fbpx

Escuela, elección de escuela, libertad, suicidio, evita

Poder elegir la escuela reduce suicidio entre adolescentes en los Estados Unidos, según nuevo estudio

Cuando los estudiantes que se enfrentan a la intimidación en su escuela pública tienen la posibilidad de elegir libremente ir a otro lugar, esto literalmente salva vidas

Por Brad Polumbo:

Elijah Robinson intentó suicidarse cuando era adolescente. ¿Por qué? Bueno, como estudiante homosexual y mestizo, se enfrentó a un acoso feroz en su escuela pública.

Gracias a un programa de Florida, pudo cambiar de escuela y asistir a una escuela privada cristiana donde ya no se enfrentó a la intimidación o la discriminación. Los estudiantes de las escuelas privadas son estadísticamente menos propensos a tener problemas de intimidación. Robinson concluyó más tarde, “Si me hubiera quedado en mi escuela anterior…honestamente creo que habría perdido mi vida”.

Un nuevo estudio confirma que la experiencia de Robinson no es atípica. Este estudio demuestra que junto con la reapertura de las escuelas, que según la ciencia no son fuentes de transmisión significativa de coronavirus, las políticas de elección de escuela pueden ayudar a sanar la crisis de salud mental que afecta a la juventud.

Esto es de crucial importancia porque el suicidio de adolescentes y los problemas de salud mental ya eran problemas importantes antes de la pandemia de coronavirus. Los suicidios entre las personas de 10 a 24 años de edad aumentaron en un 56 % entre 2007 y 2017, convirtiéndose en la segunda causa de muerte entre adolescentes y jóvenes.

Ahora, con los confinamientos y el cierre de escuelas que socavan sus vínculos sociales y su calidad de vida, hemos sido testigos de un inquietante aumento de suicidios y problemas de salud mental entre los jóvenes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades informaron que uno de cada cuatro jóvenes contempló el suicidio por un período de un mes en el verano, en medio del primer pico de la pandemia y los duros cierres.

Los programas para la elección de escuelas pueden ayudar a aliviar este dolor o sufrimiento permitiéndole a más jóvenes alcanzar las oportunidades educativas que mejor se adapten a sus necesidades. Estas políticas incluyen la expansión de escuelas charter y los programas de subsidios para las matrículas que proporcionan a las familias de bajos ingresos dinero para asistir a escuelas privadas.

Con esas opciones, las familias no tienen que quedarse atrapadas, enviando a sus hijos a la escuela pública local que les toca. De esta manera, los estudiantes que se enfrentan a la intimidación o no están en escuelas que se adapten a sus necesidades, pueden ir a otro lugar. Las familias a las que les gustan las escuelas públicas y los estudiantes que tienen éxito allí son, por supuesto, libres de quedarse.

El nuevo estudio muestra el beneficio que la capacidad de elección trae a quienes lo necesitan. Elaborado por Corey DeAngelis de la Fundación Reason y la economista Angela Dills, proporciona un respaldo empírico a la conclusión intuitiva de que la elección de la escuela puede reducir el suicidio entre adolescentes.

Concluye que “el efecto estimado de una ley de escuelas charter se traduce en una disminución del 10% en la tasa de suicidios entre los jóvenes de 15 a 19 años”. También se encontró que los adultos de 30 años que habían asistido a una escuela privada tenían un 2 % menos de probabilidades de reportar una condición de salud mental.

¿Por qué?

“Es probable que las escuelas privadas se enfrenten a presiones competitivas más fuertes para proporcionar un entorno escolar más seguro y mejorar la salud mental si quieren permanecer abiertas”, explicó Dills. “Las escuelas públicas, por otro lado, tienen más probabilidades de ser cargadas con regulaciones gubernamentales que les dificultan el control de la política de disciplina y la creación de culturas escolares fuertes”.

Estos resultados sólo complementan la evidencia que muestra que la elección de la escuela mejora los resultados de los exámenes y la satisfacción de la familia.

La lección aquí va más allá de cómo la capacidad para elegir la escuela mejora la salud mental de los jóvenes, por muy importante que sea. Este estudio ofrece otra demostración más de que las políticas públicas que adoptan la competencia y la elección siempre superarán a las que imponen soluciones de talla única.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Soul, Pixar

Soul: la película con la que Disney+ despide el 2020

Next Article
Derecho

Reconquistaremos el derecho a la búsqueda de la felicidad

Related Posts
Total
0
Share