fbpx
techo de la deuda

Estados Unidos debe expandir el techo de la deuda: Janet Yellen

La última vez que el Congreso falló en determinar los límites de endeudamiento, Estados Unidos perdió su calificación crediticia de Triple A, evaluada por Standar & Poor’s

La secretaria del Tesoro Janet Yellen advirtió que pronto el Gobierno se quedará sin dinero para pagar sus deudas, por lo que el Congreso deberá determinar antes del receso de verano si pospone la reinstauración al límite de endeudamiento del Gobierno, o eleva el techo de la deuda para que Estados Unidos pueda incurrir en más deuda para financiar sus obligaciones.

“Respetuosamente insto al Congreso proteger la completa confianza y el crédito de los Estados Unidos actuando la antes posible”, dijo Yellen en una carta dirigida a la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

El techo de la deuda es una regla fiscal votada en el Congreso que determina cuánto dinero puede pedir prestado el Gobierno para su funcionamiento.

Normalmente cuando el Gobierno alcanza dicho techo, el Congreso debe determinar si suspende el límite de endeudamiento temporalmente, o amplía el techo de la deuda para que el Estado pueda seguir respondiendo por sus obligaciones financieras. Desde su creación en 1939 al presente, el techo de la deuda se ha ampliado 98 veces por el Congreso.

La última vez que Estados Unidos falló en ampliar el techo de la deuda del Gobierno a tiempo fue en el 2011, cuando Timothy Geithner era secretario del Tesoro. (EFE)

En julio de 2019 el Congreso votó por suspender el techo de la deuda hasta 31 de julio del 2021, para que el Gobierno de los Estados Unidos pudiera refinanciarse. Con la llegada de la pandemia el Gobierno expandió el gasto fiscal con tres planes de estímulo y Estados Unidos expandió su deuda a niveles que superan la deuda adquirida durante las dos guerras mundiales juntas.

Antes de la suspensión del techo de la deuda, este estaba establecido en $22 billones, sin embargo, con la restauración de la norma el límite estaría fijado en alrededor de $28 billones. La última vez que el Congreso falló en determinar los límites de endeudamiento, en 2011, Estados Unidos perdió su calificación crediticia de Triple A, evaluada por Standar & Poor’s.

¿Qué sucedería si el Congreso no eleva el techo de la deuda o lo suspende a tiempo?

En caso de que el Departamento del Tesoro se quede sin presupuesto, algunos servicios del Gobierno podrían dejar de recibir financiación, así como también parte de la deuda que tiene Estados Unidos podría dejar de ser pagada a tiempo, lo que podría encarecer el costo del crédito en Estados Unidos y por ende encarecer la deuda que hoy tienen millones de americanos y negocios, como lo advirtió en 2011 el antiguo secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

De momento, no parece que el Congreso esté a punto de llegar a un acuerdo sobre el techo de la deuda, por lo que Yellen ha anunciado nuevas medidas que tomará el Tesoro para que el Gobierno de los Estados Unidos pueda seguir financiando su funcionamiento.

A partir del lunes, el Departamento del Tesoro suspenderá la reinversión en un número de fondos de pensión para empleados públicos y trabajadores del servicio postal. El Departamento del Tesoro tiene otros recursos a la mano para sostenerse por un tiempo sin la necesidad de emitir más deuda. No obstante, los expertos estiman que el Tesoro podría quedarse completamente sin dinero para otoño, antes de que termine el año fiscal.

Por la pandemia y los cierres, los ingresos del fisco todavía son inciertos, la Oficina de Presupuesto del Congreso espera que el recaudo aproximado sea de $3.8 billones y el déficit anual de $3 billones.

El futuro del techo de la deuda está sujeto a otras dos negociaciones en el Congreso

En estos momentos la aprobación de un nuevo techo está sujeta a otros factores de negociación que se discuten en el Congreso. Todavía demócratas y republicanos se encuentran en medio de la negociación de un paquete bipartidista de $1 billón para modernizar la infraestructura del país.

Las negociaciones del plan de infraestructura coinciden con la propuesta de los demócratas de lanzar una resolución de presupuesto de $3.5 billones para financiar los programas propuestos por la administración Biden-Harris en lo que respecta a los cuidados de primera infancia, la expansión del medicare y subsidiar el uso y desarrollo de energía renovable.

Los republicanos no están muy ansiosos por expandir el techo de la deuda, mientras que los demócratas planean incluir esta expansión en su resolución de presupuesto de $3.5 billones. (EFE)

Aunque dispuesto a llegar a un acuerdo con respecto al plan de infraestructura, los republicanos no parecen estar dispuestos a dar concesiones con respecto a la extensión de presupuesto propuesta por los demócratas. La expansión del techo de la deuda o la extensión de su exclusión dependerá en buena medida de como avancen las negociaciones con los demócratas en estos otros dos proyectos de ley.

El jefe de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo el 21 de julio que dudaba que los miembros del Partido Republicano votaran a favor de incrementar el techo de la deuda.

Por el lado de los demócratas, todavía no es claro si incluirán la ampliación del techo de la deuda en la resolución de presupuesto que planean aprobar a través del procedimiento de reconciliación donde la vicepresidente Kamala Harris podría inclinar la balanza a favor en caso de un empate en las votaciones en el Senado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
certificado digital, el american newsroom puerto rico

Puerto Rico: anuncian fondos para creación del certificado digital de vacunación

Next Article
Mensah-Stock, El American

Tamyra Mensah-Stock: oro olímpico y orgullosa representante de Estados Unidos

Related Posts
Total
0
Share