fbpx
Saltar al contenido

Eric Adams abrió las puertas a migrantes ilegales, ahora se contradice: “No hemos pedido esto”

Read in English

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, parece haber cambiado de opinión solo porque la “crisis” ahora tocó sus puertas. Hace un año decía con orgullo que la ciudad que dirige seguirá siendo “santuario” de migrantes; sin embargo, un año después declara emergencia y exige ayuda al Gobierno federal de manera desesperada.

Adams, en un discurso en el Ayuntamiento este viernes 7 de octubre, dijo que la ciudad se estaba preparando para gastar 1,000 millones de dólares para ayudar a pagar el alojamiento y los servicios de los migrantes ilegales que han llegado a la ciudad.

“Necesitamos ayuda, y la necesitamos ahora”, dijo Adams.

Adams dijo que la ciudad se ha visto desbordada por los aproximadamente 17,000 migrantes que han llegado desde abril. Anunció que prevé que lleguen hasta 100,000.

“No pedimos esto”: Eric Adams

La ciudad ha creado 42 refugios de emergencia y ha matriculado a 5,000 niños en las escuelas, pero dijo que la ciudad necesitaba urgentemente más ayuda para prestar servicios a los inmigrantes.

Adams ha criticado al gobernador de Texas, Greg Abbott, por no coordinar la llegada de migrantes con su administración y le pidió el viernes que dejara de enviar autobuses a Nueva York y repartiera la carga a otras ciudades.

Para Adams, la ciudad santuario, que debería estar dispuesta a recibir migrantes ilegales, está en crisis por unos 17,000 migrantes que han llegado y ahora le dice a Abbott que los envíe a otras ciudades.

“Los neoyorquinos están enfadados”, dijo Adams. “Yo también estoy enfadado. No hemos pedido esto”, agregó.

Las ciudades santuario son aquellas localidades que restringen la actuación de las fuerzas del orden locales con agencias federales de inmigración. Allí se impide la detención y deportación de migrantes.

Pero la situación es que, desde hace poco más de un año, la frontera Sur del país enfrenta una grave crisis migratoria donde solo Texas recibe al menos 4,000 migrantes ilegales diarios, generando una verdadera crisis en ese estado y poniendo en peligro la seguridad nacional. La crisis es tal que los gobernadores de Texas y Arizona decidieron llamar la atención de Biden enviando autobuses llenos de migrantes a ciudades que, como Nueva York, se comprometen a protegerlos.

Paradójicamente, la ayuda desesperada que pide Admas, es la misma ayuda que ha pedido Abbott desde que inició la crisis sin obtener respuesta ni solución a la situación. Mientras Nueva York ha recibido unos 17,000 migrantes, Texas recibe unos 200,000 cada mes.

Lo que sufre NYC es solo “una pizca”

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dedicó una columna al alcalde de la ciudad de Nueva York afirmando que el alcalde demócrata “es pura palabrería” cuando se trata de fronteras abiertas.

“A lo que se enfrenta Adams es a una pizca de lo que los pequeños pueblos fronterizos lidian a diario. Más de 2 millones de inmigrantes ilegales han cruzado la frontera en los últimos 11 meses, muchos de ellos llegando a ciudades de Texas con poblaciones de mucho menos de 50,000”, explicó.

“A Texas se le ha dejado valerse por sí mismo. Es el único estado en la historia que construyó su propio muro fronterizo. He desplegado a la Guardia Nacional de Texas y al Departamento de Seguridad Pública de Texas para repeler y arrestar a inmigrantes ilegales y confiscar armas y drogas mortales como el fentanilo que cruzan nuestra frontera. Todavía tengo que recibir una nota de agradecimiento de Adams por la incautación de la policía de Texas de suficiente fentanilo para matar a todos los hombres, mujeres y niños en el estado de Nueva York”, sentenció.

“Al alcalde Adams le gusta eslogan que “Esto es Estados Unidos” y debemos comenzar a actuar como tal. ¡Toda la razón! Somos una nación de leyes. Es hora de empezar a hacerlas cumplir. Hacer eso comenzaría a restaurar la “humanidad” por la que clama”, concluyó el gobernador en su carta pública.

Sabrina Martín Rondon is a Venezuelan journalist. Her source is politics and economics. She is a specialist in corporate communications and is committed to the task of dismantling the supposed benefits of socialism // Sabrina Martín Rondon es periodista venezolana. Su fuente es la política y economía. Es especialista en comunicaciones corporativas y se ha comprometido con la tarea de desmontar las supuestas bondades del socialismo

Deja una respuesta

Total
48
Share