fbpx
energía solar

¿Puede la energía solar competir en un mercado libre?

Johnnie Taul, consejero delegado de DEPCOM Power, explica por qué el futuro de la energía solar en el mercado libre es tan brillante

Esta semana, la Fundación para la Educación Económica, FEE se sentó con Johnnie Taul, CEO o director general de DEPCOM Power, para hablar de los mercados energéticos y las energías renovables. Con sede en Scottsdale Arizona, DEPCOM Power es una de las empresas energéticas en más rápido crecimiento en el mundo. En 2018, aterrizó en el quinto puesto de la lista de INC de las empresas privadas de más rápido crecimiento. 

Como presidente, Taul supervisó una carrera en la que los ingresos se dispararon casi un 4,000 % en un lapso de tres años y obtuvo ingresos de 220 millones de dólares en tan solo su cuarto año en funcionamiento. 

En una amplia entrevista con FEE, Taul habla de los erróneos conceptos sobre la energía solar y explica por qué cree que el futuro de la energía solar es tan brillante. 

Usted es un hombre de libre mercado. Y dirige una empresa de energía verde. ¿Cómo ha ocurrido eso?

Ciertamente somos únicos por ser una empresa de energía renovable conservadora y de libre mercado. Si pensamos en cómo nos fundamos, hace una docena de años algunos de nosotros entramos en el espacio innovador de las energías renovables desde un entorno de construcción a gran escala y energía diversa. El objetivo era llevar esa mentalidad de gran potencia a un nuevo y emergente mercado que tenía mucho potencial. 

Cuando muchos libertarios piensan en la energía solar, piensan en subvenciones fiscales y en que el gobierno la apoye de una u otra forma. ¿Se equivocan?

Esa visión no es necesariamente inexacta, sino que está desfasada. Hoy en día existe la idea errada de que la energía solar es muy costosa y depende en gran medida de las subvenciones. Eso ya no es así. 

A principios de 2008, cuando entramos en el campo de la energía solar, esta era la forma más cara de electricidad disponible. Más de 35 centavos el kilovatio hora. Si avanzamos doce o trece años, ahora es la forma de electricidad nivelada más baja de la historia. 

¿Puede la energía solar competir realmente con el petróleo y el gas natural en un mercado libre? 

Hoy en día sí puede, a escala de los servicios públicos. El sector de la energía solar en el que nos encontramos es el segmento del mercado de los servicios públicos: las centrales eléctricas a gran escala. 

Lazard realizó un estudio en el que se comparan las distintas fuentes de generación energética de forma nivelada y sin subvención. La energía solar a escala de servicios públicos es la más barata de las nuevas generaciones disponibles hoy en día, aproximadamente equivalente a 3 centavos por kilovatio hora. Hace diez o doce años era de más de 30 centavos, así que se ha avanzado mucho.

Ahora bien, cuando se mira el segmento comercial de la energía solar —especialmente los tejados residenciales, que es lo que suelen preguntarme las personas que no están familiarizadas con el sector—, el coste sigue siendo mucho más elevado. No tiene la escala que tienen los servicios públicos. 

¿Por eso la energía solar es una fuente de energía con un crecimiento tan rápido? He visto que su tasa de crecimiento promedio anual en los últimos diez años es superior al 40 %. ¿Por eso la energía solar está en auge?

Exactamente. Los costos se han reducido más del 90 % en la última década. Este ha sido el combustible del crecimiento económico, en lugar de las subvenciones y los mandatos. 

La energía solar, a escala de los servicios públicos, no sólo es más limpia. Es más barata. El gas natural cuesta entre 5 y 6 centavos, casi el doble. El carbón cuesta casi 11 centavos por kilovatio-hora; la nuclear, más de 20. Esta es una de las razones por las que no estamos viendo la construcción de plantas nucleares y de carbón y es la razón por la que estamos viendo una aceleración en el retiro de las plantas de carbón, porque la nueva energía solar es ahora menos costosa que continuar con las plantas de carbón existentes. En realidad, es menos caro construir una nueva planta solar que seguir explotando estas plantas envejecidas y costosas. 

A pesar de su rápido crecimiento, la energía solar sigue representando sólo el 3 % de la electricidad que utilizan los americanos. El gas natural representa casi el 40 %. La nuclear es casi el 20 %. El carbón representa alrededor del 25 %. ¿Es realista pensar que la energía solar pueda ponerse al día?

El cambio ya se está produciendo. Si observamos la red eléctrica de USA en la actualidad, no está creciendo realmente en términos de capacidad total requerida. Se trata de sustituirla. Tenemos centrales eléctricas envejecidas y de alto coste que se desconectan, y que se sustituyen por nuevas capacidades cada año.

Ahora bien, creo que la red crecerá a medida que sigamos devolviendo la fabricación a Estados Unidos. El mercado de los vehículos eléctricos también será un motor para el crecimiento potencial de la red. Pero si nos fijamos sólo en el aspecto de la energía de sustitución, la solar, que es menos del 5 % hoy en día, ha estado aumentando en torno al 1 % al año, más o menos. Pero esto está a punto de acelerarse en términos de desmantelamiento del carbón. El año pasado, el 70 % de la nueva capacidad fue renovable. La mayor parte fue la energía solar de los servicios públicos, con más del 40 % de la nueva capacidad.

Se espera que esta tendencia continúe. Según varias fuentes, se prevé que la energía solar represente el 20 % de la red en 2030 y hasta el 40 % en 2040 o 2050.

energía solar
 La energía solar no necesita subsidios gubernamentales para impulsarla. (FEE)

Vaya. Así que vamos a ver eso. Texas, obviamente, tuvo recientemente algunos problemas con su red eléctrica. ¿Cómo se comportó la energía solar cuando ocurrió eso? ¿Cómo se pueden evitar eventos como esos?

Sí, había bastantes variables en juego en Texas. Puedo hablar de nuestras cinco grandes plantas que operamos en Texas. Tuvimos algunas llamadas telefónicas bastante frenéticas con los operadores de la red en términos de lo que podíamos hacer para ayudar. Nos sentimos orgullosos de poder hacer nuestra parte. Todas nuestras plantas funcionaron a más del 99 % de su capacidad durante ese tiempo. No todas las plantas estaban en esa categoría. 

Sé que la capacidad nuclear se redujo por la congelación de los sensores. Hubo plantas de gas que no funcionaron por diversos aspectos relacionados con la congelación. Una cosa que ocurrió fue la falla de las líneas de transmisión, debido al hielo y la congelación. También he oído que algunas infraestructuras eólicas no estaban equipadas con los paquetes para el clima frío que las habrían hecho más resistentes al hielo y al clima.

Todas las formas de generación tuvieron dificultades. Es importante señalar que, sea cual sea la fuente de generación, no iba a llegar a su destino si las líneas de transmisión no funcionaban. 

Así que yo diría que hubo bastantes lecciones que aprender sobre cómo hacer que la red sea más resistente al clima. En general, creo que la energía solar se comportó bien en el contexto de lo ocurrido. Pero siempre hay espacio para mejoras. 

Obviamente, usted quiere que la energía solar tenga éxito. ¿Cuál es la mejor manera de conseguirlo?

Desde mi punto de vista, que tal vez no sea el más popular en mi sector, es quitar al gobierno del medio. Si eliminamos los debates políticos, las regulaciones, y evitamos que el gobierno elija a los ganadores en el espacio energético, eso es lo mejor que se puede hacer para ayudar al crecimiento de la energía solar.

Si miras los últimos cuatro años, la industria solar experimentó el mayor crecimiento de su historia bajo la administración Trump. Y piensas, ¿por qué fue eso?

Redujo las regulaciones. Se centró mucho en la independencia energética de Estados Unidos y en la exportación de combustibles americanos. Lo que hizo fue crear un entorno perfectamente adecuado para que florecieran las empresas americanas competitivas. Y con la economía actual de la energía solar a escala de servicios, era el entorno adecuado para que esa tecnología y empresas como la nuestra crecieran exponencialmente.

Creo que es un gran ejemplo de por qué la energía solar no necesita que el gobierno la apoye. Por qué no necesita los subsidios para impulsarla. Hace una década influían, pero hoy no son necesarias. De hecho, es lo contrario. Cuando vimos que estas cosas dejaron de ser una carga, vimos un rápido crecimiento como hemos visto nunca. Eso continuará sin excepción cuando dejemos que el libre mercado haga lo que mejor sabe hacer.

Es interesante que mencione a Trump. En su tercer debate con Joe Biden, dijo que le “encantaba” la energía solar, pero que “aún no es lo suficientemente potente para hacer que funcionen nuestras grandes fábricas lo suficiente como para poder competir con el mundo”. ¿Tenía razón?

Creo que tenía razón al reconocer las diversas fuentes de energía innovadoras que existen. La energía solar es la mejor de las disponibles, puede que seamos un poco parcializados porque estamos en el sector. Pero la energía solar tiene el mayor potencial de crecimiento y actualmente está a la cabeza por razones económicas. 

Afortunadamente, en ese debate optó por golpear un poco más a la energía eólica por la cantidad de pájaros que mata. Pero le encanta la energía solar. Tuvimos la oportunidad de reunirnos con él varias veces. Nos dedicamos a hacer llegar esta historia del mercado libre de las energías renovables a personas que tienen influencia y toman decisiones a ese nivel. Tuvimos la oportunidad de mostrarle algunos de estos grandes aspectos como la creación de empleo, la fabricación en Estados Unidos y el bajo costo de la energía. Lo ha reconocido y es estupendo. 

Creo que es importante reconocer que algunas de estas energías renovables son recursos intermitentes. La energía solar no se genera cuando el sol no brilla. La eólica no genera cuando el viento no sopla. Es importante pensar en la mezcla que hay en nuestra red americana, y no dejar que sea todo de una y nada de otra cosa. Se trata de una mezcla responsable, de bajo costo y confiable que satisfaga la demanda a través de ciclos estacionales por un tiempo prolongado.

Ahora bien, el hecho de que la energía solar pueda alimentar las “grandes y hermosas fábricas” vuelve a depender de que se tenga la mezcla adecuada. Es verdad, si una fábrica trabaja 24 horas al día sin almacenamiento, la energía solar no va a poder mantener las luces encendidas. Porque no va a generar por la noche. Pero si se dispone de la combinación adecuada y responsable de energía para cubrir la carga básica y los picos, la energía solar cumple su función de apoyo a esas fábricas. Y a medida que el almacenamiento de energía siga innovando y creciendo, llegará un momento en el que la energía solar más el almacenamiento puedan satisfacer todas las necesidades del espacio de fabricación.    

Estamos encaminados. Todavía no hemos llegado a ese punto, pero lo cierto es que estamos por llegar. 

¿Cuáles son los mayores obstáculos para la expansión de la energía solar en la actualidad? 

Para ser sincero, las perspectivas son muy optimistas. No hay muchos obstáculos hoy en día. La economía está a nuestro favor, la tecnología sigue innovando. Y eso es lo bueno de un entorno de libre mercado: que las tecnologías tengan que competir.

Si hay algo que hay que tener en cuenta es la eliminación de las normativas y de los obstáculos para que los proyectos se puedan autorizar y desarrollar más rápidamente. Es muy importante eliminar las normativas para poder satisfacer la demanda existente.

Es un poco contradictorio, ves a la actual administración impulsando esta agenda de energía verde. Piensas: “Oh, eso va a ser genial para la energía solar”. Y posiblemente lo sea, aunque no tanto para el país. 

Pero cada vez que hay una fuerza externa que empuja algo fuera del equilibrio natural de la oferta y la demanda es extremadamente perjudicial para una industria. Así que si se produce un impulso masivo para acelerar la capacidad solar, se alterará todo, desde las capacidades de la cadena de suministro hasta los ciclos de desarrollo de los proyectos. Será muy perturbador mientras el mercado reacciona a la fuerza del gobierno. 

Las energías renovables prosperarán sin la intervención del gobierno. Es limpia y de bajo coste; no tiene por qué ser una cuestión partidista. 

Al preparar nuestra entrevista, estuve investigando sobre DEPCOM. El crecimiento es impresionante. Lo han hecho muy bien. ¿Cómo lo han conseguido? 

Antes de DEPCOM, todos trabajábamos para una gran empresa solar a nivel mundial dentro del sector. En 2008 construimos el mayor proyecto del país; eran 10 megavatios. Hoy, eso es bastante pequeño. Rápidamente establecimos el récord de 21 megavatios, luego de 60; un par de años más tarde eran proyectos de 550 megavatios.

Así que realmente llegamos a experimentar ese crecimiento explosivo. Y sí, en gran medida fue impulsado por los subsidios y las leyes en California y el suroeste en ese momento. Pero observamos el mercado y vimos una oportunidad. La industria estaba madurando y el espacio se estaba volviendo competitivo. A finales de 2013, tras un año de no competencia, nuestro fundador Jim Lamon, que hoy es el presidente del consejo de administración de DEPCOM, tuvo una visión.  Podemos tomar toda esta experiencia, esta diversidad de antecedentes, y comenzar nuestra propia empresa. 

Reunió a 11 de nosotros y la idea era tomar esa experiencia y utilizar la mejor tecnología disponible, usar una estructura de gastos generales reducida y ser los mejores en el negocio de las operaciones de ingeniería y construcción. 

Todos estuvimos de acuerdo en no cobrar nada el primer año para poder construir nuestra empresa sin deudas. Dimos un salto de fe y confiamos en el talento de nuestro equipo. La fórmula de nuestro explosivo crecimiento proviene de la visión y el liderazgo de Jim, el talento del equipo y valores fundamentales. Los valores fundamentales que establecimos desde el principio: vamos a hacer negocios de la manera correcta, tratar a las personas como quieren ser tratadas; vamos a comprar primero lo norteamericano, más del 75 % de cada dólar que gastamos se queda aquí en los USA.; también contratamos primero a los veteranos, contratando más del 20 %; y devolvemos el 10 % en las comunidades donde construimos.

Hemos terminado todos los proyectos a tiempo, nunca hemos perdido dinero en un proyecto, y cada central eléctrica produce por encima de sus garantías. Estamos orgullosos de lo que hemos construido, y estamos entusiasmados con el brillante futuro que le espera a nuestra empresa, a la industria solar y a nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

Estados Unidos pierde autoridad moral en el mundo

Next Article
Empleados denuncian a Disney por segregación racial y racismo contra blancos

Empleados denuncian a Disney por segregación racial y racismo contra blancos

Related Posts
Jeff Deist, Libertarianism, Covid, Decentralization

Presidente del Mises Institute habla sobre las esperanzas y el difícil momento que atraviesa el libertarismo

Después del "momento libertario" de las campañas presidenciales de Ron y Rand Paul, ya han pasado unos años difíciles para el libertarismo en Estados Unidos. El ascenso de Trump, el alcance cada vez mayor del Estado, los avances tecnológicos y los trastornos que ha traído la pandemia han rediseñado el escenario
Total
0
Share