fbpx
Oxígeno, coronavirus, California

Escasez de suministros y oxígeno golpea a los hospitales de California

Los centros de salud del «Golden State» estaban en serios aprietos por el aumento de casos por coronavirus, pero ahora tienen un gran problema extra: la falta de suministros y de oxígeno

[Read in English]

Los hospitales de California están experimentando muchos inconvenientes para enfrentar la pandemia. Las medidas impuestas por las autoridades no están funcionando para bajar la curva de contagios —de hecho, los casos positivos siguen en aumento— y la gente ya no está creyendo en los confinamientos y cada vez siguen menos las recomendaciones de «los expertos». Pero, además del colapso por la nula disponibilidad de camas UCI, hay que agregarle otro trágico problema: la escasez de suministros y oxígeno.

De acuerdo con un reporte del periódico Los Ángeles Times, «los hospitales del condado de Los Ángeles se están quedando con niveles “peligrosamente bajos de tanques de oxígeno”, y otros suministros para combatir la pandemia de coronavirus, y los pacientes ya comienzan a esperar en las ambulancias antes de ser admitidos en los centros de cuidado especializado».

El condado Los Ángeles es el más poblado del país y también es el actual epicentro de la pandemia en el estado de California y todo Estados Unidos. En todo el Golden State, la cifra de contagios es de 2,240,116 casos; y el total de muertes ya superó las 25,000.

Por otro lado, ya hay más de 300,000 vacunados, de acuerdo con el mapa de Los Ángeles Times.   

California, oxígeno, El American
Los Ángeles sigue siendo la región más afectada por la pandemia en California, y este miércoles rompió el récord de fallecimientos relacionados con la enfermedad con 145 muertes registradas debido a la covid-19, el número más alto reportado en un solo día desde que comenzó la pandemia. (EFE).
Hospitales se están quedado sin oxígeno y suministros para combatir el virus

De acuerdo con un artículo del New York Post, las autoridades de California «dicen que tienen problemas para llevar la cantidad necesaria de oxígeno a los pacientes con coronavirus en estado crítico, y que los problemas de suministro han hecho que al menos cinco hospitales del condado de Los Ángeles declaren un “desastre interno” el domingo», esta trágica situación incluye el rechazo de ambulancias.

Además, como se dijo, la escasez de oxígeno no es el único golpe que están recibiendo los centros de salud. Hay muy pocos envases, así como falta de mantenimiento a las tuberías de los hospitales que están envejecidas y deterioradas. Según explica Los Ángeles Times, los tubos de las instalaciones sanitarias se están rompiendo y no pueden mantener la presión suficiente debido a las enormes cantidades de oxígeno que se necesitan para mantener el ritmo de suministro al alto número de pacientes.

La Dra. Christina Ghaly, directora de los servicios de salud del condado de Los Ángeles, mencionó que el alto flujo de oxígeno a través de las tuberías provoca que éstas se congelan, «y obviamente, si se congelan, entonces no se puede tener un buen flujo de oxígeno».

Uno de los hospitales que enfrenta este problema de escasez de oxígeno es el Memorial Hospital de Gardena, ubicado a unas 13 millas al sur del centro de Los Ángeles.

El director ejecutivo Kevan Metcalfe dijo que el hospital está bajo en oxígeno y que, de agotarse, podría resultar en “problemas muy, muy profundos”, según Times.

De acuerdo con el artículo citado del New York Post, «los pacientes con coronavirus generalmente necesitan de 60 a 80 litros de oxígeno por minuto, mientras que otros pacientes pueden recibir seis litros por minuto».

Claramente la situación en Los Ángeles empeoró por el aumento de casos. Por ejemplo, el pasado martes, el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles anunció que más de 7,000 pacientes de COVID-19 estaban actualmente hospitalizados con coronavirus y cerca del 20 % del total de pacientes se encuentran en la unidad de cuidados intensivos.

«El número de hospitalizaciones reportadas el martes fue casi un 1,000 por ciento más que hace dos meses, dijeron los funcionarios de salud. Con más pacientes potencialmente en camino, los funcionarios temen que el problema pueda empeorar», reseño el Post.

«Nuestros trabajadores de la salud están abrumados con los pacientes de COVID-19 y este camino actual de hospitalizaciones de COVID-19 no es sostenible», dijo Barbara Ferrer, directora de salud pública del condado de Los Ángeles. La misma instó a los residentes de Los Ángeles a quedarse en casa y no asistir a las fiestas de fin de año. Aunque los californianos cada vez más hacen menos caso a las recomendaciones de las autoridades políticas y sanitarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Trump, encuesta

El 72 % de los republicanos ve a Trump como un modelo para el partido

Next Article
2020

Las 5 enseñanzas fundamentales que nos deja un 2020 de película

Related Posts
Total
0
Share