fbpx
escasez de semiconductores

Estados Unidos enfrenta escasez de semiconductores

Durante solo el 2020 la industria de semiconductores creció un 6.5 %

La industria automovilística en Estados Unidos pasa por una escasez de semiconductores. Así lo revela el último reporte de ganancias de Ford, donde advierte que la escasez de este producto «ha empeorado» debido al incendio de una planta de uno de sus proveedores en Japón, en marzo.

Por cuenta de la escasez de semiconductores Ford espera que se retrase el 50 % de su producción en el segundo trimestre del 2021, después de haber perdido hasta el 17 % de la producción en el primer trimestre. Durante la segunda mitad de este año espera perder hasta el 10 % de su producción y que hasta 1.1 millones de vehículos se queden sin producir. Lo que afectará sus utilidades, que espera se disminuyan en más de 2,500 millones.

Los semiconductores, aquellos pequeños chips que hacen funcionen casi todos nuestros electrodomésticos, maquinaria y tecnología moderna, enfrentan una escasez global que afectará a todas las industrias modernas, desde los fabricantes de autos, pasando por los fabricantes de neveras y lavadoras, hasta los fabricantes de smartphones y aviones. Los semiconductores son cruciales para el funcionamiento de la economía moderna.

La industria automotriz ha sido una de las principales afectadas por la escasez de semiconductores. (EFE)
La industria automotriz ha sido una de las principales afectadas por la escasez de semiconductores. (EFE)

¿A qué se debe la escasez de semiconductores?

En la industria de los semiconductores o microchips, como también se le conocen, hay dos tipos de compañías: las fables y las foundries. Las primeras se dedican al diseño de los chips y las otras a fabricarlos. También existe compañías que diseñan y fabrican los semiconductores, conocidas como fabricantes integrados de dispositivos, como es el caso de Intel.

El problema es que cada vez más compañías se han adaptado al modelo fable y subcontratado la producción de semiconductores a un número concentrado de compañías como Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) o Samsung. Estados Unidos es el responsable del 47 % de las ventas de semiconductores en el mundo, pero solo el 12 % de estos se fabrica en el país.

La escasez de suministro en parte se debe al crecimiento del uso del internet durante la pandemia. (EFE)
La escasez de suministro en parte se debe al crecimiento del uso del internet durante la pandemia. (EFE)

Con una industria concentrada en unos pocos fabricantes, llegó la COVID-19 y con ella las cuarentenas. La pandemia forzó a la gente a trabajar, estudiar, entretenerse y básicamente realizar todas sus actividades desde casa. Las personas comenzaron a comprar nuevos equipos de computadora, nuevos electrodomésticos, demandar más videojuegos y a consumir más Internet.

Los negocios de tecnología tuvieron que idearse cómo proveer mejores servicios para esta infraestructura digital que demandaban las cuarentenas y el gasto en computación clouding se disparó.

Con una cadena de suministros operando a media capacidad por los cierres económicos debido a la pandemia y una demanda creciente de semiconductores por parte de las compañías tecnológicas, se cocinó una receta que llevaría a la escasez.

Solo durante el 2020 la industria de semiconductores creció un 6.5 %, pasando de un mercado de 412,300 millones en 2019 a un mercado de 439,000 en 2020. En comparación con diciembre del 2019, las ventas de semiconductores en 2020 crecieron un 8.3 %.

Una industria que particularmente ha presionado la demanda de semiconductores ha sido la automovilística. Los automóviles cada día son productos más avanzados, con más tecnología para mejorar la experiencia del usuario, aumentando su dependencia de semiconductores para brindar esa experiencia.

El presidente Joe Biden anunció que tomará medidas para atender la escasez de semiconductores en Estados Unidos. (EFE)
El presidente Joe Biden anunció que tomará medidas para atender la escasez de semiconductores en Estados Unidos. (EFE)

De hecho, los fabricantes de autos hoy son los que enfrentan las peores restricciones por la escasez de semiconductores. No solo Ford se ha visto obligado a disminuir su producción por la falta de semiconductores. Audi, Volkswagen y GM también han anunciado recortes en su producción.

La guerra comercial con China tampoco ha ayudado, pues ha encarecido el costo de importar semiconductores desde el país asiático. Hoy cerca del 20 % de los diseños de semiconductores provienen de China y hasta el 10 % de la manufactura.

Biden ha anunciado que tomará acciones para volver a Estados Unidos más competitivo en la industria de semiconductores, pero tendrá que lidiar con una cadena de suministro compleja y afectada por la cuarentena. En el corto plazo no se espera que la escasez de semiconductores mejore. Incluso para el 2022 la oferta podría seguir restringida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
El American

El famoso comentarista Dinesh D'Souza recomienda El American

Next Article
Mentiras y contradicciones, El American

Mentiras y contradicciones del neomaltusianismo

Related Posts
Total
0
Share