fbpx

Joseph Humire

“Potencias extranjeras buscan quebrar el Estado de derecho y nuestra unidad en EEUU”: Joseph Humire

En exclusiva para El American Joseph Humire reveló que los principales enemigos de EEUU lograron atentar contra el Estado de derecho, y la unidad del pueblo americano

[Read in English]

“Nadie pensaba que nos iban a destrozar por adentro, nadie estaba consciente de esto. Cuando el estadounidense se dé cuenta que estamos bajo ataque del exterior, en ese momento los enemigos tendrán que tener cuidado”; así lo afirmó a El American, Joseph Humire especialista en seguridad global, quien asegura que el Estado de derecho del país fue atacado por poderes externos.

El pasado 25 de noviembre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió indultar al general Michael T. Flynn. Su caso además de ser polémico puso a la Justicia estadounidense ante los ojos del mundo, pese a que fiscales federales le retiraron los cargos, el juez decidió extender su caso.

La corte del distrito este de Nueva York —el pasado 18 de noviembre—, decidió liberar de cargos a Salvador “El Padrino” Cienfuegos, ex ministro de Defensa de México, acusado de narcotráfico internacional. La Justicia decidió abrir el camino para que el acusado sea enviado a su país. El fiscal Seth DuCharme dijo que la decisión responde a un “balance de intereses”.

Ya el 7 de junio la Justicia estadounidense también había retirado los cargos al banquero iraní Ali Sadr Hasheminejed, señalado de lavar millones de dólares en Estados Unidos a través del régimen de Nicolás Maduro. Pese a todas las pruebas que le inculpaban, un supuesto “error procedimental” lo dejó en libertad.

Estos son solo tres casos que resumen cómo el “sólido” sistema de Justicia de Estados Unidos se ha visto en situación de vulnerabilidad. Un sistema, que de acuerdo con Humire se ha deteriorado gracias a la infiltración de agentes extranjeros.

Humire, director ejecutivo del Center for a Secure Free Society (SFS), ofreció una entrevista exclusiva para El American en la que reveló que los principales enemigos de Estados Unidos han logrado atentar contra el “Centro de Gravedad” del país: el Estado de derecho, y la unidad del pueblo americano.

El especialista prefirió no hacer referencia a casos específicos de la Justicia, pero resaltó cómo la izquierda y las grandes potencias enemigas como China, Rusia e Irán están logrando quebrar la solidez del país más libre y poderoso del mundo.

¿Cuál es la situación del Estado de derecho en Estados Unidos?

Creo que lo que pasa es que en el país no nos habíamos dado cuenta de que muchos de los problemas que tenemos vienen de factores internos, pero que son empeorados por factores externos.

Desde la globalización el mundo está mucho más conectado de lo que pensamos, lo entendemos en términos de comercio pero a veces no lo entendemos en términos de seguridad nacional y eso es algo que tenemos que tener en cuenta.

En las Fuerzas Armadas hay un término que es el Centro de gravedad, un concepto utilizado para analizar de dónde viene la voluntad y la fuerza de nuestro enemigo para pelear. Los enemigos de Estados Unidos como Rusia y China pero también Irán y Venezuela hacen ese mismo análisis y parece que lograron entender cuál es nuestro centro de gravedad.

Se dieron cuenta que nuestra fuerza viene de dos cosas: nuestra unidad como pueblo; y nuestro Estado de derecho. Por eso nuestra Constitución dice: “We the people”, porque la fuerza de EEUU no viene del Gobierno sino de nuestra sociedad.

Muchos vienen a EEUU porque nuestro Estado de derecho permite de cierta forma una igualdad de oportunidades para que todos hagan su propia vida; no es perfecto, pero en general es mejor que la mayoría del mundo y es un símbolo que se usa para defender la Justicia en EEUU; entonces si eso se entiende, tiene sentido que nuestros enemigos busquen atacarnos en esos dos puntos.

Han buscado atacar nuestro Estado de derecho y nuestra unidad social y eso es lo que estamos viendo en este momento. No es algo que inició en 2020, es algo que empezó hace décadas usando propaganda, guerra informática, infiltración y subversión para dividir a Estados Unidos y poner a americanos contra americanos.

Yo creo que estamos entrando en una nueva fase donde vemos el ataque directo con diferentes métodos donde al final del día han logrado debilitar nuestro Estado de derecho y nuestra unidad.

¿Cuando habla de que el Estado de derecho ha sido debilitado a qué se refiere en la práctica?

Estado de derecho está en diferentes cosas, a nivel local o a nivel nacional pero me refiero específicamente al sistema judicial. El sistema judicial está conformado prácticamente por investigadores, traductores, fiscales, legisladores, y jueces, gente que defiende las leyes y protege a los ciudadanos, personas que se aseguran de que las leyes sean obedecidas.

De hace un tiempo para acá hemos visto un ataque brutal a nuestra Policía, ahora quieren quitar fondos a la Policía, por ejemplo. Si quitas o polarizas la Policía o la deslegitimas, no habrá nadie que defienda las leyes, y cuando nadie defiende las leyes es cuando llegan las medidas autocráticas. Si sobrepones legislación sobre leyes naturales, construyes el problema de abusar de la ley. Creo que eso está pasando en varios niveles: primero a nivel policial, y también a nivel de fiscales y cortes.

“Si quitas o polarizas la Policía o la deslegitimas, no habrá nadie que defienda las leyes, y cuando nadie defiende las leyes es cuando llegan las medidas autocráticas”: Joseph Humire (Flickr)

Tenemos un problema de polarización donde ciertas Fiscalías y Cortes que normalmente habían sido objetivas, llegan a tener un nivel de politización y deciden utilizar sus propios sentimientos y preferencias políticas para aplicarlos a la ley. Eso empieza con uno o dos casos y luego empieza a crecer como un cáncer.

Creo que hemos visto eso, y eso no empezó con Trump, lo hemos visto poco a poco donde fiscales y jueces empiezan a imponer sus propias emociones e ideologías por encima de una defensa objetiva de la ley.

Pero en todos los niveles donde entran los actores externos es claramente para mí en la infiltración, ellos usan todos los métodos que conocen sobre espionaje o contrainteligencia para poder insertar agentes de subversión y desestabilización.

Están logrando hacer un trabajo muy sofisticado para orientar a fiscales federales, jueces y policías a su favor, vulnerando entonces nuestro Estado de derecho.

Ahí es donde yo creo que América Latina entra en cuestión porque si hay algo que la caracteriza es en la falta de Estado de derecho y la corrupción. La corrupción es corrosiva, es un cáncer que hace metástasis; considero que ha sido una de las principales herramientas para que estas potencias externas usen la corrupción como un método de infiltración en América Latina; han logrado que esa corrupción llegue a Estados Unidos.

Recordemos que el secretario de Estado Mike Pompeo dijo justo este año que hay agentes y entidades del Gobierno de China infiltrando a Estados Unidos al nivel federal y local. Eso es enorme; estamos hablando de que tenemos un régimen comunista trabajando al nivel local, en varios estados, para infiltrar a Estados Unidos.

¿Cuando me habla de casos de la justicia, cómo demostrar que existe esa infiltración?

Yo no sé exactamente qué pasó en el caso del banquero iraní o qué pasó en el caso del general Flynn donde aún siendo inocente se mantenía acusado. No sé qué pasó en el caso del narcotraficante mexicano pero el sistema de justicia se ha visto muy irregular.

Trump tuvo que indultar a alguien inocente, y cuando tienes que perdonar a alguien que no es culpable, es porque algo está mal.

¿Quiénes serían los más interesados en destruir este Estado de derecho de los Estados Unidos?

Es ahí donde creo que nos tenemos que enfocar. Yo entiendo que estamos polarizados, así son los años electorales, pero cuando esto termine al final del día nuestras condiciones en el ámbito global son las mismas; los enemigos de Estados Unidos no cambian.

Yo diría que los principales enemigos de Estados Unidos son cuatro principalmente, encima de esa pirámide está China que es la potencia número dos en el mundo, es el que quiere asegurarse que EEUU ya no exista para ocupar esa posición número uno y cambiar el sistema internacional a su favor. China está avanzando en todos los aspectos, en política, economía y en el ámbito militar.

Rusia por su parte, fue el principal enemigo de Estados Unidos durante la Guerra Fría. Rusia nunca ha cambiado su visión geopolítica. Ellos, al igual que China, han avanzado muchísimo en el ámbito militar. Son dos potencias nucleares, y tenemos que pelear con ellos de una forma inteligente.

Y allí entra Irán que ha sido muy subestimado como potencia. Irán no es una potencia en el ámbito económico ni militar, pero en aspectos asimétricos sí lo es.

Irán no es árabe, es chiita y persa, y pese a que es minoría ha podido dominar tres cuartos del mundo árabe sunita. Eso te demuestra que ellos tienen habilidad asimétrica y esa habilidad se basa en construir milicias, exportar terrorismo, usar inteligencia y contrainteligencia, todos esos aspectos los utilizan sin usar fuerza convencional. Irán ha avanzado muchísimo.

Yo creo que uno de los éxitos más grandes del presidente Trump fue luchar contra Irán sin armar una guerra y alinear al mundo árabe y al Medio Oriente. El Medio Oriente despertó y descubrió que el principal problema no es Israel sino Irán.

“El Medio Oriente despertó y descubrió que el principal problema no es Israel sino Irán”: Joseph Humire (Twitter)

Y por último, yo pongo a Venezuela, que de los cuatro es el más subestimado. Para el estadounidense común Venezuela no significa ninguna amenaza; para los americanos, Venezuela simplemente es un país socialista corrupto, otra Cuba en Sudamérica. Pero eso es completamente incorrecto, es mucho peor que Cuba. Si Irán ha logrado avanzar con su guerra asimétrica en el Medio Oriente, Venezuela lo hizo en América Latina.

Estamos entrando en una fase peligrosa donde no solo se trata de que la izquierda ha tomado poder, sino que ahora se suman regímenes totalitarios.

Si ya sabemos quiénes son los enemigos que han tratado de vulnerar el Estado de derecho en Estados Unidos, entonces ¿qué quieren lograr, cuál es el objetivo?

El objetivo es acabar con los Estados Unidos. Chávez lo dijo y cuando los enemigos hablan uno debe escuchar. Hitler dijo lo que quería hacer, Stalin dijo lo que quería hacer, Lenin y Mao dijeron lo que iban a hacer. Siempre han dicho qué es lo que quieren lograr pero hay personas que no lo creen o subestiman. 

Hugo Chávez lo dijo, que íbamos a ver una América sin Estados Unidos, con un Estados Unidos debilitado y desaparecido. Que ya no haya un Estados Unidos potencia y con poder; y yo creo que de eso se trató la Revolución Bolivariana.

Los proyectos de estos gobiernos de izquierda buscan controlar el interior de su país para entregarlo a estas potencias que buscan atacar a Estados Unidos. Lo que están atacando es el Estado de derecho y la unidad que somos como país; eso es un ataque asimétrico y está funcionando.

Yo creo que parte de la complicación es que uno escucha lo que estoy diciendo y dicen que Trump es parte del problema porque él mismo está diciendo que el sistema es corrupto. La gente lo acusa de estar debilitando a la prensa, a la Justicia, etc…

Pero es una confusión que se debe corregir. Hay personas que prefieren ignorar lo que está pasando por miedo de que todo esto sea cierto y con el deseo de que haya un cambio para mejor; pero esto no va a desaparecer por sí mismo.

Mi pujo hacia ellos es que eso no va a pasar solo si no lo peleamos, si no lo peleamos esto va a acabar con Estados Unidos, van a ganar…

Yo creo que no es la persona que está hablando de corrupción la que tiene la culpa; es la persona que recibe la corrupción la culpable.

Esto no es una pelea solo de retórica sino de moral y las guerras asimétricas se pelean a nivel moral. Esto no se trata de demócratas y republicanos. Hay buenos demócratas y buenos republicanos, hay gente que por su convicción moral nunca recibiría conscientemente un pago de un gobierno extranjero o no acudirían a intereses de los enemigos de Estados Unidos, pero esto no se puede decir de todos, desafortunadamente hay también demócratas y republicanos que por poder estarían dispuestos a hacer ese tipo de transacción y eso es lo que nos está comiendo desde adentro.

¿Considera que los enemigos de Estados Unidos están ganando?

Sí, yo creo que están ganando. He hecho miles entrevistas sobre Venezuela y los venezolanos tienen un dicho que es: “yo vengo del futuro”, en una especie de premonición de que en el mundo sucederá lo mismo que les pasó a ellos.

Ellos ya han visto cómo termina esta película, saben que han sido traicionados por sus propios políticos y que si esto no se pelea se va a perder.

Es que esta guerra no se va a ganar acabando con lo que sucede en Venezuela, esto se va a ganar cuando la consciencia de los estadounidenses se despierte.

Los americanos no entendían que estábamos bajo amenaza no solo con redes terroristas… el terrorismo es solo una táctica no es una estrategia. Nadie pensaba que nos iban a destrozar por adentro, nadie estaba consciente de esto. Cuando el estadounidense se dé cuenta de que estamos bajo ataque, en ese momento los enemigos tendrán que tener cuidado porque este país no es débil.

Estados Unidos es el único país en el mundo que se rebeló exitosamente contra un imperio; es una de las pocas revoluciones que dio prosperidad y paz a su pueblo. Cuando se den cuenta de eso, los americanos van a asegurarse de que China, Rusia, Irán y Venezuela no ganen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

La merchandise de Alexandria Ocasio-Cortez: justicia social a precios de Ralph Lauren

Next Article
Trump

Administración Trump añade 4 compañías chinas a la lista negra del Pentágono

Related Posts
Total
0
Share