fbpx

Eric Adams, un demócrata newyorkino en vías de extinción

La ciudad que nunca duerme probablemente tendrá como alcalde a un exoficial de policía que apuesta por un endurecimiento de la ley y el orden

Después de varios largos días de un accidentado conteo electoral, ya es oficial: el Partido Demócrata tiene a su candidato para la alcaldía de New York, su nombre es Eric Adams, un exoficial de policía que se perfila para ser el próximo alcalde de «La ciudad que nunca duerme».

Los resultados fueron contundentes desde el día uno, pero el complejo método elegido para contar los votos en New York extendió lo que en un principio arrojaron las encuestas: que Adams no tenía rival fuerte para sacarle la candidatura por el Partido Demócrata.

Primero fue Andrew Yang el que se bajó rápidamente de la carrera por la candidatura. El empresario, que en un principio lideró las encuestas, no pudo soportar la presión de la mainstream media neoyorquina siendo uno de los candidatos más criticados a lo largo de la contienda. Luego, la radical Maya Wiley, que obtuvo el apoyo de la representante Alexandria Ocasio Cortez, creció en números, pero se mantuvo rezagada. Por último, Kathryn García, apoyada por The New York Times y por ciertos sectores moderados del Partido Demócrata, fue la única que pudo competir ante Adams hasta el final; pero ni siquiera el enrevesado sistema de votación le ayudó a superar al expolicía.

Ahora Adams se enfrentará contra el candidato del GOP, Curtis Sliwa, el fundador republicano de los Ángeles Guardianes, pero las chances del partido conservador son ínfimas por no decir ninguna, pues lo demócratas superan a los republicanos en 7 a 1 en la ciudad de New York.

¿Quién es Eric Adams?

La política nunca es tan predecible como parece. Siendo New York una de las ciudades más progresistas de Estados Unidos, muchos pronosticaron un posible triunfo de algún candidato dentro del Partido Demócrata que apostara por posturas radicales, como el desfinanciamiento de la policía, pero no fue así. Eric Adams es ciertamente un hombre de izquierda, no tiene muchas posturas conservadoras o de derechas, pero es de los más moderados dentro de las opciones del partido azul.

La carrera política de Adams está marcada por algo loable: perseverancia. Así lo describe el New York Times en un perfil:

«La larga trayectoria del Sr. Adams —desde el hijo de un limpiador de casas de Queens hasta un agente de policía neoyorquino impulsor de reformas, pasando por senador estatal, presidente del distrito de Brooklyn y ahora destacado candidato a la alcaldía — es una oda a la disciplina personal».

Perfil en The New York Times sobre Eric Adams

Eric Adams creció en Queens, allí, cuentan los relatos del propio candidato para la alcaldía, tuvo que esforzarse para salir adelante siendo una persona pobre y de color. Cuando era joven y tenía unos 15 años, a Adams lo encontraron allanando una morada junto a su hermano, en esa ocasión, el candidato fue supuestamente golpeado y maltratado por la policía; luego, en una charla con un pastor de New York, Adams entendió que podía generar cambios desde dentro de las instituciones, inmiscuyéndose y no solo quejándose.

«Comenzó como agente de tránsito y ascendió al rango de capitán de policía, pero su mayor repercusión no se produjo en la ronda policial, sino a través de su participación en dos organizaciones policiales negras: el Gran Consejo de Guardianes y 100 Blacks in Law Enforcement Who Care, un grupo que él mismo fundó», informó el Times.

De esa forma, el expolicía ayudó a generar reformas institucionales dentro del departamento, incluso generando incomodidad en rangos superiores.

Aunque difícil de creer, Adams no es un aliado de Black Lives Matter. Sí, ayudó a reformar la policía en los ochenta-noventa; pero no está a favor de dejar desahuciados y sin dinero a los departamentos policiales, de hecho, su enfoque está en tratar de encontrar un punto de equilibrio entre buscar soluciones para ciertos excesos policiales y aumentar la capacidad de la policía para combatir el crimen.

Para Michael Goodwin, un condecorado columnista del periódico conservador New York Post, Eric Adams es el candidato ideal para reestablecer el orden en la ciudad de New York. «Debido a que el crimen es de lejos el enemigo público No. 1, Eric Adams es mi primera opción».

Otro episodio que revela las capas moderadas de Eric Adams es que, durante uno de los debates electoral, el expolicía tuvo un encontronazo con la progresista Wiley. La candidata más radical del circuito, que apoyó a BLM, cuestionó directamente a Adams por proponer «traer de vuelta la controvertida táctica policial de parar y registrar», según explicó CNBC.

Políticamente, Eric Adams también ha sido un hombre muy ambiguo, en la década de los noventa estuvo registrado como republicano en un período que New York estuvo dirigida por alcaldes republicanos. Adams explicó, según un relato del Times, que en ese momento «si echas un vistazo a algunos de los conceptos del Partido Republicano, verás que muchos de ellos son nuestros valores».

Siempre quiso ser alcalde de New York y, en 1994, el que ahora es candidato oficial a la alcaldía por el partido demócrata pidió el consejo a «Bill Lynch, un vicealcalde de David N. Dinkins, el primer alcalde negro de la ciudad de Nueva York», se lee en el Times.

Lynch le dio cuatro consejos: graduarse de licenciado, adquirir experiencia gerencial, trabajar en Albany y convertirse en presidente del condado; ese camino fue seguido por Adams.

El hombre dejó el Departamento de la Policía de New York en 1994, se candidateó para un puesto en el Congreso de la ciudad y falló. Pero perseveró. En el año 2006, a pesar de haber sido republicano en los noventa, Adams se lanzó por el partido demócrata y ganó con éxito una carrera para el senado estatal.

Eric Adams, demócrata en extinción, New York, alcalde
En imagen, Eric Adams, el posible próximo alcalde de New York. (EFE)

Su carrera política no está exenta de polémica. «En 2010», informó el Times, «un mordaz informe del inspector general del estado dijo que el Sr. Adams, entonces presidente del Comité de Carreras, Juegos y Apuestas del Senado, había dado la “apariencia de incorrección” al acercarse demasiado a un grupo que estaba buscando un contrato de casino en Aqueduct Racetrack».

«El inspector general dijo que el Sr. Adams había asistido a una fiesta lanzada por el cabildero, ganado donaciones de campaña de los accionistas y afiliados del grupo, y llevó a cabo un proceso que equivalía a una “lucha política para todos”».

El informe no pasó a mayores y Adams en 2013 logró un paso fundamental para sus aspiraciones políticas: obtener el cargo de presidente del condado de Brooklyn, convirtiéndose en la primera persona negra en dirigir el distrito más poblado de toda New York; un hito histórico que lo posicionaría muy bien en «La Ciudad que nunca duerme» como candidato serio a la alcaldía en el futuro.

Además de su vida política, la reputación de Adams también sufrió una serie de altibajos a lo largo de su carrera. En 1995, por ejemplo, viajó para escoltar a Mike Tyson luego de su liberación. Por otra parte, fue un firme defensor del líder religioso y activista político Louis Farrakhan en los noventa.

Adams, un demócrata en vías de extinción

Como se dijo, a pesar de que Adams es un hombre progresista, liberal y demócrata; hay posturas que están en sintonía con los republicanos. Por ejemplo, en temas como educación, Adams no está muy cerca de los demócratas fundamentalistas que apuestan por el financiamiento de las instituciones y el apoyo a los sindicatos. De hecho, esto decía en una entrevista a Bloomberg:

«Mi visión es rodear, elevar la excelencia, si eso significa escuelas autónomas, escuelas públicas, escuelas privadas, dupliquemos las escuelas exitosas en nuestra ciudad».

Su plan económico tiene dos vertientes: una que pasa por redoblar los esfuerzos para reducir el desempleo que azota a los neoyorquinos, y otra que pasa por otorgar subsidios a los trabajadores más afectados.

Pero tiene cosas interesantes, por ejemplo, en su página web se lee que Adams propone no ahogar a las pequeñas empresas porque estas son el motor económico de New York:

«Nuestras pequeñas empresas son la columna vertebral de nuestra economía, y debemos brindarles el apoyo para reabrir y crecer. Al mismo tiempo, tenemos que gastar los dólares de los impuestos de los neoyorquinos en los neoyorquinos y sus negocios, enfocándonos en las empresas propiedad de minorías y mujeres que históricamente no se han incluido en los auges económicos y el gasto de la Ciudad».

Esto está plasmado en el plan económico de Eric Adams.

Esta propuesta, por ejemplo, tiene tres medidas:

  • Priorizar las empresas propiedad de minorías y mujeres para los contratos de la Ciudad.
  • Eliminar las tarifas y reducir significativamente las multas para las pequeñas empresas.
  • Apoyar a nuestros bares y restaurantes –y a sus trabajadores– con exenciones fiscales.

Asimismo, Adams también aplicaría una reducción de la burocracia, lo cual es necesario para New York considerando el déficit fiscal que viene teniendo la ciudad.

«En este momento, las pequeñas empresas pagan hasta $ 5,000 en tarifas por pequeñas violaciones como usar el tipo equivocado o enumerar accidentalmente el número de teléfono incorrecto debido a la falta de educación sobre las leyes. Lo último que queremos hacer en una crisis económica es cobrar a la gente para que inicie un nuevo negocio».  

Parte del plan económico de Eric Adams.

Incluso, Adams tiene la idea de un “martes libres de impuestos”:

«Las compañías tecnológicas de fuera de la ciudad como Amazon han afirmado el dominio del mercado aquí a expensas de los propietarios de pequeñas empresas, un problema que solo se profundizó durante la pandemia. Mi administración implementará un feriado semanal del impuesto sobre las ventas, todos los martes, en los servicios y productos que tienen más probabilidades de ser pagados en persona para incentivar a los neoyorquinos a gastar localmente».

Más del plan económico de Eric Adams.
 Eric Adams, el posible próximo alcalde de New York, es un demócrata en vías de extinción
Una foto de Eric Adams el día de las elecciones. (EFE)

Si se compara a Eric Adams con el actual alcalde de New York, Bill de Blasio, la diferencia es notoria: el segundo está mucho más a la izquierda que el primero.

No sorprende que la mayoría de los demócratas de New York haya optado por un alcalde como Adams, un hombre que no es de derecha, pero tampoco tan radical hacia el progresismo político y que plantea, al menos, soluciones para la seguridad, el orden y la recuperación económica de los más afectados. Es decir, trabajadores, pequeñas empresas y el sector turístico.

Adams es, en definitiva, un demócrata en vías de extinción. Porque al menos en el discurso y en las promesas de campaña, deja de lado el fundamentalismo progresista.

Al final, los demócratas de New York, una de las cunas progresistas más importantes de todo Estados Unidos, eligió a un candidato que curiosamente es un expolicía que apuesta por aumentar la rigurosidad de las leyes y las tácticas policiales para combatir el aumento de la criminalidad. Defund The Police? Nada de eso, los neoyorquinos quieren ley y orden. Y eso es lo más interesante que puede dar Eric Adams, el virtual próximo alcalde de New York, a menos que suceda algo fuera de los papeles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Desarrollo, El American

El desarrollo desaparecerá sin las condiciones materiales y morales que lo hicieron posible

Next Article
Greg Abbott, El American

Texas: Greg Abbott adelanta a su potencial contrincante, Matthew McConaughey, según nueva encuesta

Related Posts
Total
1
Share