fbpx
Grace Church School, Papá, mamá, ofensivo, new york

Escuela de New York quiere que niños dejen de usar las palabras «papá» y «mamá»

En una guía de lenguaje inclusivo, un colegio recomendó a sus estudiantes que busquen términos menos ofensivos para referirse a sus padres, pues argumentan que esto podría afectar a los niños que no tienen o no los ven

[Read in English]

El famoso «lenguaje inclusivo» empieza a trascender las cuestiones de género y raza y ahora también se está adentrando en la familia. O al menos esto está ocurriendo en una escuela de New York, donde una escuela recomendó e instó a sus niños a que dejen de usar términos como «papá» y «mamá» porque «puede ser ofensivo» para aquellos chicos que no tienen o no ven a sus familias.

Qué escuela es y cuál es “el objetivo” de la guía

La institución educativa se llama Grace Church School, es una escuela privada que está ubicada en Manhattan.

La escuela compartió una guía de 12 páginas llamada «Guía de lenguaje inclusivo de Grace», en ella se plasmaron una serie de apartados divididos en género, raza, orientación sexual y familia donde se sugieren la sustitución de «términos tradicionales obsoletos» por algunos «menos ofensivos», todo en nombre del lenguaje inclusivo.

Parte de la visión general de la guía dice:

«El objetivo de esta guía es proporcionar a la comunidad un lenguaje más inclusivo que esté alineado con la misión de Grace Church School. Si bien reconocemos que el lenguaje de odio que promueve el racismo, la misoginia, la homofobia y otras formas de discriminación ya se abordan en nuestros manuales escolares, también reconocemos que podemos hacer más que prohibir el lenguaje de odio; podemos utilizar el lenguaje para crear espacios acogedores e inclusivos. Esta guía aborda las formas en que podemos eliminar las suposiciones dañinas de la forma en que interactuamos entre nosotros».

Inicio de la visión general de la guía donde recomienda a estudiantes no utilizar términos como “papá” o “mamá” por ser potencialmente ofensivos.

Por ejemplo, en el apartado de género se recomienda que, cuando se lea un texto, si una parte dice «boy» o «girl» —y esta «no es necesaria»— se debería o podría cambiar por un término de género neutro: «child».

De esta forma, la Grace Church School combate el «lenguaje de odio» con uno «inclusivo» formando un ambiente donde no se «ofende» a un niño por decirle niño o a una niña llamándole niña. Porque, ya saben, no hay que asumir el sexo de las personas porque «es ofensivo».

En la guía de la escuela, que en teoría está dirigida a niños, jóvenes y personal de la institución, se establecen recomendaciones para referirse a personas «no binarias» o «cisgénero» explicando que otros términos como hermafrodita, transexual o travesti están «obsoletos». La escuela dice, por ejemplo, que a alguien hermafrodita se le debe decir intersexual.

La escuela también se refiere a lo ofensivo que puede resultar utilizar un «pronombre erróneo» para referirse a las personas de todo «el espectro del género». Para explicar este asunto, enlazaron un vídeo de YouTube que data del 2017 donde señalan cuales son los «pronombres correctos» para referirse a personas que se perciben «no binarias», «cisgénero», etc.

La “mala utilización de los pronombres” puede ser ofensivo, argumentan.
«Papá» y «mamá» son términos que pueden «ser ofensivos» para la escuela

Sin embargo, las recomendaciones de la guía anteriormente citadas, si bien no dejan de ser sorprendentes, son más o menos comunes en el «lenguaje inclusivo». Lo que sí causó revuelo, y fue reseñado por diversos medios de comunicación, son las nuevas recomendaciones para hablar de la «familia tradicional».

En el apartado se lee:

«Las familias se forman y estructuran de muchas formas en Grace Church School. Usamos un lenguaje inclusivo que refleja esta diversidad. Es importante abstenerse de hacer suposiciones sobre con quién viven los niños, quién los cuida, si duermen en el mismo lugar todas las noches, ya sea que vean a sus padres, etc.».

La guía dice que, además, el término “familia tradicional” está desfasado. La recomendación, al igual que con “papá” y “mamá”, es no utilizarlo.

En las recomendaciones, específicamente, se dice que, en lugar de «papá» y «mamá», «en Grace decimos adultos, gente (folks) o familia». En lugar de padres, en plural, «en Grace decimos adultos, gente (folks), familia… y tutores». En lugar de «niñera», «en Grace se dice tutor o cuidador». En lugar de decir «es adoptado», en Grace se dice «fue adoptado». En vez de decir «esposo, esposa, novio, novia», en la escuela de New York se utiliza «cónyuge / pareja».

Escuela, New York, «papá», mamá, «puede ser ofensivo»
Captura de pantalla de la guía inclusiva de la escuela Grace. “Adultos, gente o familia” en lugar de “Papá y mamá” para evitar ser “ofensivo”.

También agrega que el término «Familia tradicional» está «obsoleto», argumentando que la escuela intenta «activamente deshacer las nociones de “típico” o “normal” en la estructura familiar, porque cada familia es única».

 «Lenguaje inclusivo» abarcando más áreas

Lo sorprendente de la noticia es la sed del lenguaje inclusivo de abarcar áreas diferentes a las habituales de género y raza. Llegando al punto de sustituir, incluso, las palabras papá y mamá.

En New York no es la primera vez que una escuela se ve envuelta en una polémica con relación a sus recomendaciones o normas de género, lenguale inclusivo y de “odio”.

Semanas atrás, a un estudiante de educación se le suspendió de la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY) por decir en redes sociales «Un hombre es un hombre, una mujer es una mujer» y expresar posturas conservadoras y biológicas en torno al debate de la percepción del género por parte de las personas.

Mucha gente en el país cree que las instituciones educativas están tornándose de forma radical a la izquierda.

Por ejemplo, en Washington Examiner se reseñó que «La periodista Megyn Kelly anunció recientemente que sacó a sus hijos de su escuela de Nueva York después de que ésta promoviera la “reforma” de los prejuicios raciales de los niños blancos».

«Sacamos a nuestros hijos de su escuela, y nuestra hija también va a dejar la suya pronto», dijo la periodista Kelly en noviembre. «Las escuelas siempre han sido de extrema izquierda, lo que no coincide con mi propia ideología, pero realmente no me importaba. La mayoría de mis amigos son liberales. No pasa nada. Vengo de familia demócrata».

Kelly añadió con indignación: «No me ofende en absoluto la ideología, y me inclino hacia el centro-izquierda en algunas cosas. Pero se han ido por las ramas. Es decir, se han ido por las ramas».

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
China Medioambiente

China, el peor enemigo del medioambiente

Next Article
Andrew Cuomo, Intimidación, New York

Otra acusación contra la administración Cuomo: exfuncionarios denuncian intimidación

Related Posts
Total
105
Share