fbpx
Escritor de Don’t Look Up publicó artículo plagado de mentiras enalteciendo al chavismo

Escritor de Don’t Look Up publicó artículo plagado de mentiras enalteciendo al chavismo

La afamada y polémica película de Netflix, protagonizada por Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence, tuvo entre sus escritores al periodista David Sirota, quien en 2013 publicó un desvergonzado artículo sobre Chávez

[Read in English]

Don’t Look Up fue una de las películas más vistas de Netflix entre finales de diciembre y principios de este enero. Se trata de una sátira política dirigida por Adam Mckay y protagonizada por Leonardo DiCaprio/Jennifer Lawrence, quienes fueron acompañados por un reparto de primer nivel. El filme contó, además, con la participación de varios escritores, incluyendo el polémico periodista David Sirota, columnista en The Guardian, editor de la izquierdista revista Jacobin y fundador del Daily Poster; de acuerdo con su biografía en Twitter.

Sirota es conocido por estar ligado al socialista y senador de Vermont Bernie Sanders, para quien trabajó hace un par de décadas atrás como secretario de prensa y también como asesor principal de comunicación, redactor de discursos y otra gran cantidad de cargos a nivel nacional en 2019. Si bien Sirota es reconocidamente liberal, dentro del Partido Demócrata guarda una reputación negativa, pues durante la campaña presidencial del 2020 criticó duramente a los adversarios de Sanders antes de las primarias.

De hecho, Edward-Isaac Dovere escribió en The Atlantic un artículo criticando a Sirota y al propio Sanders por contratar “a su perro de presa en Twitter”.

“Desde diciembre, David Sirota, en Twitter, en el sitio web Capital & Main y en columnas en The Guardian, ha estado destrozando a la mayoría de los oponentes demócratas de Sanders -todo ello sin revelar su trabajo con Sanders- y ha respondido a las críticas diciendo que estaba criticando a los otros demócratas como periodista”, escribió Dovere. “Centró muchos de sus ataques en Beto O’Rourke, pero también atacó a Kamala Harris, Cory Booker, Joe Biden, Kirsten Gillibrand, Michael Bennet, John Hickenlooper, Mike Bloomberg e incluso Andrew Cuomo”.

Will the new Press Secretary be just as awful as Jen Psaki?*
This poll gives you free access to our premium politics newsletter. Unsubscribe at any time.
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Pero David Sirota no solo se forjó una reputación de “palangrista” dentro de las esferas del Partido Demócrata, sino que también marcó, durante mucho tiempo, una clara tendencia política a favor de la izquierda. Tanto es así que el escritor de Don’t Look Up, en 2013, publicó una columna titulada “El milagro económico de Hugo Chávez”, enalteciendo el sistema socialista en Venezuela que posteriormente convirtió a uno de los países con más recursos naturales del mundo en uno de los más miserables para vivir en todo el planeta; generando un éxodo masivo de migrantes sin precedentes por todo el continente americano.

Un artículo desvergonzado

Sirota escribió, prácticamente, una oda al chavismo y al sistema económica socialista implementado en Venezuela. El periodista criticó a Estados Unidos por ser más amistoso con México o Colombia, países que, según él, “también son periódicamente focos de delincuencia violenta”, y maltratar al mismo tiempo al gobierno de Chávez.

Según Sirota, Estados Unidos no estaba en contra de Chávez porque su régimen vulneró derechos humanos, acabó con la propiedad privada o destrozó la separación de poderes convirtiéndose en un tirano militar latinoamericano, sino porque “Chávez se convirtió en el bugaboo de la política americana porque su defensa a ultranza del socialismo y la redistribución representaba a la vez una crítica fundamental de la economía neoliberal, y también ofrecía algunos resultados indiscutiblemente positivos”.



“Por ejemplo, según los datos recopilados por el diario británico The Guardian, en la primera década de gobierno de Chávez el PIB venezolano se duplicó con creces y tanto la mortalidad infantil como el desempleo se redujeron casi a la mitad”, se lee en el artículo de Sirota. “Además, hay un notable gráfico del Banco Mundial que muestra que, bajo el socialismo de Chávez, la pobreza en Venezuela cayó en picado (The Guardian informa de que su tasa de “pobreza extrema” se redujo del 23.4 % en 1999 al 8.5 % solo una década después). En total, eso dejó al país con la tercera tasa de pobreza más baja de América Latina”.

La pieza del periodista predilecto de Bernie Sanders está plagado de mentiras y medias verdades usadas por los paladines del chavismo para maquillar el estrepitoso fracaso del socialismo del siglo XXI implementado en Venezuela.

La realidad es que bajo la gestión socialista de Chávez Venezuela sufrió una reestructuración económica radical llevando hasta un límite impensado el llamado “Estado de Bienestar” a través de planes sociales costosísimos que llevaron al país a una eventual crisis económica.

Escritor de Don’t Look Up publicó artículo plagado de mentiras enalteciendo al sistema chavista en Venezuela
En imagen David Sirota, el escritor de Don’t Look Up y periodista contratado en su momento por el senador socialista Bernie Sanders. (Captura de pantalla de YouTube).

Chávez tuvo la fortuna de tener una bonanza petrolera de su lado, incluso más grande que en la era de la “Venezuela saudita”, que permitió al chavismo no solo subsidiar a niveles nunca vistos, sino también a pagarle deudas externas a “países aliados” (como Argentina) o inyectarle dinero a todas las empresas expropiadas que no fueron autosostenibles luego de que el Estado las tomara (como PDVSA o SIDOR). Durante la era Chávez también se robó cantidades inimaginables de dinero y se aparentó tener una mejoría económica disminuyendo el número de pobres por unos años mientras el PIB aumentaba a medida que los precios del crudo subían alocadamente.


Fue un espejismo económico que a la postre condenaría a Venezuela para siempre, pues no solo era la burbuja creada por el propio chavismo, sino también el despilfarro de dinero y el constante endeudamiento que jamás debió ser necesario con una administración más o menos eficiente. De acuerdo con datos de la BBC, durante la presidencia de Rafael Caldera (1993-1998), Venezuela promedió un ingreso de US$ 15,217 millones anuales; durante la era Chávez e inicios del periodo dictatorial de Nicolás Maduro (1999-2014, Venezuela recibió hasta US$ 960,589 millones para un promedio de US$ 56,500 millones anuales durante 17 años. Ese dinero se fue en corrupción, planes sociales, “regalos” (sobornos) para gobiernos aliados extranjeros del chavismo, proyectos infraestructurales no finiquitados; etc.

Por supuesto, con la muerte de Chávez en 2013, la caída definitiva de Venezuela (que ya venía en fuerte declive con el difunto mandatario) muchos se olvidaron de que el padre de la mayor crisis económica de la historia de un país latinoamericano no fue el dictador Nicolás Maduro, quien fue el ejecutor, sino el propio Chávez.

Sirota, de Don’t Look Up, es un blanqueador de criminales

Con un poco de investigación y un mínimo de ética periodística, David Sirota pudo haber escrito un artículo mucho más sensato, contextualizado y sincero. Pero decidió difundir la versión mentirosa de la historia haciéndole caso a sus ideas políticas.  

El único “milagro económico” que ocurrió en Venezuela fue el de la “igualdad”. Hoy en Venezuela la mayor parte de su población es igualmente pobre. Cerca del 80 % de la población que vive en la extrema pobreza y un 95 % que pisa el umbral de la pobreza. Esto no solo fue posible gracias a Chávez, Maduro, el régimen castrista y la copula chavista; sino también a intelectuales, escritores y periodistas que se dedicaron a blanquearle la cara al chavismo, que más que un sistema de gobierno, fue una estructura criminal que financió guerrilleros, terroristas y criminales por todo el mundo.

Un dato curioso es que David Sirota siempre se ha presentado como un hombre preocupado por el cambio climático y el medioambiente —de hecho, Don’t Look Up es una sátira que hace alusión al cambio climático—, sin embargo, el chavismo que el propio Sirota defendió ha perpetrado diversos crímenes ecológicos —como ecocidios— en las últimas dos décadas.

Así que si usted va a mirar Don’t Look Up, y nota cierto sesgo político hacia el progresismo o liberalismo americano, recuerde que David Sirota, paladín del chavismo y gran aliado del radical Bernie Sanders, es uno de sus hipócritas escritores.

Previous Article
moneda de curso legal

¿Por qué el FMI le recomienda a El Salvador quitar estatus de moneda legal al Bitcoin?

Next Article

La jubilación del juez Breyer de la Corte Suprema es un mal presagio para las esperanzas demócratas en las midterms

Related Posts
Total
20
Share