: Census

Algunos podrían argumentar que los bajos ingresos de Puerto Rico justifican el aumento del salario mínimo. ¡Así es como los salarios de pobreza aumentarán finalmente! Pero la culpa la tienen los problemas estructurales del país, como el exceso de gasto público y la escasa cualificación de la mano de obra. Forzar el aumento de los salarios lo empeorará, no lo mejorará. Es la escasez de cotización, no el decreto del gobierno, lo que determina en última instancia cuánto gana una persona.

No hay un único camino

En su libro de 1999, El futuro y sus enemigos, Virginia Postrel describió el plan preferido de los tecnócratas como el “único mejor camino”. Los tecnócratas se dicen a sí mismos que el progreso puede gestionarse y que pueden hacer que el mundo sea seguro y estable. “El único y mejor camino” (su camino) significa que ellos determinan cómo cambia el mundo. Eligen a los ganadores. Establecen los valores. Dejan de lado los matices y obligan a todo el mundo a seguir una norma única “por su propio bien”, ya sea en lo que respecta a las cuotas de inmigración o a las normas de educación o a los salarios mínimos.

Los fanáticos del camino único están tan enamorados de la belleza de su plan, tan profundamente impresionados con su propia brillantez, que no pueden concebir que nada pueda salir mal o que cualquier persona razonable pueda oponerse a ellos. Olvidan que las personas son diferentes y tienen sus propios sueños y limitaciones. Olvidan que los grupos están formados por individuos. Se olvidan de que no hay un único camino mejor. El mejor salario varía de un estado a otro, de un condado a otro, de una persona a otra.

Aunque un salario mínimo federal de 15 dólares ayudará a algunas personas, perjudicará a muchas otras. Algunos (si tenemos suerte, sólo unos pocos) de los trabajadores perjudicados estarán en zonas de altos ingresos, pero el aumento del salario mínimo devastará las zonas más pobres del país.

Imponer una norma única y uniforme a un grupo diverso puede ser lo que mejor hacen los gobiernos, pero sus crueles consecuencias son tan predecibles, están tan bien documentadas, que es demasiado generoso llamarlas “involuntarias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
youtube - senado

YouTube censura dos videos del Senado: ¿qué hay detrás?

Next Article
GameStop, fondo de cobertura - El American

El fondo de cobertura que ganó $ 700.000.000 invirtiendo en GameStop

Related Posts
Total
3
Share